×
  • Buscar
Publicidad

¿Puedo usar tacones en el embarazo?

¿Puedo usar tacones en el embarazo?

Hay muchas mujeres que desean guardar el estilo hasta en su embarazo, pero a veces no toman en cuenta las dificultades que pueda traer el vestir ropa no adecuada para esta etapa, como lo son los tacones. Aquí te decimos por qué.

Publicidad

No te puedes perder ...

Beneficios y contraindicaciones del masaje en el embarazo

Beneficios y contraindicaciones del masaje en el embarazo

Debido al estrés respecto a los cambios hormonales que se producen en el embarazo, sobre todo en el primer trimestre, la mayoría de las embarazadas lo único que desean es poder relajarse. En la mayoría de las ocasiones recurren a los masajes para intentar que desaparezcan los dolores del período gestacional. Aunque parezca algo totalmente beneficioso, es cierto que también tiene contraindicaciones.

Y tambien:

Índice

 

Cambios en el cuerpo de una embarazada

Todos conocen la famosa silueta que adapta el cuerpo de una mujer embarazada, más que nada cuando esta se encuentra en sus últimas semanas ya muy cerca del parto. Evidentemente la forma que toma su cuerpo cambia de manera notoria, por lo que hay adaptarse a esta.

Podemos dividir los cambios notorios que tu cuerpo está por experimentar en 3 distintas etapas, correspondientes a los 3 trimestres del embarazo. Por ello, te explicamos lo que sucederá con tu cuerpo conforme vayas avanzando en la gestación.
 

Cambios en el primer trimestre de embarazo

Seguramente te has dado cuenta de que cuando una mujer embarazada da la noticia, a mucha gente le cuesta creérselo ya que realmente no se le nota ningún cambio notorio en estas primeras semanas. Sin embargo, sí existen ciertos cambios.

En el primer trimestre de tu embarazo se formarán los órganos vitales de tu bebé, y apenas notarás un incremento de peso ya que estos son todavía mínimos. Sin embargo, tus pechos sí aumentarán de tamaño, lo cual resentirá directamente sobre tu columna.

Cerca del final del primer trimestre, a pesar de que no se note a primera vista, tu tripa aumentará de tamaño y alguien externo podría notarlo, pero parecería que sólo subiste un par de kilos extra.
 

Cambios en el segundo trimestre de embarazo

En el trimestre anterior todavía se podía disimular sin complicación alguna que te estabas embarazada, en cambio, durante este semestre tu cuerpo experimentará cambios muy notorios y te sentirás completamente distinta.

Al final del primer trimestre tu tripa tuvo un incremento de peso ligero, sin embargo, a lo largo del segundo tendrá un cambio notorio. Es cuando la gente comienza a darse cuenta de que estás embarazada, además de que comenzarás a sentir ese peso extra en tu cuerpo.

Tu tripa no es lo único que cambia en estos meses, puesto que también puedes experimentar una leve hinchazón en tus brazos y tobillos.

Este segundo trimestre es cuando las mujeres embarazadas comienzan a cambiar su hábito en la forma de vestir, por lo que deberás considerar empezar a utilizar ropa premamá.
 

Cambios en el tercer trimestre de embarazo

El tercer y último trimestre será el punto máximo en los cambios del cuerpo de una mujer embarazada debido a que se está preparando para el momento de parir. En este momento podrás hasta haber aumentado 10 kilos sobre tu peso anterior.

En esta etapa es bueno que las mujeres embarazadas utilicen ropa más cómoda para tener una movilidad funcional, puesto que ahora su cuerpo es totalmente distinto al que estaban acostumbradas y, a veces, la postura que adoptan, quedarse paradas tanto tiempo o el tipo de zapato puede perjudicarlas en alguna zona muscular.
 

Ropa adecuada para embarazadas

Como lo mencionábamos anteriormente, el cuerpo de una mujer embarazada tendrá muchos cambios a lo largo de la gestación, por lo que tendrá que adecuar sus hábitos en todo aspecto, incluyendo el de vestir.

Hay mujeres que desde el momento en que empieza a haber cambios en su cuerpo, comenzarán a cambiar su manera de vestir. Algunas tendrán cierta dificultad por la costumbre que tenían antes de entrar a esta etapa. Otras tal vez estaban acostumbradas a usar el tipo de ropa que necesita una futura mamá.

Habiendo visto lo anterior, podemos sugerirte que utilices ropa indicada según el trimestre en el que te encuentres. En las primeras semanas podrás seguir usando tu ropa, aunque las prendas más ajustadas dejarán de servirte en torno a la semana 10 de gestación. A medida que avance el embarazo y crezca el útero, deberás ir cambiando tu ropa por prendas premamá con cintura elástica que no aprieten el abdomen. 
 

¿Es malo usar tacones en el embarazo?

De por sí, todas las mujeres saben que caminar con tacones involucra cierta dificultad y que, a pesar de que lleven años haciéndolo, siempre existirán distintos factores que provoquen que tu manera de caminar con tacones nunca sea de forma natural, como lo haces con los pies descalzos.

La respuesta es un sí, por ello te recomendamos que no utilices tacones durante esta etapa.  No es necesario que uses zapatos planos, pero no se aconseja usar, de manera habitual, tacones de más de 3 o 4 cm. Si tienes una fiesta o evento especial, puedes usar un tacón un poco más alto, pero procura que sea de plataforma para evitar que un tacón fino te juegue una mala pasada. 

Y es que usar tacones no es bueno en estos meses porque tus pies se encontrarán hinchados, tendrás mayor peso, se te dificultará mantener una postura y, como lo dijimos, si es difícil caminar con tacones de normal, en el embarazo seguramente es peor, lo que puede provocar una caída ya que tu equilibrio se encuentra alterado, así como tu postura habitual al andar.

Por eso, usar tacones altos puede causarte lesiones o esguinces, además de aumentar el dolor de espalda, los calambres o la hinchazón de piernas y pies. Durante estos meses, mejor procura usar tacones más bajitos. 


Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 15-10-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.