×
  • Buscar
Publicidad

Vestidos de embarazada

Vestidos de embarazada

Los vestidos para embarazadas, bien elegidos, son la prenda más adecuada para el embarazo, tanto en verano como en invierno. Son cómodos, favorecedores y versátiles. 

Publicidad

Índice

Lo cierto es que la oferta en el mercado de este tipo de prendas es limitada, si bien, saber antes de iniciar la búsqueda qué es lo que más adecuado para este periodo, te ayudará a encontrar el vestido perfecto.

Consejos para elegir un vestido embarazada

Los más favorecedores y agradables son los vestidos cortos o midi, holgados, de estilo trapecio, cortados a la altura del pecho o justo debajo de la tripa.

Otra opción es recurrir a vestidos de corte ancho, no diseñados específicamente para embarazadas, o a camisolas o túnicas amplias. A la hora de comprarlos ten presente que, aunque cada cuerpo es diferente, no engordarás solo de tripa. En el mejor de los casos también ensancharás de cadera y de pecho. En el peor de muslos, brazos, trasero… A veces es imperceptible a la vista pero te percatarás pronto al abrocharte la ropa de siempre.

Las prendas confeccionadas para el periodo prenatal tienen esto en cuenta y el patrón está diseñado para adaptarse a la figura premamá. Si vas a comprar vestidos normales, no ignores esto y opta por los más sueltos, amplios o elásticos en estas zonas.

Si son largos, hasta los tobillos o hasta el suelo, escógelos de corte imperio, es decir con la cinturilla por debajo del pecho. Los modelos sueltos o con corte por debajo de la tripa, te harán más ancha y te pondrán varios kilos de más, pronunciando el efecto “saco de patatas”.

En cuanto al escote, el más favorecedor es el escote en V. Tu pecho, casi desde el primer mes, aumentará de tamaño, y este es, sin duda, el escote que mejor se adapta a las nuevas proporciones.

Los vestidos con abertura frontal a la altura del busto, con escote cruzado o de tirantes son ideales para utilizarlos después durante la lactancia. Disimularán la tripa del posparto y te permitirán acceder al pecho para amamantar.

Y no te olvides de los complementos: cinturones, collares, fulares… Elige vestidos básicos de colores neutros o planos y acompáñalos de accesorios. Cámbialos cada día y parecerá otro look. Este truco es especialmente útil para fiestas, bodas u otras ocasiones especiales.

En estas situaciones, con tus nuevas curvas no es recomendable optar por modelos demasiado ostentosos, con aplicaciones, adornos o estampados grandes o llamativos (al no ser que tu estilo anterior fuera más extravagante y estés acostumbrada a ello). Nuestro consejo es que escojas un vestido liso y sencillo y lo adornes con complementos más vistosos (joyas, tocado, chal, bolso, peinado, manicura…). 
 

¿Cuándo empezar a usar ropa premamá?

No te puedes perder ...

Ya vienen los Reyes Magos y... ¿Papá Noel?

Ya vienen los Reyes Magos y... ¿Papá Noel?

Desde que nuestros padres eran pequeños, las Navidades han cambiado mucho, sobre todo en lo que a los regalos se refiere. Antes sólo venían los Reyes Magos –cuando las condiciones económicas lo permitían- con uno o dos juguetes (muñecas de porcelana, trenes de madera, pelotas de cuero) y ropa u otros utensilios útiles para el niño. Ahora, Papá Noel también trae regalos a muchos niños, aunque no a todos; y los videojuegos ganan la partida.

Y tambien:

El momento de dejar atrás tus prendas habituales y empezar a usar solo ropa especial para embarazadas depende de cada mujer, de su altura y su peso, lo que engorde en la gestación, la forma de la tripa, si quiere disimular o marcar la tripa…

Generalmente, la tripita comienza a notarse entre la semana 10 y la 12, aunque al principio será perceptible solo para ti. Pero desde estas semanas es más que probable que ya no puedas usar la ropa ajustada que usabas antes de quedarte embarazada. Sin embargo, lo normal es que puedas seguir usando otras prendas unas cuantas semanas más.

El momento de dejar atrás tu ropa habitual y empezar a usar solo prendas premamá suele llegar en torno al quinto mes de embarazo, hacia la semana 20. Desde este momento el feto, totalmente formado, comienza a crecer y engordar entre 200 y 300 gramos a la semana, lo que hace que tu útero comience a crecer mucho y tengas que usar prendas elásticas y anchas.

La parte buena en lo que respecta a los vestidos es que muchos de tus vestidos seguirán valiéndote casi todo el embarazo, sobre todo los que sean holgados o de corte imperio. Por eso, tampoco hará falta que te compres muchos vestidos en el embarazo. Incluso puedes comprarte alguno para estos meses que luego puedas seguir usando una vez des a luz. También puedes pedir ropa prestada a tus amigas o familiares para no tener que hacer un gran desembolso en ropa premamá que, generalmente, no usarás muchas veces.

Eso sí, es importante que, durante estos meses, te veas guapa y atractiva, así que la ropa es, sin duda, importante.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 09-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.