Vestidos de embarazada

Vestidos de embarazada
comparte

Los vestidos para embarazadas, bien elegidos, son la prenda más adecuada para el embarazo, tanto en verano como en invierno. Son cómodos, favorecedores y versátiles. 

Lo cierto es que la oferta en el mercado de este tipo de prendas es limitada, si bien, saber antes de iniciar la búsqueda qué es lo que más adecuado para este periodo, te ayudará a encontrar el vestido perfecto.

Echa un vistazo a nuestros consejos:

Los más favorecedores y agradables son los vestidos cortos o midi, holgados, de estilo trapecio, cortados a la altura del pecho o justo debajo de la tripa.

Otra opción es recurrir a vestidos de corte ancho, no diseñados específicamente para embarazadas, o a camisolas o túnicas amplias. A la hora de comprarlos ten presente que, aunque cada cuerpo es diferente, no engordarás solo de tripa. En el mejor de los casos también ensancharás de cadera y de pecho. En el peor de muslos, brazos, trasero… A veces es imperceptible a la vista pero te percatarás pronto al abrocharte la ropa de siempre.

Las prendas confeccionadas para el periodo prenatal tienen esto en cuenta y el patrón está diseñado para adaptarse a la figura premamá. Si vas a comprar vestidos normales, no ignores esto y opta por los más sueltos, amplios o elásticos en estas zonas.

Si son largos, hasta los tobillos o hasta el suelo, escógelos de corte imperio, es decir con la cinturilla por debajo del pecho. Los modelos sueltos o con corte por debajo de la tripa, te harán más ancha y te pondrán varios kilos de más, pronunciando el efecto “saco de patatas”.

Comprar ropa premamá

Comprar ropa premamá

Durante los primeros meses tu ropa más ancha y holgada puede servirte sin problemas, pero en cuanto tu tripa comience a crecer y crecer, necesitarás ropa especial premamá que se ajuste al nuevo tamaño de tu barriga. Actualmente existe en el mercado gran variedad de marcas y precios para que puedas seguir yendo a la moda estando embarazada.

En cuanto al escote, el más favorecedor es el escote en V. Tu pecho, casi desde el primer mes, aumentará de tamaño, y este es, sin duda, el escote que mejor se adapta a las nuevas proporciones.

Los vestidos con abertura frontal a la altura del busto, con escote cruzado o de tirantes son ideales para utilizarlos después durante la lactancia. Disimularán la tripa del posparto y te permitirán acceder al pecho para amamantar.

Y no te olvides de los complementos: cinturones, collares, fulares… Elige vestidos básicos de colores neutros o planos y acompáñalos de accesorios. Cámbialos cada día y parecerá otro look. Este truco es especialmente útil para fiestas, bodas u otras ocasiones especiales.

 

En estas situaciones, con tus nuevas curvas no es recomendable optar por modelos demasiado ostentosos, con aplicaciones, adornos o estampados grandes o llamativos (al no ser que tu estilo anterior fuera más extravagante y estés acostumbrada a ello). Nuestro consejo es que escojas un vestido liso y sencillo y lo adornes con complementos más vistosos (joyas, tocado, chal, bolso, peinado, manicura…). 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar