×
Publicidad

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Durante la gestación las necesidades de energía, vitaminas, proteínas y minerales aumentan para asegurar el correcto desarrollo del feto y la salud de la mujer. Aunque se siga una dieta sana y equilibrada, no siempre es suficiente para cubrir estas necesidades, por lo que hay que recurrir a complementos alimenticios.

Publicidad

Complementos antes del embarazo

 

Existen algunas vitaminas y minerales que son esenciales para asegurar un correcto desarrollo del feto. Por eso, algunas de ellas se recomiendan incluso antes del embarazo para mejorar la fertilidad de la mujer y comenzar la gestación en las mejores condiciones para evitar ciertas malformaciones en el feto que se pueden producir en los primeros días de embarazo. Así sucede con el ácido fólico, el yodo o el hierro.

 

En cuanto a los complementos que aumentan la fecundabilidad, esto eso, las posibilidades de lograr un embarazo, se recomienda el aceite de onagra que incrementa tanto la fertilidad del hombre como la de la mujer al mejorar la producción de hormonas.

 

Complementos alimenticios para embarazadas

 

Si bien no es cierto que durante la gestación haya que comer por dos, sí que es necesario aumentar la ingesta de ciertas vitaminas y nutrientes para asegurar tanto la salud de la embarazada, como el desarrollo del feto. Una dieta, por muy sana que sea, no puede cubrir las necesidades extras del embarazo, por eso todos los ginecólogos recomiendan el consumo de complementos alimenticios especiales para embarazadas que cuentan con la cantidad diaria recomendada de las principales vitaminas y minerales que se necesitan en estos meses:

No te puedes perder ...

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Si tienes un hijo con una minusvalía, tanto física como mental, debes conocer los derechos que le corresponden por su situación especial, así como las ayudas que puedes obtener, aparte de las que se conceden a cualquier padre con hijos pequeños. Desde hace unos 15 años, los estados se han ido concienciando de las necesidades de las personas discapacitadas, y cada vez son más las facilidades y menos las dificultades

Y tambien:

 

- Hierro: El hierro es fundamental para transportar el oxígeno a todo el organismo. Durante el embarazo, el volumen sanguíneo de la madre aumenta, por lo que también la cantidad de hierro necesario. De hecho, uno de los problemas más habituales de las gestantes durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo es la anemia. Además, los niveles bajos de hierro también están relacionados con un bajo peso al nacer y la mortalidad perinatal. También afecta al desarrollo físico y cognitivo del feto.

 

- Yodo: El yodo es esencial para el correcto funcionamiento de las hormonas tiroideas que ayudan al metabolismo de las células y al desarrollo de los órganos. Es especialmente importante para el cerebro ya que su déficit durante las primeras semanas de embarazo puede afectar al desarrollo neurológico del bebé. El yodo no se almacena en el organismo, por eso es necesario consumir suplementos de yodo tanto antes del embarazo, como durante éste y en la lactancia.

 

- Calcio: Esencial para la coagulación de la sangre, el mantenimiento de la estructura ósea y la transmisión del impulso nervioso, entre otras funciones. En el embarazo la absorción intestinal de calcio aumenta para que llegue al feto, pero si la mujer no tiene suficientes reservas, puede sufrir hipertensión, disminución de la densidad ósea suya y del feto y bajo peso al nacer.

 

- Vitamina D: Su función principal es aumentar la absorción de calcio en el organismo. Una deficiencia general de esta vitamina puede provocar osteomalacia en los adultos, es decir, reblandecimiento de los huesos, y raquitismo en los niños. Durante el embarazo, además, se asocia con retraso del crecimiento intrauterino, hipocalcemia, alteraciones en el esmalte y raquitismo neonatal.

 

- Vitamina C: Es necesaria para el correcto crecimiento del feto y la reparación de tejidos. Además, mejora la absorción del hierro y el sistema inmunitario.

 

- Vitamina B6: Encargada del desarrollo nervioso y de que el feto crezca sano. Es también importante en la función cognitiva ya que interviene en la formación de neurotransmisores.

 

- Vitamina B12: Es importante para la formación de la espina bífida ya que facilita la captación del ácido fólico, por lo que contribuye a evitar los defectos del tubo neural. Una deficiencia de vitamina B12 durante el embarazo también puede aumentar el riesgo de abortos espontáneos.

 

Ácido fólico: un complemento alimenticio necesario en el embarazo

 

Es quizá la vitamina más importante durante la gestación. Conocida también como folato o vitamina B9, es esencial para evitar defectos del tubo neural en el feto (como espina bífida) y malformaciones de la médula espinal y cerebrales como anencefalia (ausencia parcial o total del cerbero) o encefalocele (que provoca que el revestimiento y el líquido protector del cerebro se queden fuera del mismo creando una protuberancia).  

 

Es un nutriente que el organismo no puede sintetizar, por lo que debe ser incorporado a través de la dieta. Pero es casi imposible cubrir las necesidades diarias recomendadas durante el embarazo con alimentos, por lo que es totalmente necesario el consumo de suplementos alimenticios antes y durante el embarazo. Si se empieza a tomar tres meses antes del embarazo se puede prevenir la espina bífida en un 70% de los casos. Además, se requiere un consumo previo a la gestación de por lo menos un mes porque el tubo neural se cierra durante la sexta y octava semana de embarazo. Por eso es recomendable que se consuma también durante, al menos, el primer trimestre.


Fecha de actualización: 21-12-2016

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.