Piovario, piuria y otras enfermedades purulentas

Piovario, piuria y otras enfermedades purulentas
comparte

La acumulación de pus en diversas partes del cuerpo puede causar diversas enfermedades, infecciones e inflamaciones que pueden llegar a ser graves si no se tratan a tiempo. Para evitarlo, es bueno conocerlas, así como sus síntomas.

1- Piovario


Acumulación de pus en el ovario, formando abscesos en el mismo. Suele estar causado por enfermedades como la salpingitis o la pelviperitonitis. A veces es también un síntoma de la salpingolisis.


Los síntomas principales de esta enfermedad son dolor abdominal y fiebre.


El tratamiento suele ser la administración de antibióticos y antiinflamatorios, aunque habrá que tratar la causa primaria de la enfermedad.


2- Piuria


Esta palabra hace referencia a la presencia de pus en la orina, lo que significa que hay una concentración más elevada de lo normal de glóbulos blancos en la orina.


Las causas de este problema pueden ser muy diversas:


- Infección del tracto urinario, que puede afectar a la vejiga, los riñones u otras partes del aparato urinario. El principal tratamiento en esta caso son los antibióticos, que ayudan a eliminar las bacterias causantes de la infección.


- Infección bacteriana. Ciertas enfermedades de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia, pueden causar infecciones en el tracto urinario que provoquen la aparición de pus en la orina. El tratamiento también serían los antibióticos.

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

A pesar de lo que la mayoría de los padres piensan, los dientes de leche también pueden sufrir caries y otras enfermedades dentales. Por eso una higiene adecuada es fundamental desde que nacen los primeros dientes. Así, además, el niño se irá acostumbrando a lavárselos y será más fácil enseñarle a que lo haga solo y lo adopte como un hábito


- Otras enfermedades como la tuberculosis también pueden causar que las bacterias proliferen en los riñones o en la vejiga.


- Las piedras en la vejiga, el uréter o el riñón también causan piuria.


Algunos signos de piuria son orina turbia y lechosa o indicios de infección, como fiebre. Pero muchas veces la infección bacteriana del tracto urinario es asintomática, por lo que el diagnóstico puede ser complicado. La prueba primera y más común para confirmar la enfermedad es hacer un análisis de orina. Después, habrá que buscar la causa para elegir el tratamiento más adecuado.


3- Piosálpinx


En este caso la acumulación de pus se encuentra en las trompas de Falopio. La vía de infección suele ser a través de la mucosa endometrial (endometritis). Con una gran frecuencia el piosálpinx produce pelviperitonitis o un absceso tubárico. 


Generalmente esta acumulación está causada por salpingitis.


Los síntomas principales son fuerte dolor en el bajo vientre, dispareunia y fiebre. Hay sensibilidad a la palpación abdominal.


El tratamiento incluye reposo absoluto, dieta blanda, antiinflamatorios (corticoesteroides), y antibióticos.


4- Piómetra


La piómetra es una enfermedad causada por una infección en el útero que provoca la acumulación de secreciones y pus en su interior. Es muy frecuente en algunos animales como las perras, las gatas, las conejas o las hembras de hurón, pero muy raro en personas.


Los síntomas más frecuentes son:


- Descarga vaginal que puede ser sanguinolenta o purulenta (con pus) y está presente en el 85% de los casos.

- Letargia.

- Inapetencia.

- Poliuria y polidipsia.


Menos usual es la presencia de diarrea, nicturia (micción nocturna) y agrandamiento abdominal.


El tratamiento en animales es la cirugía para extirpar los ovarios y el útero. Previamente puede ser necesario administrar tratamiento antibiótico.


En mujeres se intenta siempre salvar el útero, sobre todo si no ha llegado aún a la menopausia.
 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×