• Buscar
Publicidad

¿Mi hijo no oye bien?

¿Mi hijo no oye bien?

Una de las grandes preocupaciones al nacer un niño es confirmar que todos sus sentidos funcionan correctamente, sobre todo que ve y oye perfectamente. El oído de los recién nacidos está totalmente desarrollado, por lo que es fácil comprobar con una serie de pruebas si existe algún problema en su aparato auditivo

Publicidad

Indice

 

¿Cómo saber si el bebé oye bien?

Los bebés nacen con el sentido del oído completamente desarrollado. Un recién nacido sin problemas auditivos se gira al oír un ruido fuerte, presta atención a la voz de su madre y la reconoce perfectamente. También es capaz de identificar sonidos fuertes si los oye varias veces.

Nada más nacer, aún en el hospital, a los bebés les hacen una serie de pruebas para comprobar que todo funciona correctamente en su órgano auditivo. Si se sospecha que puede sufrir hipoacusia (pérdida de audición en uno o en ambos oídos) o sordera, se le realizan varias pruebas:

- Pruebas de Emisiones Otoacústicas: Durante este examen, un audífono hecho de esponja se coloca en el canal del oído. Éste se estimula con sonido y se mide el eco, que se encuentra en todas aquellas personas que oyen normalmente. La ausencia de eco podría indicar una pérdida de audición.

- Prueba de Respuesta Auditiva Troncoencefálica: Evalúa cómo el tronco encefálico (la parte del nervio que lleva el sonido del oído al cerebro) y el cerebro responden ante un sonido. Durante esta prueba, al niño se le colocan audífonos y electrodos en la cabeza y las orejas. A través de ellos se envían sonidos y se mide la actividad eléctrica en el cerebro.

No obstante, aunque los resultados de esa prueba sean positivos, es conveniente consultar con una persona especialista en audición si se cumple alguna de estas circunstancias o problemas de salud:

- Bebé prematuro

- Complicaciones en el parto o sometido a ventilación mecánica durante al menos 5 días

- Peso inferior a 1,5 kg al nacer

Articulo relacionado: Mi bebé no fija la mirada

- Antecedentes familiares de hipoacusia congénita o sordera sobrevenida en la infancia

- Malformaciones craneofaciales

- La madre ha consumido fármacos ototóxicos en la gestación o ha padecido meningitis bacteriana
 

Señales de un problema de audición en el bebé

Si tiene más de 12 meses:

- No reacciona ante las llamadas de familiares o cuando dices su nombre

- No entiende un “sí”, un “no” o un “adiós” si no va acompañado de un gesto

Cuando tiene más de 2 años:

- No dice “mamá” o “papá”

- No te mira cuando le estás hablando

- No es capaz de señalar objetos o personas conocidas cuando se les nombra

- Escucha bien  la mayor parte del tiempo, pero a veces no responde

- Dirige sus oídos hacia delante para escuchar

- Comienza a hablar a un volumen más alto que antes

Con más de 3 años:

- No es capaz de vocalizar términos o repetir frases de más de un par de palabras

- No escucha sonidos agudos, como el teléfono

Articulo relacionado: Mi bebé no come fruta

- Quiere subir siempre el volumen del televisor

- Dice: “¿qué?” con demasiada frecuencia

- No presta atención

- Nos mira con intensidad cuando hablamos, como si estuviera concentrado en nuestra boca
 

Importancia del tratamiento precoz de problemas auditivos

El tratamiento precoz es fundamental, por eso es esencial que los bebés sean examinados convenientemente por un audiólogo antes de los 6 meses. El tiempo más importante para un niño para estar expuesto al idioma y aprenderlo es durante los 3 primeros años de vida. Por lo tanto, aunque en estas primeras revisiones todo salga correctamente, se recomienda seguir pendiente de que tu hijo oye correctamente, ya que a veces las enfermedades no se manifiestan al nacer, si no que se va perdiendo capacidad auditiva con el tiempo o aparecen problemas como los acúfenos o la hiperacusia.

Por eso, durante el primer año, comprueba que tu bebé reacciona a los ruidos fuertes, imita sonidos y empieza a responder a su nombre. A los 2 años deberá reproducir palabras sencillas y a los 3 comprender órdenes simples.

Es importante detectarlo cuanto antes, ya que puede afectar a su socialización su aprendizale en la escuela, etc. Y, si tiene problemas de audición, un simple audífono puede ayudarle. 
 

Estimular el oído del bebé

- Habla cerca del oído del bebé y pronuncia dulcemente su nombre en ambos oídos.

- Colócale tumbado boca abajo, háblale y llámalo por su nombre mientras te mueves cerca de él para que te preste atención.

- Háblale y cántale cuando esté despierto, siempre usando varios tonos de voz.

- Imita su llanto.

- Enciende la radio 10 minutos 3 o 4 veces al día (nunca muy fuerte), alternando el aparato a cada lado del oído.

- Haz sonar un sonajero o una campanilla en su ángulo visual para que se gire para mirarla.

- Estate atento a cualquier síntoma de infección en el oído como otitis para tratarlo lo antes posible con los tratamientos correspondientes de medicina. 
 


Glosario

Hipoacusia

Definición:

Disminución de la capacidad auditiva. Sordera. Es producida por una alteración en la conducción del estímulo auditivo o una pérdida de la función del oído interno o los nervios correspondientes.

Síntomas:

Incapacidad para oír correctamente.

Tratamiento:

Si es reversible, se tratará con medicamentos o cirugía. En ocasiones no es reversible y es inevitable la sordera.

Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 29-04-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×