La mama de caperucita

Enviado por jazaks

Qué hubiera pasado si en vez de Caperucita, a casa de la abuelita, hubiera ido en su lugar su mamá:        Un día la mamá de Caperucita le dijo:   -¡Caperuciiiitaaaa!

. Me voy a casa de tu abuela, pues de ti no me fío "ni un pelo", eres capaz de perderte.        Mamá se fue al bosque y ya en su interior se encontró con el lobo. Éste al ver quien era intentó darle esquinazo.   -¡Ah! ¡No te marches! ¡Ven aquí ahora mismo!- dijo mamá.   -¡Pero que sucio estas!. Vas a darte un baño ahora mismo y te peinarás, que te voy a poner un gorrito que hice  anoche ¡verás que guapo!.        El lobo  viendo venir a mamá con su gorrito rojo salió corriendo a más no poder por el camino más corto a refugiarse en casa de la abuelita de Caperucita. No quería lavarse y menos un sombrerito nuevo. Llegó y entró sin llamar encontrándose de pronto con la abuela.   -¡Abuelita déjeme que me esconda que llega la mamá de Caperucita!.     -¡Dios mío! ya me escondo yo en el armario para que no me haga tomar la medicina para el estómago que está  mala.        La abuela se escondió en el armario y el lobo no viendo otra salida se puso el camisón y gorro de la abuela metiéndose en la cama, pensando que se marcharía pronto. Enseguida llegó mamá muy disgustada por la huida del lobo y se acercó a la cama.     -¡Oh! ¡abuelita que orejas más grandes tienes...! ¡Pues nada a lavarlas que están muy sucias!.-Cogió una toalla y empezó a lavarlas con el consiguiente disgusto del lobo que tuvo que aguantarse.   -¡Abuelita que pelo más largo tienes...! ¡Un corte de pelo te vendría genial!.- cogió las tijeras y  en un ¡plis! ¡plas! sin que el lobo pudiera hacer nada le hizo un bonito peinado con lacito y todo.   -¡Qué dientes más grandes...! Esto es intolerable- cogió mamá el cepillo lleno de jabón dirigiéndose al lobo y éste al verla venir no pudo aguantar más y salió por pies pidiendo ayuda a la abuelita que seguía escondida en el armario.        Al oír los gritos apareció el cazador con su escopeta, entró en la casa y mamá le dijo:   -¡Si es que lo que no haga yooooo! anda a quitarte la ropa tan sucia para lavarla y dame la escopeta que con estas cosas no se juega.        Ahora eran tres los que corrían por toda la casa, pues la abuela había sido descubierta y le esperaba el aceite de ricino para el estómago.        Menos mal que llegó Caperucita y todo se calmó. Mamá la cogió de la manita y se fueron las dos tan felices a su casita. Pues Caperucita si que la quería muchísimo, con sus virtudes y sus defectos. Al fin y al cabo "MADRE NO HAY MAS QUE UNA".

¿Quieres publicar un cuento?

Publicar cuento

Cada vez que publiques un cuento en TodoPapás, podrás descargarte uno de los e-Books ¡Gratis!
Ver colección de e-Books.


e-Books descargables de TodoPapás

Lactancia

Lactancia

¿Como enseñar a hablar a tu bebé?

¿Como enseñar a hablar...

Consejos para viajar en familia

Consejos para viajar...

Dormir

Dormir

La importancia de jugar

La importancia de jugar

Guía de primeros auxilios

Guía de primeros auxilios

75 mejores recetas para bebés

75 mejores recetas para...

200 Nombres con más éxito

200 Nombres con más éxito

Agenda del embarazo

Agenda del embarazo

Agenda del bebé

Agenda del bebé

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.