Equipamiento de bebida, cubiertos y utensilios

Equipamiento de bebida, cubiertos y utensilios
comparte

Hasta los seis meses la leche materna es suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales. A partir de entonces tu bebé requerirá un aporte extra de calorías, vitaminas y minerales en forma de alimento sólido, además de su leche habitual. Para ello será imprescindible la adquisición de una serie de utensilios indispensables para este importante paso hacia su independencia: empezar a comer solo

Aquí nos ocuparemos de la seguridad de los artículos para la alimentación de los niños, tales como biberones, tazas infantiles, cubiertos y otros utensilios.

Este tipo de artículos se divide en dos grandes grupos: los artículos para la alimentación líquida, entre los que podemos encontrar biberones, tetinas y tazas infantiles; y otro grupo constituido por los cubiertos y utensilios para la alimentación de los niños, como son los cubiertos infantiles (cucharitas, tenedores…) y vajillas para niños.

Los cubiertos y utensilios para la alimentación de los niños se usan tanto por la persona encargada de dar de comer a los niños como por el mismo niño, desde la edad media del destete (6 meses) hasta los 3 años.


Normativa europea de seguridad

Al igual que en otros artículos de puericultura, cada producto posee una norma específica. Los artículos para la alimentación líquida (biberones, tetinas, vasos aprendizaje…) deben cumplir la norma europea UNE-EN 14350, mientras que la norma aplicable a cubiertos y vajillas infantiles es la UNE-EN 14372.

Al comprar alguno de estos productos, verifica que la información visible en el punto de venta (sobre el envase o sobre el producto) hace referencia a las normas citadas. Dichas normas fijan los requisitos de seguridad relativos a los materiales, la construcción, la resistencia mecánica, el envasado y el etiquetado de estos productos, con el objeto de eliminar riesgos para la salud de los niños derivados de su utilización.


Principales peligros

Asfixia


La asfixia es el principal peligro asociado al uso de estos artículos, por la separación de uno de sus componentes. Por ejemplo, si la tetina se sale del biberón durante la toma o si la tetina se rompe o se rasga. Las normas tienen en cuenta este peligro e incluyen ensayos específicos de seguridad.

AijuEl ensayo de seguridad/retención tiene por objeto verificar la seguridad de los elementos salientes (en este caso, la tetina) en su configuración normal de uso. Para realizar el ensayo la rosca se aprieta con un par de torsión de 1,75 ± 0.25 Nm, que simula la fuerza que ejercería el cuidador. En la posición mostrada, se estira de la tetina con una fuerza de 60 N (aprox 6 kg) durante 10 segundos, la tetina no debe salirse de su alojamiento.
Asimismo  para evitar el peligro de asfixia, ningún componente que forme parte de un cubierto o utensilio para la alimentación, debe tener un tamaño suficiente de modo que no sea susceptible de ser tragado por el niño.

Deshidratación

Para evitar peligros de deshidratación, es muy importante que las marcas volumétricas del biberón estén bien graduadas de forma que se pueda preparar correctamente la toma del niño. Por ejemplo, la tolerancia para marcas inferiores a 100 ml es de ± 5 ml.  En el laboratorio se comprueba que la marca indicada esté dentro de las tolerancias especificadas por la norma europea de seguridad.

En el biberón, además de la exactitud volumétrica de las graduaciones numeradas, ten en cuenta que: 

- todos los biberones deben estar marcados al menos una vez con las letras “ml”

- la graduación numerada más pequeña no puede ser mayor de 60 ml.

- la graduación numerada más elevada debe ser igual al volumen de uso nominal del biberón (volumen indicado en el etiquetado del producto)

- el intervalo entre graduaciones numeradas no debe exceder de 60 ml.


Peligros químicos

Los materiales y sustancias utilizados en la construcción de los artículos de puericultura no deben generar efectos nocivos, tóxicos alérgicos y/o irritantes como resultado de su contacto, ingestión o inhalación.

Existen unos límites químicos más restrictivos para artículos de puericultura previstos para ser chupados, como son los artículos de puericultura ligera (chupetes, tetinas, biberones, cubiertos y vajillas, etc.), y unos límites generales más permisivos para todos los demás artículos de puericultura (considerando la zona de acceso del niño).


Materiales en contacto con alimentos

Todos los componentes plásticos de los artículos que vayan a estar en contacto con alimentos deben cumplir lo relativo a migración global de materiales plásticos en contacto con alimentos. Los límites de este parámetro se encuentran establecidos en la Directiva 2002/72/CE, y tienen como objeto evaluar la inercia del material, que no debe ceder componentes que puedan representar un peligro para la salud humana, y evitar una modificación sustancial en la composición de los productos alimenticios que entran en contacto con estos artículos.


Otros peligros

Para evitar cortes y laceraciones, todos los componentes de los cubiertos y de los utensilios para la alimentación (platos, bols, platos termos…), deben estar libres de puntas y bordes cortantes susceptibles de causar heridas.


Diez consejos para el uso de un biberón

Es muy importante que sigas las instrucciones y recomendaciones de uso suministradas por el fabricante.

1. Utiliza siempre el biberón bajo la supervisión de un adulto. Nunca lo dejes desatendido, mientras está alimentándose.

2. Nunca utilices la tetina como chupete.

3. Comprueba la temperatura del alimento antes de la toma.

4. Mantén las tapas protectoras y los discos de sellado que no estén en uso fuera del alcance de los niños.

5. Comprueba con qué material están fabricados todos los componentes del biberón, teniendo en cuenta que los productos fabricados con látex de caucho natural pueden causar reacciones alérgicas.

6. Por razones de higiene, antes del primer uso mantén la tetina en agua hirviendo durante 5 min.

7. Limpia la tetina antes de cada uso.

8. Inspecciona la tetina antes de cada uso y tira de ella en todas direcciones. Deséchala al primer signo de deterioro.

9. No dejes la tetina expuesta a la luz solar directa o calor, ni en solución esterilizante durante más tiempo del recomendado, puesto que puede dañar la tetina.

10. Si calientas el biberón en el microondas, remueve siempre el alimento calentado para asegurar la distribución uniforme del calor y comprueba la temperatura antes de servirlo.


Logo Aiju


Fuente: AIJU.

 

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×