La mata de albahaca

La mata de albahaca

Enviado por aliusca

Era una mujer que tenía tres hijas. Y tenían en el jardín una mata de albahaca y cada día una de las hermanas salía a regarla. Un día salió a regar la mata de albahaca la hija mayor, y cuando estaba regándola, pasó por allí el hijo del rey y le dijo:

- "señorita que riega la albahaca ¿cuántas hojas tiene la mata?"" La muchacha no supo qué responder, y el principe regresó a su palacio.

Al día siguiente fue la hermana mediana la que regaba la mata y volvió a pasar por alli el principe y le preguntó lo mismo que a su hermana mayor. Obteniendo el silencio por respuesta marchóse nuevamente el muchacho a su palacio. Al tercer día mientras regaba la hija menor la mata de albahaca, apareció el principe, al que ella tampoco conocía y le preguntó lo mismo:

-"Señorita que riega la albahaca ¿cuántas hojas tiene la mata?," a lo que la muchachita le contestó ¿acaso sabe usted las estrellas que en el cielo moran? Y el principe como no supo que contestarla se marchó cabizbajo y pensativo. Cuando el principe hubo llegado a su castillo comenzó a pensar y se disfrazó de encajero y decidió ir a la casa de las tres hermanas para ofrecerles encajes, cuando llegó ninguna hermana quería nada, hasta que la hermana más pequeña se decidió por un encaje, y le preguntó al encajero¿cuánto cuesta el encaje? a lo que contestó el principe disfrazado que un beso. la muchacha pensó que era un encaje precioso y que un beso bien lo valía, y se lo dió. Y se despidieron.

A la semana siguiente decidió volver a la casa de las tres hermanas y les volvió a preguntar lo mismo obteniendo la misma respuesta por las dos hermanas mayores;el silencio, y la misma contestación por la pequeña, a lo que en este momento el le contestó a la pregunta ¿cuantas estrellas tiene el cielo? Y a usted ¿Le gustó el beso del encajero?, quédola sin palabras, mas pensativa, y se metió en casa avergonzada. Pero a los pocos días cayó el principe con gran dolor de barriga y no había forma de que hiciera de vientre, los médicos ya no sabían que hacer, y corrió la noticia por todo el reino.

Llegando a oidos de la muchachilla que se disfrazó de médico y se diriguió a palacio. Una vez allí dijo a todos que tenía la solución (algo que había visto hacer a las manas con los niños pequeños) para que el principe haga de vientre lo que tienen que hacer es meterle por el culete un ramillete de perejil. Así lo hicieron y realmente el principe mejoró.

Cuando ya estaba bueno, salió el hijo del rey otra vez a paseo y pasó por la casa de las tres hermanas otra vez. Y salió como de costumbre la ahermana mayor y la mediana otro dia, sin saber que responder, hasta que al tercer día salió la hermana pequeña y tuvieron esta conversación: señorita que riega la mata de albahaca ¿Cuántas hojas tiene la mata? señorito aventurero ¿Cuántas estrellas ve usted en el cielo? y el beso del encajero ¿fue malo o fue bueno? y el perejil del culete ¿estaba blando o durete? al acabar de decirse estas verdades, se echaron a reir ambos al mismo tiempo, y se dieron cuenta que eran el uno para el otro y se dieron un fuerte beso, y si no los ha separado el viento seguro que aún siguen juntos por siempre jamás.

FIN

¿Quieres publicar un cuento?

Publicar cuento

Cada vez que publiques un cuento en TodoPapás, podrás descargarte uno de los e-Books ¡Gratis!
Ver colección de e-Books.


e-Books descargables de TodoPapás

Introducir alimentos

Introducir alimentos

Lactancia

Lactancia

¿Como enseñar a hablar a tu bebé?

¿Como enseñar a hablar...

Consejos para viajar en familia

Consejos para viajar...

Dormir

Dormir

La importancia de jugar

La importancia de jugar

Guía de primeros auxilios

Guía de primeros auxilios

75 mejores recetas para bebés

75 mejores recetas para...

200 Nombres con más éxito

200 Nombres con más éxito

Agenda del embarazo

Agenda del embarazo

Agenda del bebé

Agenda del bebé

×


×
×
×