×
  • Buscar
Publicidad

¿Puedo coger a mi hijo estando embarazada?

¿Puedo coger a mi hijo estando embarazada?

Cuando se está embarazada uno de los primeros consejos que se reciben es el de evitar soportar cargas excesivas.

Publicidad

Indice

 

Cargar pesos puede afectar a la espalda de la embarazada

Lo ideal sería no coger peso para eludir cualquier perjuicio, pero sabemos que esto es casi imposible. Especialmente cuando se tienen más hijos pequeños que requieren que les levantemos o sujetemos en brazos. ¿Deberíamos entonces dejar de hacerlo? Bien, levantar a un niño no va a dañar al bebé que se espera, sin embargo sí puede ser molesto o perjudicial para la madre. 

El principal y más habitual inconveniente al soportar con frecuencia cargas pesadas como pudiera ser un niño pequeño, es que la espalda se resiente. Esto se debe, por lo general, a que la transformación que sufre el cuerpo en el embarazo afecta directamente a la espalda, a la columna vertebral y a los ligamentos. 

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Cambios en el cuerpo de la embarazada

Durante la gestación el riesgo de sufrir lesiones aumenta porque los ligamentos se vuelven más laxos por la acción de las hormonas (están preparándose para el parto). Esto significa que las articulaciones son menos estables y es más fácil hacerse daño. Asimismo el centro de gravedad, con el crecimiento de la barriga y el aumento de peso, se desplaza a la parte frontal del cuerpo, elevando el riesgo de caídas por pérdidas de equilibrio. 

La espalda sufre con estos cambios, pues la curvatura de la columna vertebral se altera para compensar este cambio gravitacional. Los músculos abdominales, además, con el incremento del vientre aportan cada vez menos soporte a la columna, por lo que en esta situación levantarse o inclinarse para coger cosas puede intensificar aún más el dolor de espalda o las lesiones. 

Ahora bien, el dolor no tiene por qué ser una consecuencia inevitable del embarazo. Se puede prevenir si se toman algunas precauciones. Lo importante en estos casos, por lo tanto, es saber cómo levantar correctamente a un niño o cualquier otra carga para que nuestro cuerpo sufra lo menos posible y el feto, obviamente, no corra ningún riesgo. 
 

¿Cómo prevenir los dolores de espalda en el embarazo?

Para evitar que tu espalda se resienta en estos meses, elige la postura adecuada para evitar forzar la espalda y el vientre. Abre ligeramente las piernas de modo que los pies queden en la misma línea que los hombros. Adelanta un pie si te resulta más cómodo. Después, flexiona las rodillas y agáchate manteniendo la espalda recta hasta quedarte a la altura del niño. Dobla siempre las rodillas, no el tronco. Cógele por las axilas y levántale concentrando la presión en los muslos y evitando toda tensión en la espalda o la tripa. Colócate el peso en una pierna si hiciera falta. Reincorpórate suavemente hasta ponerte de pie, sujetando al niño lo más próximo a tu cuerpo.  Si es posible, pide al pequeño que se suba previamente a una silla, para evitar levantarlo desde el suelo.

Recuerda no levantar peso si tienes algún problema o complicación en el embarazo que sea motivo de reposo relativo o absoluto, como antecedentes o riesgo de aborto espontáneo, sangrados, preeclampsia, anemia, incompetencia cervical, contracciones, etc.

Realiza con asiduidad ejercicios suaves adaptados a tu estado que te permitan tonificar los músculos y adquirir fuerza en ciertas partes del cuerpo. Además la actividad física será muy útil para el trabajo del parto. 

Si es posible, coge a tu hijo con un pañuelo, fular o portabebés para evitar cargar demasiado ciertas zonas de la espalda.

No cojas a tu hijo durante mucho tiempo. Si se ha caído, llora o necesita tus brazos, procura sentarte y cogerlo sentada para no cargar con su peso.

 

¿Cuál es el peso máximo que se puede cargar? 

Hablar de un máximo de kilos con los que puede cargar una embarazada es difícil, puesto que depende de muchos factores. En cualquier caso, lo idóneo es hacer caso al sentido común y no soportar cargas excesivamente pesadas para nuestro cuerpo o que incrementen la presión abdominal. Y no olvidar que a medida que pasan los meses una se vuelve menos ágil y por lo tanto más vulnerable. 

 

Riesgos de cargar pesos excesivos

Aunque la posibilidad de que ocurra es muy pequeña, debemos tener en cuenta los peligros de hacer esfuerzos desmesurados. Desde los más leves como ciática o lumbago hasta otros más graves como desprendimiento de placenta, parto prematuro, aborto espontáneo, rotura de saco amniótico, etc. 

Sin embargo, recuerda que no vas a sufrir un aborto solo por coger en brazos a tu hijo. Debes evitar cargar mucho peso durante mucho tiempo, sobre todo si el embarazo es de riesgo, pero si todo va bien, no pasa nada porque lo cojas en brazos un poco, sobre todo si es menor de 2 años y no pesa todavía mucho.


Fuentes:

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Fecha de actualización: 23-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.