Cómo afecta la edad de la mujer en la inseminación artificial

Cómo afecta la edad de la mujer en la inseminación artificial
comparte

Los problemas de fertilidad afectan a un 20% de las parejas hoy en día, una cifra que va en aumento por distintos factores acumulativos que hacen que el número de mujeres que tienen dificultades para quedarse embarazadas vaya en aumento.

Una de las causas se encuentra en la cada vez más tardía edad a la que las mujeres intentan concebir, una cifra media que no ha parado de subir en las últimas décadas, con un alarmante porcentaje de mujeres que postergan la maternidad voluntariamente hasta después de la cuarentena en lo que se ha denominado Síndrome de Penélope.

Y es que la edad de la mujer es uno de los factores que más influyen en la fertilidad femenina y en el éxito de tratamientos de reproducción asistida como la inseminación artificial. Los estudios ginecológicos establecen algunos datos preocupantes:

- A partir de los 32 años la tasa de gestación espontánea va reduciéndose de forma progresiva y disminuye de forma más alarmante a partir de los 37.

- A  partir de los 45 años el porcentaje de embarazo natural no supera el 5%.

- A partir de los 35 años aumenta el riesgo de sufrir un aborto o de que el bebé padezca algún trastorno cromosómico.

La clave está en que tanto la calidad ovocitaria como la cantidad de óvulos producida disminuye con el paso de los años, llegándose a una tasa de esterilidad de hasta un 70% pasados los 40, según la Sociedad Española de Fertilidad.

No te puedes perder ...

Síntomas en niños con Asperger

Síntomas en niños con Asperger

El Asperger es uno de los varios subtipos de autismo, un trastorno del desarrollo cerebral frecuente que tiene mayor incidencia en niños que en niñas y, como cualquier enfermedad, debe poner atención en los cuidados.

Pero, ¿qué pasa cuando se trata de la inseminación artificial? ¿Influye también la edad de la mujeres en los resultados de esta técnica? La respuesta es un sí rotundo. De hecho, al hablar de tasas de éxito en este tratamiento los profesionales diferencian entre pacientes de más y de menos de 35 años para establecer el porcentaje de embarazo. El límite para realizar esta técnica suele establecerse en los 37, ya que a partir de esa edad la tasa de gestación disminuye mucho.

Veamos por qué.

La inseminación artificial es la técnica más sencilla de reproducción asistida, ya que busca simular, con la mayor semejanza posible, el proceso natural que tiene lugar en el útero de la mujer. Este tratamiento empieza con la estimulación de la ovulación de la paciente con medicación y termina con la colocación de la muestra de semen seleccionada (0.3 cc) en la cavidad uterina bajo control ecográfico.

Es decir, la fecundación se produce en el interior del cuerpo femenino, en el mismo entorno biológico que se produciría el embarazo natural y con los mismos óvulos. A pesar de que hay una inducción de la ovulación mediante métodos farmacológicos que hace que esta mejore, a veces esa ayuda química no es suficiente y el embarazo no se produce.

Por eso, en los casos en que la inseminación artificial no funcione a causa de la edad avanzada de la mujer hay que recurrir a otras técnicas, como la fecundación in vitro, en la que el proceso se lleva a cabo en un laboratorio, bajo condiciones controladas, y las tasas de éxito son mayores.

Los años no sólo afectan a las mujeres

La edad de la mujer influye en el proceso de ovulación, por lo que los años van a ser relevantes tanto en la inseminación artificial como en el embarazo natural o en procesos en los que la fecundación no va a tener lugar en ese útero maduro, como en la ovodonación. Por eso, en España la ley sólo permite donar óvulos a mujeres de entre 18 y 35 años.

Pero el paso del tiempo no afecta sólo a la biología femenina. Aunque no se hable tanto de ello -en parte, porque su influencia no es tan definitoria como cuando se trata de mujeres-, la edad del hombre también influye en el éxito de la concepción.

De hecho, en los bancos de semen se permite, de acuerdo con la Ley de Reproducción Asistida vigente en España, que participen hombres de hasta 35 años, aunque lo ideal cuando se va a practicar una Inseminación Artificial con Donante (IAD) es que el donante de semen tenga una edad comprendida entre los 18 y los 25 años, ya que es cuando mayor poder genésico tienen los espermatozoides.

Pero no hay que olvidar que la edad no es el único factor. Por ejemplo, tanto en casos de Inseminación Artificial Conyugal (IAC) como con donante (IAD) los profesionales explican que también influye mucho el Recuento de Espermatozoides Móviles (REM) -lo ideal es que supere los 10 millones- o la permeabilidad tubárica de la mujer.



Fuente:

Instituto Ginecológico La Cigüeña, https://www.fertilidadlaciguena.es/

Fecha de actualización: 05-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>