¿Puede un niño tomar café descafeinado?

¿Puede un niño tomar café descafeinado?
comparte

A la mayoría de los padres nunca se les ocurriría ofrecer a sus hijos una taza de café, pero es posible que les sirvan por costumbre refrescos que contienen cafeína. Hay alimentos y bebidas con cafeína por todas partes, por eso es conveniente reducir al máximo el consumo de esta sustancia, sobre todo en los niños más pequeños ya que puede ser perjudicial.

La cafeína, también denominada teína, guaranina o mateína, es un constituyente natural presente en más de 60 especies de plantas, aunque también se puede fabricar de forma artificial y añadirse a algunos alimentos. Se encuentra en la dieta diaria contenida en bebidas como el café o el té, el chocolate y algunos refrescos. Se podría considerar la sustancia estimulante de mayor consumo y la más socialmente aceptada a nivel mundial.


La cafeína es un polvo inodoro, incoloro y amargo que se relaciona farmacológicamente con los psicoestimulantes y afecta por igual a los niños y a los adultos. Estimula el sistema nervioso central y, a dosis reducidas, hace que las personas se sientan más alerta y con más energía.


El café es el producto que contiene la cantidad más alta y variable de cafeína en la dieta (0.8-1.8%). La dosis de cafeína del café depende de las diferencias genéticas de los granos, así como del tiempo y la forma de preparación, oscilando entre 30 y 175 mg por 150 ml. El café descafeinado contiene entre 2 y 8 mg por 150 ml.


Tanto en los niños como en los adultos, un exceso de cafeína puede provocar inquietud y nerviosismo, molestias estomacales, dolores de cabeza, dificultad para concentrarse, dificultad para conciliar el sueño, aceleración del ritmo cardíaco, incremento de la tensión arterial.

Cuándo puede ir un niño en moto

Cuándo puede ir un niño en moto

De unos años a esta parte el número de motos que circula por las ciudades ha aumentado considerablemente. Los beneficios de utilizar este medio de transporte en una ciudad son de sobra conocidos, pero la duda se plantea cuando queremos llevar a un niño con nosotros. ¿A partir de qué edad puede ir en moto un niño como pasajero?


Si bien a los niños le da curiosidad tomar café como sus padres, a continuación, se mencionarán otros motivos para limitar el consumo de cafeína en la población infantil: los niños suelen tomar la cafeína que contienen los refrescos de cola y de otro tipo. Los niños que consumen una o más bebidas con azúcar de 355 mililitros al día tienen un 60% más de probabilidades de ser obesos ya que las bebidas con cafeína suelen contener calorías vacías, es decir, calorías que no proporcionan ningún nutriente y los niños que se llenan con este tipo de bebidas no obtienen las vitaminas ni los minerales que necesitan, lo que los expone a sufrir deficiencias nutricionales. Así mismo, los niños que beben demasiados refrescos con cafeína pueden no recibir el calcio que necesitan procedente de la leche para desarrollar unos dientes y unos huesos fuertes. Beber demasiadas bebidas con cafeína y azúcar puede producir caries debido a su elevado contenido en azúcares y a la erosión del esmalte dental provocada por su acidez. La cafeína también es un diurético que hace que el organismo elimine agua a través de la orina, lo que puede contribuir a la deshidratación.


Si tu hijo está acostumbrado a tomar café, detener el habito del consumo de cafeína súbitamente puede desencadenar síntomas de abstinencia (dolores de cabeza, molestias musculares, depresión de carácter temporal e irritabilidad), sobre todo en quienes están acostumbrados a consumir grandes cantidades de esta sustancia.


Aunque el nombre de café descafeinado indique que no contiene esta sustancia, el café descafeinado contiene un pequeño porcentaje de cafeína pues ningún método utilizado hasta ahora para extraer la cafeína de los granos ha conseguido eliminarla del todo, por lo que te recomendamos que tu niño no consuma cafeína ni en pocas cantidades pues debes saber que, sobre todo en los niños pequeños, no es necesario tomar grandes cantidades de cafeína para que su consumo desencadene los efectos que se mencionaron anteriormente.


Recuerda que la persona que te guiará en la alimentación de tu hijo será tu pediatra o en su caso un nutriólogo por lo que si tienes alguna pregunta no dudes en visitarlos y ellos te guiarán para poder alimentar a ti hijo de la mejor manera.


Fuentes:

Pardo Lozano, R., Alvarez García, Y., Barral Tafalla, D., & Farré Albaladejo, M. (2007). Cafeína: un nutriente, un fármaco, o una droga de abuso. Adicciones, 19(3), 225-238. doi:http://dx.doi.org/10.20882/adicciones.303

https://kidshealth.org/es/parents/child-caffeine-esp.html

Ramírez Prada, D. M. (2010). COFFEE, CAFFEINE VS. HEALTH REVIEW OF the EFFECTS OF COFFEE CONSUMPTION IN HEALTH. Universidad y Salud, 12(1), 156-167.

Martín Cerdeño, V. J. (2007). Consumo de café e infusiones. Distribución y consumo, (95), 102-109.

Redacción: Edgar Corona

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×