• Buscar
Publicidad

Tu quinto mes de embarazo

Tu quinto mes de embarazo

Ha llegado el gran momento… en torno a la semana 20ª el ginecólogo te realiza la segunda ecografía: comprueba el tamaño del bebé y ya te puede decir si será niño o niña. ¿Habéis pensado ya los posibles nombres?

Publicidad

Indice

 

Cambios en el quinto mes de embarazo

Tu volumen sanguíneo se ha incrementado en un 40% aproximadamente para poder alimentar al feto a través de la placenta, la tiroides está más activa lo que aumenta tu temperatura corporal y los niveles de sudoración… así que vístete muy fresquita. Además, el peso de tu tripa hace que tiendas a echarte hacia atrás, por lo que es importante que, para evitar dolores lumbares, poner especial cuidado en sentarte correctamente, con la espalda recta y apoyando los pies en un reposa-pies.

A partir de este mes, puede que te salgan en la piel de la cara. Estos problemas de pigmentación están causados en parte por tus cambios hormonales y en parte por el sol, así que hazte con una buena crema de protección solar y úsala a diario antes de salir a la calle, aunque el día no sea muy soleado. Además, también te saldrá la famosa línea oscura de las embarazadas que llega hasta el ombligo y que desaparecerá tras el parto.

No te puedes perder ...

Tu primer mes de embarazo

Tu primer mes de embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada, toda una serie de sentimientos contradictorios recorren tu cuerpo, desde la ilusión de estar esperando un hijo, al miedo ante las nuevas responsabilidades que esto supone. Con este calendario, TodoPapás te va dando las claves para que sepas lo que está ocurriendo en tu cuerpo en cada momento de la gestación y cómo debes cuidarte.

Y tambien:

A partir de la semana 18 o 19 es normal que comiences a notar dolores leves en el abdomen inferior, hacia la zona de la ingle, o un dolor rápido y agudo, especialmente al hacer ciertos movimientos. Este dolor está causado por el estiramiento del ligamento redondo del útero y de los músculos del alrededor. Es un dolor normal que suele durar unos segundos y desparece enseguida, por lo que no debes alarmarte.

También es posible que empieces a notar las contracciones de Braxton Hicks, las llamadas contracciones de preparación del útero para el parto. Estas contracciones se distinguen por ser irregulares, esporádicas y de baja intensidad. No son dolorosas y la sensación es similar a notar toda la tripa dura durante unos 30 a 60 segundos.

Tu tripa cada vez es más grande y ya resulta obvio que estás embarazada. La cima de tu útero está en el obligo y, desde esta semana, crece un centímetro a la semana. Es posible que tu ombligo se salga hacia afuera, algo que también volverá a su estado habitual tras el parto.

Tu bebé ya es lo suficientemente grande como para que lo notes moverse. Incluso tu pareja puede notarlo al poner la mano en tu tripa, una sensación maravillosa que, además, os permitirá saber que todo va bien. Si estás más de 24 horas sin notarlo, debes consultar al médico.

También es normal que te cueste más dormir desde este mes. Procura encontrar una postura cómoda con la ayuda de almohadas, dormir siempre de lado, preferiblemente sobre el lado izquierdo, y descansar lo más posible.

Si has tenido dolores de cabeza desde las primeras semanas, es probable que ahora se hagan más fuertes. Aunque puedes tomar paracetamol, solo se aconseja si te duele mucho. Si no, adopta medidas naturales para aliviarlos como darte una ducha, descansar en un lugar tranquilo y a oscuras o masajes.

También es normal que aumente la retención de líquidos y se te hinchen las piernas y los pies, sobre todo al final del día. Procura beber mucha agua, hacer ejercicio de manera regular y poner los pies en alto siempre que puedas para favorecer la circulación.
 

¿Cómo cuidarse en este quinto mes de embarazo?

Sigue cuidando tu alimentación para que sea equilibrada y completa, incluyendo los nutrientes esenciales que necesitáis, como hierro, calcio y vitamina D.

Debes beber unos dos litros de agua al día para evitar la retención de líquidos y no permanecer mucho tiempo de pie.

Sigue haciendo ejercicio físico de manera regular y evita el estrés y la ansiedad.

Tras la ecografía de la semana 20, cuando sepas que todo va bien y el sexo del bebé, puedes empezar a pensar el nombre, apuntarte a las clases de preparación al parto y preparar todo para la llegada del peque.

 

¿Cómo es tu bebé a los cinco meses de embarazo?

Respecto al desarrollo del bebé, durante la semana 18ª, la primera del quinto mes, nacen sus uñas y las huellas dactilares se han definido… ¡son únicas en el mundo! Además, empieza a chuparse el dedo; un hábito que puede llegar a durarle años…

Puedes notar sus movimientos siempre que está despierto… y saber cuando duerme por la ausencia de sus patadas. Algunos científicos afirman que tus hábitos de comida, sueño y los niveles de luz y ruido a tu alrededor cumplen una función fundamental para el bebé: organizar su reloj interno para que, poco a poco, se vaya adaptando a la vida fuera de ti.

Ya le funcionan las cuerdas vocales y podría llorar. Sus ojos y orejas ya han alcanzado su ubicación definitiva. Los huesos del oído interno y las terminales nerviosas del cerebro se han desarrollado lo suficiente como para que pueda escuchar sonidos internos y externos, así que debes empezar a hablarle.

Empieza a producir meconio, una sustancia negra, pegajosa, resultado de la pérdida de células, la secreción digestiva y la ingesta del fluido amniótico que será la primera caca que haga.

Al final del 5º mes, las medidas medias del feto son 26 centímetros de largo y 500 gramos de peso; pero recuerda que éstas varían mucho a partir del segundo trimestre de embarazo.

 

 


Te puede interesar:

Niño o niña en el embarazo es la duda que asalta a muchas parejas cuando desean tener un bebé. Existe una teoría que relaciona el momento de la concepción con el estado de la ovulación. La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar.

Glosario

Contracciones de Braxton Hicks

Definición:

Movimientos involuntarios e intermitentes de relajación y tensión de la fibra muscular uterina que no son las del parto.

Síntomas:

Tienen un ritmo irregular, duran menos y se producen cada más tiempo que las del parto.

Tratamiento:

Ninguno.

Fuentes: Dr. Ramón Usandizaga, obstetra. 

Regan, Lesley (2015), Tu embarazo semana a semana, Madrid, Ed. DK.

Fecha de actualización: 27-01-2021

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×