¡Que viene el Ratoncito Pérez!

¡Que viene el Ratoncito Pérez!
comparte

Alrededor de los 5,5 años empiezan a caerse los dientes de leche. Un día el niño se levanta y descubre que uno de sus dientes se mueve ligeramente hacia delante y hacia atrás. Ese es el primer paso para que se vaya aflojando hasta que se cae definitivamente, proceso que puede durar unas cuantas semanas

¿Qué es el coaching maternal?

¿Qué es el coaching maternal?

Antes de nada conviene explicar por encima qué es el Coaching, un concepto que tanto se repite en la actualidad, pero con el que no todo el mundo está familiarizado. El coaching (del inglés to coach: entrenar, enseñar, adiestrar) se entiende en el mundo empresarial como un método de entrenamiento o de ayuda, en el que la figura del coach acompaña a una persona en todos los pasos del proceso de conocimiento de sí mismo, de aceptación y en la labor de asumir responsabilidades, y entre muchas de las cosas y campos que abarca, tiene dos objetivos claros: Toma de conciencia y toma de responsabilidad.

Esto sucede porque el diente que permanecía oculto bajo la encía, comienza a empujar al otro para hacerse con su hueco, desgastando las raíces de los de leche. Este proceso no suele doler, a veces el niño puede notar alguna molestia e incluso sangrar levemente.

En ocasiones, el diente definitivo erupciona al lado del diente de leche y no debajo de él, por lo que no desgastará su raíz y aparecerán en boca los dos, formando una doble fila de dientes. Esto es más frecuente en los incisivos. Si lo observamos debemos ponerlo en conocimiento del odontólogo para darle “un empujón” y que así termine de caer.

Otro factor a tener en cuenta es que los dientes permanentes que van saliendo son más grandes que los de leche, por lo que la separación que éstos tenían entre sí desaparece cuando caen. Los dientes nuevos no siempre están bien colocados, pues al ser de mayor tamaño que aquellos a los que sustituyen, no tienen espacio suficiente para posicionarse correctamente y salen “por donde pueden”. Por ello en el transcurso de cambio de dentadura los dientes pueden estar torcidos, aunque cuando se completa generalmente se van alineando un poco por sí solos.

Estamos en unas etapas de “dentición mixta”, periodo en el que encontramos en la boca dientes temporales y dientes definitivos al mismo tiempo.

 * La dentición Mixta Primera Fase se da cuando la boca tiene, hacia los ocho años, una mezcla de dientes permanentes (cuatro incisivos superiores y cuatro inferiores, junto a los primeros molares) y dientes temporales (caninos junto a los primeros y segundos molares de leche).

  * La dentición Mixta Segunda Fase sucede hacia los once años, cuando aparecen los caninos definitivos inferiores, los primeros premolares superiores (sustituyendo a los primeros molares temporales), los inferiores, segundos premolares superiores e inferiores (sustituyen a los segundos molares de leche).

* No será hasta los doce o trece años cuando caerán los últimos dientes de leche, los caninos superiores.

* Y aún habrá más cambios, con los niños mayores y el segundo molar permanente, y ya unos años después con la muela del juicio, que no siempre aparece.

El orden no es exacto y depende de cada niño:

Dientes inferiores:

- Incisivo central: 6 años.

- Incisivo lateral: 7 años.

- Canino: 9 años y medio.

- Primer molar: 11 años.

- Segundo molar: 11 años.

Dientes superiores

- Incisivo central: 7 años y medio.

- Incisivo lateral: 8 años

- Canino: 11 años y medio.

- Primer molar: 10 años y medio.

- Segundo molar: 10 años y medio.

Una vez se caen todos los dientes de leche y salen sus sustitutos permanentes, gradualmente van saliendo también el resto de dientes que faltaban en la dentición temporal:

<- Primer premolar: 10-12 años.

- Segundo premolar: 10-12 años.

- Tercer molar (o muelas del jucio): 17- 21 años.

¡Que viene el Ratoncito Pérez!

El Ratoncito Pérez es un personaje de leyenda muy popular entre los niños hispanoamericanos y españoles. Cuando a un niño se le cae un diente lo coloca debajo de la almohada mientras duerme y, según la tradición, este personaje se lo cambia por un regalo.

El origen del Ratoncito Pérez se debe a una historia producto de la imaginación del jesuita Luís Coloma (el autor de Pequeñeces, Jeromín y otras piadosas y edificantes piezas). Desde Palacio, allá por 1894, pidieron al padre Coloma que escribiera un cuento cuando a Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, se le cayó un diente. Coloma lo presenta como un bonachón personaje que muestra al Rey Buby (apodo con que la Reina María Cristina llamaba a su hijo) las miserias de los pobres, antes de depositar un toisón de oro en su ilustre lecho.

El ratón vivía con su familia dentro de una gran caja de galletas, en el almacén de la entonces famosa confitería Prats, en el número ocho de la calle del Arenal, en el corazón de Madrid, a unos cien metros del Palacio Real. El pequeño roedor se escapaba frecuentemente de su domicilio y, a través de las cañerías de la ciudad, llegaba a las habitaciones del pequeño rey Bubi I (Alfonso XIII) y las de otros niños más pobres que habían perdido algún diente, despistando a los gatos, que siempre estaban al acecho.

Esta tradición es prácticamente universal aunque adopta formas diversas en distintas culturas. Se le reconoce como "Ratoncito Pérez" en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de México y Chile en donde se le dice "el Ratón de los Dientes" y en Argentina, Venezuela, Uruguay y Colombia simplemente "El Ratón Pérez". En Francia se le llama "Ratoncito" (le petite souris), en Italia se le conoce como "Topolino", "Topino" (Ratoncito) o "Fatina" (Hadita) y en los países anglosajones este papel lo encarna el "Hada de los dientes" (Tooth Fairy). En Cataluña esta tarea es encomendada a "l'Angelet" (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, se encarga "Maritxu teilatukoa" (Mari la del tejado) y en Cantabria es "L´Esquilu de los dientis" (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver
×


×
×
×