×
  • Buscar
Publicidad

Los recién nacidos ya tienen una idea de cómo funcionan los números

Los recién nacidos ya tienen una idea de cómo funcionan los números

Aunque pueda parecer algo extraño y lejano, un estudio reciente afirma que los bebés recién nacidos parecen tener un sentido rudimentario de los números, prefiriendo los números más pequeños a la izquierda y los más grandes a la derecha. Este hallazgo sugiere que esta recta numérica mental de izquierda a derecha podría ser innata para los humanos.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Índice


La línea numérica mental ¿innata o aprendida?

Cuando pensamos en algo, generalmente, visualizamos esos pensamientos en el espacio. "Cualquier cosa que desees recordar que tenga un sentido de orden, ya sea días de la semana o tonos musicales, tiende a mapear eso en un continuo espacial".

Esto mismo pasa con los números. En las culturas occidentales, las personas tienden a pensar en números que aumentan de valor a lo largo de una línea de números mentales de izquierda a derecha, mientras que las personas que piensan en imágenes de números en árabe y hebreo lo hacen en la dirección opuesta.

En el siglo XIX, Francis Galton informó por primera vez que los humanos representan números en una línea numérica mental con números más pequeños a la izquierda y números más grandes a la derecha. Se ha sugerido que esta orientación surge como resultado de los hábitos de lectura / escritura tanto para palabras como para números. La evidencia reciente en animales y bebés en los primeros meses de vida ha desafiado el papel principal del lenguaje en la determinación de la dirección de izquierda a derecha de la asociación espacial-numérica, SNA. Sin embargo, la posibilidad de que el SCN se aprenda por la exposición temprana a los sesgos direccionales de los cuidadores aún está abierta

Para ver si las líneas numéricas son innatas, o determinadas por el idioma y la cultura, Rosa Rugani, de la Universidad de Padua (Italia), y sus colegas buscaron líneas mentales numéricas en bebés recién nacidos de entre 12 y 117 horas de edad. La edad promedio de los bebés era de solo 55 horas.

El equipo de Rugani mostró a cada uno de los bebés una serie de imágenes en las que los cuadrados blancos contenían varios cuadrados negros más pequeños. La mitad del tiempo, a los bebés se les mostraron dos cuadrados blancos, cada uno con cuatro cuadrados negros, uno al lado del otro. El resto del tiempo, a los bebés se les mostraron dos cuadrados blancos que contenían 36 cuadrados negros.

Preferencia temprana

Un dispositivo de seguimiento ocular que monitoreaba hacia dónde miraban los bebés reveló que los bebés miraban más hacia la izquierda cuando se les mostraba la menor cantidad de cuadrados negros, y hacia la derecha cuando se les mostraba la mayor cantidad de cuadrados negros.

El control sobre variables físicas continuas mostró que el efecto era específico de magnitudes discretas. Por lo tanto, poco después del nacimiento, los humanos asocian números más pequeños con el espacio izquierdo y números más grandes con el espacio derecho. Estos resultados constituyen una fuerte evidencia de que en nuestra especie el SNA se origina a partir de precursores prelingüísticos y biológicos en el cerebro.

"Ver esta línea de número mental de izquierda a derecha en los recién nacidos es una sugerencia poderosa de que este orden es innato". Por lo tanto, según ellos, nuestro sentido innato del orden podría correr de izquierda a derecha porque el lado derecho del cerebro, que recibe información visual del ojo izquierdo, es más grande en los bebés. "Quizás es por eso que primero prestamos más atención al lado izquierdo", afirma.

"Es bastante impresionante tener datos de un recién nacido, donde hay muy pocas posibilidades de influencia cultural”. Sin embargo, eso no significa que la cultura no haya tenido un efecto en estos bebés. "Solo pasar cinco minutos con un adulto podría influir en los niños".

Todos los bebés en el estudio nacieron en Italia, por lo que es posible que un experimento en un hospital israelí produzca resultados diferentes.

Además, estos hallazgos pueden decirnos algo sobre cómo los recién nacidos procesan la complejidad. En lugar de tener una recta numérica innata, podría ser que los bebés del estudio asocien imágenes más simples con la izquierda y más complejas con la derecha, por ejemplo.

Pero si se encuentra evidencia adicional de una recta numérica mental innata, el siguiente paso será descubrir qué significa para nuestras habilidades cognitivas y matemáticas. Investigaciones anteriores han encontrado que los bebés de 6 meses que prefieren ver secuencias de valores numéricos cambiantes en lugar de los repetidos tienen más probabilidades de tener una mejor comprensión de las habilidades matemáticas tempranas tres años después. Por eso, sería interesante realizar más estudios al respecto.


Fuente:

“A mental number line in human newborns”, Rosa Rugani, Marco Lunghi, Elisa Di Giorgio, Lucia Regolin, Beatrice Dalla Barba, Giorgio Vallortigara, Francesca Simion. doi: https://doi.org/10.1101/159335

Fecha de actualización: 10-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.