×
  • Buscar
Publicidad

¿Por qué los niños deben dormir temprano?

¿Por qué los niños deben dormir temprano?

El descanso de los niños es más importante de lo que crees. Dormir mal puede incidir en su salud: serán propensos a contraer enfermedades como la diabetes, algunos problemas cardíacos o ciertos estados patológicos como la obesidad y trastornos gastrointestinales.

Publicidad

Un niño promedio tiene días muy ajetreados. Va a la escuela, cuida de sus mascotas, pasa tiempo con sus amigos, va a practicar deportes u otras actividades y hace sus tareas escolares. Al final del día, su cuerpo necesita un descanso, y el sueño permite que su cuerpo descanse para el día siguiente. 

 

Según varios estudios sobre la importancia del sueño en los niños, al dormir se activan zonas cerebrales y se logran varios beneficios, por lo que existen verdaderas razones por las que los pequeños deben irse a la cama temprano:

 

-Descanso nocturno. Durante el descanso nocturno los niños recuperan la energía suficiente para continuar con las actividades el día siguiente.

-Tiempo de sueño. Las horas de sueño permiten que el cerebro procese la información que almacena y, además, produce las sustancias químicas que necesita para funcionar. Los especialistas recomiendan entre 10 y 11 horas de sueño en los niños, ya que de esta forma tienen el tiempo suficiente para descansar y reponerse al 100%.

No te puedes perder ...

Ventajas de que los niños ayuden en casa

Ventajas de que los niños ayuden en casa

Según un estudio realizado por científicos del Centro de Investigación Nestlé en Lausana (Suiza), los niños que ayudan a elaborar sus propias comidas ingieren más cantidad de verduras y se sienten mejor, más orgullosos, más independientes y con emociones más positivas.

Y tambien:

-Dormir es fundamental. El descanso es fundamental para que los niños recuperen el humor y el ánimo.

-Dormir ayuda a crecer. Dormir favorece su crecimiento y el desarrollo del sistema inmune.

-No al Alzheimer. Los niños que duermen temprano serán adultos con menos probabilidades de enfermedades y, sobre todo, no correrán el riesgo de sufrir Alzheimer.

 

Los estudios dicen que los niños que no tienen una hora regular y fija de irse a dormir pueden tener más problemas de comportamiento. Algunos investigadores de Londres realizaron un estudio en el que reunieron a más de 10.000 niños de 3, 5 y 7 años, y descubrieron que esta falta de patrón en el sueño, es decir, aquellos niños que no tenían hora fija de irse a dormir empeoraban su conducta a medida que iban creciendo. Sin embargo, aquellos que cambiaron para tener horas más regulares de sueño mejoraron su comportamiento.

 

Otro estudio, elaborado por Jon Quarch, del Instituto de Investigación Infantil Murdoch en Melbourne (Australia), afirmó que dormir temprano a los niños, es decir, acostarles a las 20:30h, mejora la salud de los niños y también la de los padres. Descubrieron que los niños que se iban a la cama más temprano tenían una mejor calidad de vida y una mejor salud, comparada con otros niños que no lo hacían. Además, sus padres tenían un menor nivel de estrés y también un mejor estado de salud

 

Recomendaciones para evitar trastornos en el niño:

 

-Todos a la cama. Armar un escenario de tranquilidad, en donde parezca que todos están dormidos, ayudará al niño a que duerma a una hora adecuada.

 

-Leer antes de dormir. Una de las practicas más utilizadas desde hace ya varios años, es contarles un cuento a los niños antes de dormir.

 

-Luz amarilla. Algunos médicos recomiendan que la iluminación de la casa sea un color amarillo, ya que este color relaja y estimula la llegada del sueño.

 

-No interrumpir el sueño. El sonido de un celular o algo que ocasione mucho ruido puede perturbar el sueño de los niños.

 

Fuente: http://www.ucl.ac.uk/news/news-articles/1310/141013-bedtimes-linked-to-behavioral-problems-in-children

 

 

 

 


Fecha de actualización: 14-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.