La 38ª semana de embarazo

La 38ª semana de embarazo
comparte

Tu bebé está ya listo para empezar su nueva vida fuera de tu útero y tu estarás deseando que nazca, tanto por las ganas de tenerlo contigo y verlo, como por lo molesta que te sentirás estas últimas semanas antes de dar a luz. Tranquila que ya queda poco

 

Ahora tu bebé pesa entre 2,8 y 3,4 kg y mide entre 43 y 50 centímetros de largo. Sus órganos están totalmente desarrollados y en su lugar, pero sus pulmones y cerebro -aunque bastante desarrollados como para funcionar ya- seguirán madurando en su niñez.

Como ha tragado líquido amniótico, sus intestinos han acumulado material de desecho que se llama meconio. El meconio es una sustancia negra pegajosa que será lo que primero expulse de sus intestinos después del nacimiento.

¿Tienes ganas de saber de qué color son los ojos de tu bebé? Aún no podrás saberlo ya que aunque tu bebé nazca con los ojos negros, probablemente luego se queden marrones. Y si son grises o azules oscuros, pueden cambiar a marrones a los 9 meses. Esto es porque los iris de un niño pueden ganar pigmento en los meses después de haber nacido, pero nunca se harán más azules (los ojos negros, verdes y marrones tienen más pigmento que los grises o azules).

Cambios en la madre

Las contracciones de Braxton Hicks pueden ser bastante fuertes durante este tiempo y puede que las confundas con las verdaderas. Pon atención. Las contracciones del parto son más fuertes e intensas.

Puede que sientas cierta rigidez en las articulaciones y una molestia en la pelvis debido a la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre tu cuerpo, paciencia que ya queda poco.

Durante estas últimas semanas te sentirás pesada, fatigada y te costará mucho moverte. Trata de comer liviano, una nutritiva alimentación basada en frutas y verduras y tomar mucho líquido, no te sobreexijas ya que esto podría acelerar el parto. 

La hinchazón de tus pies es normal en estas semanas, pero si notas cualquier hinchazón de tus manos o cara, aumento de peso repentino, dolores de cabeza persistentes o severos, la visión borrosa o manchas ante tus ojos, o dolor abdominal, llama a tu médico enseguida, porque estos son los síntomas de pre-eclampsia.

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar