¿Cómo dejar el chupete?

¿Cómo dejar el chupete?
comparte

Desde que a tu hijo le salen los primeros dientes, es recomendable que deje de usar el chupete, ya que éste puede afectar a su dentición. No obstante, si todavía le ves muy pequeño, empieza a limitar su uso sólo a cuando duerme o está triste, para que cuando cumpla los 2 años, el chupete sea un recuerdo lejano

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

Las mantitas de sueño, los peluches o los doudou (dúdú), son un recurso que se utiliza frecuentemente en los niños para ayudarles a dormir, por eso también se les puede llamar “mantitas o trapitos de apego”, “mantitas de seguridad” o “juguetes de apego”, entre otras variedades. El bebé siente seguridad cuando tiene esta mantita porque le recuerda a casa, a lo seguro, a sus padres, a su vida feliz y a que le cuidan y le protegen.

Aunque no todos los expertos están de acuerdo en la edad a la que se debe suprimir el chupete, la mayoría pone de límite los 2 años. Más allá de esta edad, puede llegar a deformar la parte del paladar duro o provocar deformaciones dentarias, como que el maxilar superior se desplace hacia delante o que al cerrar la boca los dientes superiores no coincidan con los inferiores. Además, el chupete dificulta el habla y abandonar su uso supone un paso más en el desarrollo psíquico del niño.

Lo mejor es ir poco a poco. Ármate de paciencia y no le fuerces ni te obsesiones con el tema, si el niño te nota nervioso, le traspasarás los nervios, haciéndole más dependiente del chupete.

Empieza por restringir su uso a momentos puntuales: cuando duerme, si está enfermo o triste, si se ha hecho daño… Y gradualmente, ve acostumbrándole a no depender de él para superar los malos tragos.


Consejos y trucos

- Ofrécele un juguete para succionar, así olvidará el chupete y no lo sustituirá por el dedo.

- Cámbiale el chupete por vasos para sorber. Fomentará el desarrollo de la coordinación entre la vista y las manos.

- Dile que ya es mayor y que sólo los niños pequeños usan chupete.

- Si se duerme con él, quítaselo suavemente para que pierda la costumbre de tenerlo todo el rato en la boca.

- Dosifica las ocasiones que pasa con el chupete, dáselo, por ejemplo, sólo para dormir o cuando esté verdaderamente desconsolado. Y elógiale si lo consigue.

- Hazle un pequeño agujero o cósele con un par de puntadas la tetina. La sensación áspera al chuparlo le desagradará y dejará de gustarle.

- Ocúltaselo de la vista cuando no lo esté usando, para que no se acuerde de él.
De cualquier forma, es casi seguro que el niño deje el chupete por sí mismo a medida que vaya creciendo. Si comienza a ir a la guardería, posiblemente lo haga antes y sabrá que al cole no le dejan llevarlo.


¿Cuándo preocuparse?

Si a pesar de haber seguido al pie de la letra todos los consejos, tu hijo sigue siendo un “adicto” al chupete, puede estar expresando que se encuentra estancado en una etapa vital y que no está progresando a la siguiente. Quizá vuelva a ese placer primitivo por alguna insatisfacción afectiva, una dificultad para asimilar separaciones, falta de afecto físico, celos por la llegada de un hermanito, problemas de adaptación en la guardería...

Hay que fijarse en cuándo chupa: después de un ataque de celos, por aburrimiento, cuando tiene sueño... Préstale atención para averiguar la causa y poder solucionar el problema.

 


Te puede interesar:
El control del peso del bebé permite de una manera rápida y precisa si el bebé está creciendo adecuadamente en relación a otros de su misma edad.


Fuente: 

Blog EnFamilia de la AEP: "Chupete", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/chupete

Fecha de actualización: 25-02-2008

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>