×
  • Buscar
Publicidad

Prevenir la osteoporosis

Prevenir la osteoporosis

La osteoporosis está aumentando significativamente año tras año, afectando ya a más del 50% de la población anciana española. Por ello, es necesario comenzar a prevenir desde la infancia, un periodo crucial para el desarrollo de los huesos, ya que en él se desarrolla más del 90% de la masa ósea que tendrá el adulto

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es la enfermedad metabólica ósea más frecuente, definida como una enfermedad sistémica del hueso asociada a ancianos que comienza en la infancia, caracterizada por la disminución de la resistencia ósea, que facilita el desarrollo de fracturas. Su tratamiento adecuado requiere unas actuaciones farmacológicas y el abandono de hábitos tóxicos, como el alcohol o el tabaco.  

Esta responsable de la mayoría de las fracturas por fragilidad tiene un carácter epidémico y se ha estimado que afecta a 75 millones de personas en Europa, EE UU y Japón, sufriendo así una de estas fracturas entre un 30 y un 50% de las mujeres y entre un 15 y 30% de los hombres a lo largo de su vida.
 

Previniendo desde la infancia

No te puedes perder ...

La higiene en la cocina

La higiene en la cocina

La cocina –junto con el baño- es una de las zonas húmedas de la casa, por lo que concentra un mayor número de bacterias y precisa de una higiene más escrupulosa. Además, es el lugar donde se manipulan los alimentos, y una mala higiene puede afectar directamente a nuestra salud y la de nuestra familia. Conocer los puntos críticos de la cocina y saber cómo tratarlos es fundamental para evitar infecciones

Y tambien:

El hueso está compuesto, principalmente, por minerales entremezclados en una matriz orgánica que da lugar a su forma y función. De aquí la importancia de una nutrición adecuada, principalmente durante el desarrollo esquelético, para conseguir un pico de masa ósea suficiente y contar con una reserva adecuada de minerales que compense sus pérdidas en la segunda parte de la vida, lo que evitará alteraciones de la microarquitectura ósea y, por lo tanto, la facilidad para las fracturas.

Tras el aumento significativo de enfermos de osteoporosis año tras año, que en España alcanza ya a más del 50% de la población anciana, la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), con el apoyo de la Asociación Española contra la Osteoporosis (AECOS), ha decidido presentar un informe, que apoya la campaña “Alimenta sus huesos, cuida su salud”, para poner de relieve la importancia de una actuación en los primeros años de vida para reducir los casos de enfermedades óseas en el futuro.  

Según este informe, la infancia es el periodo crucial para el desarrollo de los huesos, ya que es en ella donde se desarrolla más del 90% de la masa ósea que tendrá el adulto. Por la constitución propia del ser humano, durante la edad infantil, pequeñas modificaciones en el estilo de vida y la alimentación del niño producen cambios rápidos y efectivos sobre la construcción y formación de los huesos, que pueden prevenir y evitar enfermedades óseas que darán síntomas en edades más avanzadas. De esta forma, se ha observado que mejoras en la formación ósea infantil pueden retardar la aparición de la osteoporosis trece años.

Asimismo, se ha estimado que entre el 80 y 90% del pico de masa ósea, es decir, de la cantidad total de tejido óseo alcanzado al final de la maduración esquelética, se alcanza en las dos primeras décadas de vida, pudiendo variar dependiendo de la región del esqueleto. La importancia de alcanzar un buen pico de masa ósea durante la infancia, del que dependen la densidad y calidad de los huesos de la vida adulta, reside en que éste es un mecanismo de protección frente a las fracturas por fragilidad ósea, que va a depender básicamente, además de los factores genéticos y hormonales, de dos factores potencial y fisiológicamente modificables: la nutrición y el estilo de vida, estando así íntimamente ligado a la ingesta de calcio y vitamina D en la niñez.
 

¿Cómo evitar la osteoporosis?

El aporte de calcio durante la infancia y la adolescencia es crítico para la consecución de unos huesos óptimos, y fundamental para reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas derivadas a lo largo de la vida. Por ello, las recomendaciones actuales de calcio son de 800 mg diarios en niños de 4 a 8 años y de 1.300 mg entre los 9 y 18 años. El calcio se aporta al organismo a través de la dieta, fundamentalmente a través de los derivados lácteos. Los pescados, cereales, huevos, frutas, verduras o el pan también lo tienen, aunque en menor proporción. Además, los alimentos con mucha grasa o fibra, ingeridos en la misma comida, pueden impedir su absorción.

Para la vitamina D la solución es un poco más compleja, ya que este elemento se sintetiza con la exposición solar, estando presente en muy pocos alimentos, como pueden ser los pescados azules, sardina, bonito, atún, caballa... Si no hay suficiente vitamina D no se produce la forma hormonalmente activa (calcitrol) adecuadamente y no se absorbe el calcio proveniente de la dieta, desviando así el organismo el calcio necesario para la calcificación del esqueleto y disminuyendo, por lo tanto, la calidad de los huesos.

En la mayoría de los países del mundo, la ingesta de calcio y vitamina D está por debajo de la recomendación indicada, observándose en diversos estudios epidemiológicos que los niños españoles no obtienen los requerimientos necesarios mediante la dieta ordinaria, ya que el 60% de los niños españoles tiene déficit de vitamina D y tan sólo el 10% de las niñas alcanza la ingesta correcta de calcio diaria para obtener unos huesos fuertes, sanos y resistentes en el futuro. Por lo tanto, los niños y adolescentes sanos en España tienen una ingesta insuficiente tanto de calcio como de vitamina D en una etapa crítica de su desarrollo óseo, siendo especialmente vulnerables las niñas, los intolerantes a la lactosa y los sometidos a determinadas dietas. Así, padres, educadores, médicos de familia, pediatras, endocrinólogos y nutricionistas pueden estimular activamente la salud de los huesos, apoyando en su práctica habitual el objetivo de conseguir el consumo de calcio y vitamina D necesario para los niños y adolescentes, promocionando la toma de productos lácteos suficiente y recomendada.


Fuentes:

Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO)

Asociación Española con la Osteoporosis y la Artrosis http://www.aecosar.es/

Fecha de actualización: 26-05-2020

Redacción: Silvia Paredes

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.