Los primeros cubiertos del bebé

Los primeros cubiertos del bebé
comparte

Es posible que la transición a la comida sólida le cueste mucho a tu bebé ya que acostumbrado a mamar durante meses, las cucharas, tenedores, vasos, etc. le parecen unos objetos extraños que puede llegar a rechazar totalmente dificultando su alimentación.

Un cambio de dieta

 

En torno a los 6 meses de edad, el niño inicia una nueva etapa en su desarrollo al incluir en su dieta papillas, que en vez de tomar en biberón, comenzará a comer con cuchara.

 

Al principio, al bebé le cuesta mucho aceptar esta novedosa manera de comer, ya que intervienen otros músculos distintos de los que utilizaba para alimentarse succionando la leche materna o el biberón. Empezar es un poco difícil para él, pero con los medios adecuados, este aprendizaje es rápido.

 

El siguiente paso consiste en abandonar del todo el biberón y empezar a beber en vaso. Las primeras veces se emparará y no conseguirá tragar nada, pero verás que esto también lo logra con el tiempo.

 

Y por último, en torno a los 2 años, deberás enseñarle a comer solo utilizando él mismo los cubiertos, aunque cada niño, según su maduración y habilidad, puede hacerlo antes o después. Es importante que, cargado de paciencia, enseñes a tu bebé a utilizar los cubiertos; eso le hará más autónomo y será beneficioso tanto para él, como para vosotros.

 

Cómo favorecer la transición

 

- En el mercado existen cucharas de aprendizaje para facilitar este cambio, más flexibles y suaves. Mejor si son de colores atractivos o con dibujos que llamen su atención. Utilizar una cuchara de metal no es tan aconsejable ya que es fría y dura. Hay unas cucharas especiales que tienen la punta blandita, especialmente diseñadas para no dañar las encías del bebé; son las más recomendables para tomar sus primeras comidas sólidas.

 

- El niño se apaña mejor si hay poca comida en el plato. Es importante que no sea demasiado líquida.

 

- Sírvele la comida en un plato hondo o en un cuenco. Así será más fácil coger la comida con la cuchara.

 

- A los niños les encanta tener su propio plato decorado con animales y de muchos colores. No es obligatorio, pero sí que aumenta el factor diversión en la comida.

 

- Para beber, compra tazas o vasos antiderrame, que cuentan con una tapa y un diseño ergonómico que se adecua a la manita del niño, normalmente con dos asas.

 

- Todo cambio necesita un tiempo de adaptación, así que no desesperes si se le cae la comida constantemente, mancha todo, se niega a comer…
 

 

Un truco:
 

Para enseñarle a beber en vaso, siéntalo bien derecho en tus rodillas al principio, pues es la forma a la que él está acostumbrado y poco a poco podrás darle de beber en su sillita.

 

Adelanta el vaso suavemente hacia su boca y pon el borde inferior del vaso sobre la comisura de los labios sin ejercer presión. Inclina el vaso hasta que el líquido roce el labio superior del bebé. Al principio, probará el líquido y lo escupirá. Mantén el vaso en esta posición y deja que el niño tome las pequeñas cantidades a su ritmo. Nunca inclines directamente el líquido en su boca porque seguramente se atragantará y será peor. No olvides hacer pausas cuando el bebé lo necesite.
 

No te puedes perder ...

Los primeros dientes del bebe

Los primeros dientes del bebe

La erupción del primer diente del bebé se produce, generalmente a partir de su sexto mes. Y aunque estos dientes provisionales serán reemplazados por otros definitivos le serán de gran utilidad durante muchos años, no sólo para masticar, sino para hablar y reservar el espacio en la mandíbula para los permanentes. Su cuidado desde el principio es fundamental

 


Te puede interesar:
La previsión de la estatura de un niño puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.


Fuente:

González, Carlos (2012), Mi niño no me come, Ed. Temas de hoy.

 

Fecha de actualización: 04-10-2010

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>