×
  • Buscar
Publicidad

Pedro cuenta chistes

Enviado por jazaks

Publicidad
Pedro cuenta chistes

Pedro se pasa el día jugando y contando chistes. Su madre muchas veces se preocupa porque no le ve estudiar, pero la verdad es que Pedro siempre saca buenas notas. Es que nada más llegar del colegio hace todos sus deberes para que le de tiempo de jugar.

Pero el último día que Pedro fue al colegio su profesora se enfadó mucho porque algo dijo Pedro que sus compañeros no paraban de reír, y no la hacían caso.

¿Qué pasa aquí? - preguntó la profesora y un alumno contestó:

¡Pedro ya no pronuncia bien la “R”! Preguntale como de llama.

A ver hijo, ¿Cómo te llamas?

Me llamo ¡PEDO! - contestó Pedro.

¡Peeedoooooo! Digo ¡Pedro! - y los alumnos se partían de risa.

Perdón, profe, pero ya no tenemos tareas, aprobamos todo y estamos aburridos...

Vale cielo – dice la profesora – pero tienes que saber que hay momentos que no se puede contar chistes.

Ya en casa, en la hora de la comida, había una ensalada de fideos muy rica y Pedro pregunta a su madre:

¡Mamá! ¿Qué le dice un fideo a otro? - y su madre se queda callada y sorprendida.

¡Oye! Mi cuerpo pide salsa! - canta y baila Pedro mientras se ríe su madre.

Pasada unas horas tocaba la ducha y Pedro grita:

¡OYE MAMÁ! ¿Me prestas tu champú?

¿Pero no tienes el tuyo?

Sí, pero el mío es para cabellos secos y el mío está mojado.

Ja ja ja, de verdad Pedro, nadie se aburre contigo.

La verdad es que Pedro es un niño alegre, juguetón, solidario y responsable. Siempre hace sus tareas y también ayuda a su madre a tener la casa recogida, pero siempre aprovecha los ratos libres para jugar y contar chistes.

Por fin llegó la noche y ya era hora de acostarse. Pedro se acerca a sus padres para darles el beso de buenas noches y dice:

 

¡Mamá! ¡Papá!

¿A que nos vas a contar otro chiste? - dice su padre.

No, hoy voy a contaros una historia. Dame la mano, mamá [coger la mano del niño que le el cuento]. Ese es el dedo pequeño (referente al meñique) [ir señalando los dedos del niño], ese su vecino (referente al anular), ese el mayor de todos, ese el que se prueba la nata (referente al índice) y ese el que necesita hacer una dieta (referente al pulgar). ¿Dónde está el queso que estaba aquí? [apuntar la palma de la mano del niño].

¿Qué queso? - cuestiona su madre.

El queso que estaba aquí (en la palma de la mano). Ya lo sé, se lo comió la rata, y se fue corriendo por aquí y … [caminar con los dedos por el brazo del niño en dirección a las axilas del niño] ¡chiquiriquiquá! [hacer cosquillas en el niño].

Ja ja ja.... ¡que bueno! Ja, ja, ja...

Por fin Pedro dio el beso de buenas noches en sus padres y se fue a la cama a dormir.

Y patatan patatin, ese cuento llegó al fin.

FIN

Publicidad

¿Quieres publicar un cuento?

Cada vez que publiques un cuento en TodoPapás, podrás descargarte uno de los e-Books de la Colección TodoPapás ¡Gratis!

Publicar cuento
Colección de libros TodoPapás
Publicidad