• Buscar
Publicidad

¿Qué es la heparina en el embarazo?

¿Qué es la heparina en el embarazo?

Con el paso de los años se escucha más sobre el uso de heparina en el embarazo, ya que se receta para evitar algunas complicaciones del mismo. ¿Sabes en qué casos se debe administrar heparina durante la gestación?

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la heparina?

La heparina es una sustancia que se encuentra dentro del tejido de todos los humanos, mayormente dentro del hígado, los pulmones y los músculos.

 

No se sabe con exactitud la función que esta tiene en el cuerpo cuando es producida por este mismo, pero hoy en día se siguen realizando estudios para saber más sobre cómo utilizarla cuando es administrada.

La heparina suele usarse para prevenir la formación de coágulos de sangre, aunque también impiden que los coágulos que ya están formados sigan creciendo, pero debes saber que esta no sirve para reducir su tamaño.

Esta sustancia pertenece al grupo de medicamentos encargados de disminuir la capacidad de coagulación de sangre, es decir, anticoagulantes.

Por lo tanto, este medicamento suele ser recomendado a las mujeres que tienen ciertas características como la trombofilia o problemas de coagulación para evitar la pérdida del embarazo. Se trata de un fármaco que es seguro durante la gestación, tanto para la madre como el bebé ya que no atraviesa la placenta. Inhibe la acción de varios factores de la coagulación, además de tener cierta acción sobre las plaquetas y el sistema fibrinolítico.

La correcta circulación sanguínea en el embarazo es algo vital, ya que el bebé la necesita tanto para recibir el oxígeno como para alimentarse. Si la sangre de la placenta no circula con normalidad pueden originarse trombos, lo que hará que el bebé no pueda nutrirse como es debido o incluso puede provocar un aborto espontáneo. Es por esto que la heparina, en determinadas situaciones, sea vital para la gestación.

 

¿Por qué se usa la heparina en el embarazo?

Para saber la razón por la que se utiliza la heparina en el embarazo es necesario que comprendas la importancia de la coagulación durante esta etapa.

Como sabes, el bebé va a obtener todos lo que necesita por medio de tu sangre, ya que se encuentra en desarrollo dentro de ti, incluso el oxígeno lo obtiene del flujo sanguíneo que llega a la placenta.

Cuando la sangre del flujo sanguíneo de la placenta se ve afectada, no circula, es trombosa o no permite la oxigenación del bebé, es cuando el médico puede recomendarte el uso de este anticoagulante.

Durante el embarazo tu flujo sanguíneo va a aumentar a casi el doble, debido a que tu cuerpo está en una etapa donde requiere de muchos cuidados y capacidad de tu cuerpo para obtener un buen desarrollo en estos meses.

Al haber un exceso de coagulación pueden generarse los siguientes problemas:

- Aborto

- Hipertensión en el embarazo

- Retraso fetal

- Muerte intraútero

Un exceso de coagulación puede originar hipertensión en el embarazo, retrasos en el crecimiento fetal, preeclampsia o incluso un aborto espontáneo. Por eso, si has sufrido varios abortos es conveniente que te hagan un hemograma completo que incluya factores de coagulación para ver si sufres algún problema de coagulación o síndrome antifosfolípido.

Ciertamente la heparina de bajo peso molecular no debe ser para todas las futuras madres, sino para los siguientes casos:

1.- Antecedentes de tromboembolismos. Tu médico puede indicarte tomar este medicamento si ya has experimentado un caso de enfermedad tromboembólica o trombosis.

2.- Estudio hematológico positivo. Cuando se te haya realizado un estudio de la sangre y muestre facilidad de coagulación.

3.- Varios factores de riesgo. A las mujeres que no presentan un caso de tromboembolismos no es necesario que tomen este medicamento, a menos que tengan 3 factores de riesgo como mínimo.
 

¿Es seguro pincharse en el abdomen?

La inyección se realiza en el abdomen, y esto en las mujeres embarazadas puede resultar algo incómodo o suscitar dudas respecto a su seguridad. Pero esta punción es totalmente segura, no hay riesgo de atravesar la pared placentaria y mucho menos de dañar al feto. Asimismo, se puede realizar en los brazos o las piernas como alternativa.
 

¿Puede el parto ser vaginal si se usa heparina?

A la hora del parto, si se ha estado usando heparina toda la gestación hay que tener en cuenta una serie de consejos. Por un lado, para poder administrar la anestesia con seguridad es necesario que hayan pasado unas 12 o 14 horas (dependiendo de la dosis de heparina que esté siendo administrada) desde la última inyección. Por eso, muchas veces se elige uan fecha para la inducción del parto una vez pasada la semana 37.

Otro de los motivos por el que se decide programar una inducción al parto, más allá del uso de la epidural, es la propia patología que hizo necesaria la heparina. Algunas trombofilias tienen mayor riesgo de complicaciones, tanto maternas como fetales, en la recta final del embarazo, y por esto se les recomienda finalizar la gestación antes de las cuarenta semanas.

En cuanto al riesgo de hemorragia, el uso de heparina en dosis profiláctica (usada en el 90% de los casos) no supone un riesgo de sangrado relevante (menor al 1%).
 

¿Se debe usar heparina durante el posparto?

En el puerperio es cuando existe mayor riesgo tromboembólico para la madre, sobre todo si se tuvo que recurrir a una cesárea.

El riesgo de complicaciones tromboembólicas aumenta hacia el final del embarazo y, sobre todo, tras el parto. Aparece en 1 de cada 1.000 mujeres y el 20% de estas puede sufrir una embolia pulmonar, en algunos casos con graves consecuencias.

El riesgo de sufrir estas complicaciones es el doble en mujeres que se someten a cesáreas programadas, y aún mayor en las que terminan necesitando una cesárea urgente intraparto.

Por eso, si el riesgo es grande se puede seguir administrando heparina tras el parto.

Entre los factores de riesgo grande encontramos:

- haber tenido una cesárea urgente intraparto

- sufrir obesidad grave

- ingreso prolongado en el hospital

- tener alguna enfermedad médica importante

Y entre los factores de riesgo menores:

- tener más de 35 años

- haber tenido más de 2 hijos

- cesárea programada, sin haber iniciado parto

- inmovilidad prolongada

- haber perdido más de una litro de sangre en el parto o cesaría o has necesitado transfusión

- ser fumadora

- haber sufrido hipertensión en el embarazo

- parto largo

Si el ginecólogo considera que el riesgo es alto, la heparina debe continuar durante las 6 semanas después del parto (todo el puerperio). Si el riesgo es intermedio, puedes necesitar heparina durante la primera semana después del parto. Si el riesgo es bajo, no hace falta heparina tras el parto.


Fuente:

Revista Española de Cardiología, https://www.revespcardiol.org/es-cardiopatia-anticoagulantes-embarazo-articulo-13017860

Fecha de actualización: 18-03-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×