¿Qué hacer si el niño se pierde en la playa?

¿Qué hacer si el niño se pierde en la playa?
comparte

A esta edad, es fácil que los niños se despisten y se pierdan, sobre todo en lugares como la playa o la piscina. ¿Quién no ha oído más de una vez a los socorristas anunciando que se ha extraviado un niño? Antes de volverte loco buscando a tu pequeño entre la multitud, aprende qué hacer para evitarlo y cómo reaccionar si, a pesar de todo, tu hijo se pierde

No te puedes perder ...

¿Cómo hacer que el bebé se mueva?

¿Cómo hacer que el bebé se mueva?

A partir de la semana 18 de embarazo, más o menos, empiezas a notar los movimientos de tu bebé dentro de ti, una sensación maravillosa pero también un poco estresante ya que, en cuanto pase un rato sin notarle, empezarás a preocuparte pensando si le pasa algo. Para que no te vuelvas loca, te damos unos sencillos trucos para hacer que el pequeño se mueva.

Es mejor prevenir…

Todos nos hemos perdido alguna vez de pequeños en el supermercado, en la playa, por la calle… pero, afortunadamente, nuestros padres nos encontraron rápidamente. Aunque sólo sean 5 minutos, se pasa un mal rato horrible, y a los niños les parece una eternidad.  

Está claro que la única fórmula para no extraviar a tu hijo es no perderle de vista ni un momento, pero a esta edad, resulta casi imposible. Por eso, cada vez que salgáis a la calle o vayáis a un sitio público lleno de gente, recuérdale que no debe apartarse de tu lado. Insístele en la siguiente idea: “Si te vas, me pongo triste y no sé dónde encontrarte”.

Una vez que estéis en la playa, mantenle ocupado todo el rato cerca de ti para que no tenga ganas de descubrir qué hay más allá de vuestra sombrilla. Llévate juegos (castillos, palas, cubos) que le diviertan.

Las mejores horas para ir a la playa con niños pequeños son las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde. El sol es menos peligroso para su piel y hay menos gente, por lo que será más difícil que le pierdas de vista y, además, tendréis más espacio para disfrutar de la arena y del agua.

Vístele con ropas llamativas –bañadores, gorros, manguitos- para que sea más fácil descubrirle entre la multitud. Lo mejor es que lleve un papel con su nombre, dirección y un número de teléfono, pero resulta bastante difícil guardar esta nota entre el bañador, por lo habrá que conformarse con enseñarle su nombre completo para que pueda decírselo a la gente que le encuentre si se pierde.

También es una buena idea situarse cerca de los puestos de socorro, por si ocurre algún accidente. Y puedes colocar un globo encima de tu sombrilla, para que se vea desde lejos y tu niño pueda verlo aunque se aleje de vosotros.

¿Cómo actuar si se ha perdido?

A pesar de nuestros esfuerzos por impedirlo es normal que un niño de esta edad se pierda. Te giras para coger el bote de crema y cuando te das la vuelta, tu pequeña, que estaba a tu lado, ¡de repente ha desaparecido! Y como en la playa, en pleno mes de agosto, la gente es lo único que sobra, por mucho que mires a los lados es imposible que encuentres a tu hija -que no mide ni un metro-, entre la multitud. En ese momento, por mucho que cueste, no hay que perder la calma:

- Tranquilízate y piensa que “el tiempo es oro”. Acude enseguida al puesto de vigilancia más cercano e informa a los socorristas de lo ocurrido; ellos se encargarán de avisar por megafonía de la pérdida de tu niño y de buscarlo.

- Pide a toda la gente que te haya acompañado a la playa que te ayude a encontrarlo. Lo más probable es que el niño no se haya alejado mucho, puesto que si se da cuenta de que se ha perdido, se quedará quieto y se echará a llorar.

- Una vez que lo encontréis, no le regañes ni le castigues, puesto que él no es consciente de lo que ha hecho y probablemente lo haya pasado peor que tú. Si está llorando, cálmale y reconfórtale.

- Ya en casa, y más tranquilos, explícale que no debe alejarse de ti porque se puede volver a perder, pero no le metas miedo ni le digas que le puedes perder para siempre o que alguien se lo puede llevar. Aún es muy pequeño y necesita confiar en los adultos y sentirse seguro para ser feliz.
 

Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura de tu hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuente: 

Blog EnFamilia de la AEP: "Vacaciones con los niños. ¿Qué debo saber?", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/vacaciones-con-ninos-que-debo-saber

Fecha de actualización: 20-08-2009

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>