×
  • Buscar
Publicidad

Mochilas escolares seguras para su espalda ¿cómo elegirla?

Mochilas escolares seguras para su espalda ¿cómo elegirla?

Las mochilas forman una parte importante de la salud de la espalda de los niños en edad escolar. El peso que lleven en ella, cómo la lleven ajustada o cómo sean las asas son algunos de los aspectos que hay que atender. Vamos a ver cómo elegir una buena mochila para su espalda para, al menos, tener una parte conseguida.

Publicidad

Indice

 

¿Cómo elegir la mejor mochila para tu hijo?

Empieza el nuevo curso y, ya sea para la guardería o para el colegio, la mochila es uno de los básicos que le harán falta a tu pequeñ@. Además de transportar el material de tu hijo, este básico es un factor importante en la salud de la espalda de tu hijo. Como establecen desde la Asociación Española de Pediatría (AEPED), su uso inadecuado puede dañar los músculos y articulaciones y ser responsable de dolores y molestias de cuello y espalda.

Material fácilmente lavable. Su mochila se va a ensuciar, eso es un hecho. Una mochila con un material tipo lona o impermeable será lo más práctico para poder limpiarla de vez en cuando, proteger su interior y garantizar la mejor higiene.

No te puedes perder ...

Ventajas de la televisión para los niños

Ventajas de la televisión para los niños

Si bien es cierto que el consumo moderado de la televisión, junto con una elección adecuada de los programas según su edad y los contenidos, puede ayudar al progreso de los más pequeños de la casa, pasar muchas horas delante de la televisión puede ser perjudicial para el desarrollo y la salud de los niños.

Y tambien:

Tiras ajustables y anchas. La mochila debe ir pegada a la espalda para evitar dañar los hombros y cervicales o las lumbares. Busca una mochila que sea acorde a su talla para garantizar que no la llevará colgando como un peso muerto. Además, unas tiras anchas y acolchadas permitirán proteger sus dorsales y sus hombros.

Tamaño. No la busques demasiado grande. Piensa que un niño de 20 kg debería llevar una mochila de un máximo de 2-3 kg, siguiendo la recomendación del 10% de peso que dan los pediatras. Además, para no sobrecargar la zona lumbar, la parte baja de la mochila debe quedar unos pocos centímetros por debajo de la cintura. Por otro lado, el viejo truco de llevar maletas o bolsos pequeños para llevar menos objetos funciona. Cuando más grande es el envase, más pretendemos llenarlo con “por si acasos”. Lo mismo ocurre con la mochila de tu hijo. Si tiene que llevar comida al colegio, prueba una bolsa térmica que pueda llevar aparte de la mochila para repartir el peso, o usa en su mochila normal fiambreras que tengan un buen sistema de cierre para evitar accidentes.

Diseño divertido. Con formas y colores divertidos, con dibujos, con su superheroína favorita… Busca una mochila que le encante llevar a tu hijo y ya tendrás algo ganado.

Si optas por las de ruedas... Intenta no cargarlas demasiado para evitar problemas musculo-esqueléticos al arrastrarlas. Lo ideal es que las lleven delante, empujándolas.

 

Algunas recomendaciones para la salud de su espalda

- Se recomienda que el peso de la mochila no supere el 10% del peso de tu hijo, pero a menudo esta recomendación no es cumplida y los niños llevan mochilas que superan, de media, en varios kilos el límite recomendado. Así lo corroboró, por ejemplo, un estudio del Colegio Profesional de Fisioterapeutas llevado a cabo entre niños de 6 a 8 años.

- Llevar en la mochila sólo lo necesario para cada día.

- Dividir los libros en fascículos. Los libros son la parte más importante de carga en las mochilas. Muchas agrupaciones de padres y educadores están pidiendo que estos se editen en fascículos mensuales o trimestrales para que los niños no lleven carga innecesaria. Mientras tanto, puedes hablar con su profesor/a sobre la posibilidad de hacerlos fascículos manualmente (con fotocopias o dividiendo el libro, por ejemplo)

- Colgar la mochila de ambos hombros y ajustada.

- Inculcar ejercicio físico en tu hijo desde pequeño. Un cuerpo con bajo tono muscular (poco ejercitado) es muchos más fácil que sufra lesiones de espalda y tenga peor higiene postural, ya que los músculos apenas apoyan y protegen la columna.  


Fecha de actualización: 29-06-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.