Comienza el cole sin problemas

Comienza el cole sin problemas
comparte

La decisión de apuntar al pequeño de la casa a la guardería o al colegio es una de las más importantes que deben tomar los padres y por ello es normal estar preocupado o sentir miedo

Las fisioterapeutas pediátricas, Celia López y Paula Gómez junto con la marca de pequeña puericultura Tigex, te ofrecen algunos consejos para facilitar la adaptación del niño al entorno escolar.

 

Cuando ya hemos tomado una determinación es necesario saber que cualquier sentimiento de inseguridad es indirectamente percibido por el niño. Por tanto, lo primero que hay que tener en cuenta para que el pequeño sienta que la escuela es un buen lugar es que él mismo os vea contentos y relajados con la decisión que habéis tomado.

 

Una vez adoptada esta postura conseguir que el primer día lectivo transcurra con normalidad resultará mucho más sencillo, sobre todo si se llevan a la práctica estas recomendaciones:

 

Las 4 reglas de oro para el inicio del curso escolar

 

1. Preparar al pequeño con antelación para que vaya haciéndose a la idea de cómo será su nueva experiencia.

Para ello, los días previos al inicio de la guardería o el cole, los padres deberán describirle al niño cómo es el lugar al que va a ir, qué va a encontrarse allí e incluso, si es posible, llevarle a conocer la escuela y a su profesora antes de empezar el curso. El objetivo es que vaya familiarizándose con el ambiente poco a poco y no se encuentre de golpe en un lugar desconocido para él. También puede ser útil despertarle por la mañana en los días anteriores al inicio de la escuela cada día un poco más temprano, así se irá acostumbrando y el primer día no será un cambio tan brusco. Muchos pasan de levantarse a las 12 de la mañana a madrugar a las 7. Si se habitúan, no les resultará tan duro el primer día y se podrá evitar que asocien el colegio con algo negativo.

 

2. ¡Que participe en los preparativos!

Es recomendable que le hagáis partícipe de los preparativos, por ejemplo, dejándole que escoja alguna cosa que vaya a usar en el colegio. De esta manera él se sentirá mayor por poder decidir y comenzar la guardería se convertirá en algo divertido y todo un reto.

 

3. Contadle qué hará en su primer día.

Relatarle al niño cómo se va a desarrollar la jornada en la guardería es una fantástica manera de quitarle el miedo a lo desconocido: “vas a llegar y te darán el desayuno, luego jugarás con la profe, comerás, irás al patio, dormirás la siesta”. Realizar las actividades escolares será toda una novedad para él, y vosotros deberéis ayudarle a sentirse seguro llevándole divertidos utensilios para comer o descansar.

No es mala idea llegar al colegio con un poco de antelación y que sea de los primeros, así verá llegar a todos los compañeros y no se sentirá tan observado como si llega el último y están todos allí.

 

4. Y lo más importante… “Luego mamá volverá a por ti”.

Los primeros días es probable que el niño se quede llorando y eso es algo normal, sin embargo, los padres deben hacer un esfuerzo por mostrarse contentos y tranquilos, convencidos de que se queda en un buen sitio. Es muy importante NO marcharse de la escuela en un momento en el que el niño no se dé cuenta de la marcha porque luego es peor: SIEMPRE es necesario despedirse, se quede llorando o no, y decirle cariñosamente “hasta luego”, recordándole que “luego mamá volverá a por ti”.

Para que la despedida no sea tan traumática puedes dejarle con él su juguete favorito.
 


Fuente:

Celia López y Paula Gómez, fisioterapeutas pediátricas.

Tigex.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×