• Buscar
Publicidad

¿Cuáles son los mejores juguetes para el segundo trimestre del bebé?

¿Cuáles son los mejores juguetes para el segundo trimestre del bebé?

Los 4-6 meses suponen la etapa de desarrollo de la dentición, del agarre de pinza, el inicio de una motricidad gruesa más perceptible, una mejor visión, una personalidad que empieza a aflorar… ¿Qué juguetes son los más indicados para un bebé en su segundo trimestre de vida?

Publicidad

Índice

 

Desarrollo del bebé de 4 a 6 meses

Esta es la etapa en la que el bebé ha conseguido dominar la habilidad del agarre de pinza. Ya puede agarrar, mover, tirar y explorar objetos de forma más efectiva. Además, en este periodo los bebés suelen empezar a poder estar sentados más tiempo y disfrutar estando de pie con ayuda. Su habilidad motora gruesa (correr, andar…) está en pleno desarrollo y lo notarás en que empezará a intentar girar sobre sí mismo o a arrastrarse sobre su abdomen.

A esto se añade un importante hito en su desarrollo, y es que en torno a los cinco meses es probable que empiecen a despuntar sus primeros dientes, lo que se traducirá en que empezará a llevarse todo a la boca. Además, su sentido de la vista está más desarrollado. Ha pasado de las imágenes borrosas que solo podía distinguir de cerca a tener un mayor campo de visión y a distinguir mejor tonos que antes no podía.
 

¿Qué juguetes son los más indicados para la etapa de los 4 a los 6 meses?

- Libros coloridos: Esta es la etapa ideal para empezar a introducir libros llenos de colores. Su sentido de la vista está más desarrollado y puede distinguir una mayor variedad cromática, por lo que le encantará pasarse largos ratos mirando libros y objetos plagados de colores.

- Objetos de texturas estimulantes y seguros para morder: Crujientes, peludos, con bultos…Empezará a ser capaz de apreciar distintas texturas, por lo que puedes optar por objetos que crujan, que sean suaves o que brillen. Eso sí, ten en cuenta que en esta etapa todo aquello a lo que echen mano irá a parar a su boca, o incluso a su cara o su ojo (su coordinación mano-ojo aún estará afinándose), así que procura no optar por objetos muy duros o con partes afiladas o muy pequeñas para evitar que se haga daño. Peluches, sonajeros, mordedores…son algunos buenos ejemplos.

- Espejos: Uno de los instrumentos de estimulación y entretenimiento más efectivo para los niños pequeños es tan simple como su propio reflejo. Si ya durante los 0-3 meses era efectivo por estimular su visión. En esta etapa empezará a reconocer la imagen que le devuelve el espejo, puede que sonría, de golpes, se ría o se comunique a su manera con ella.

- Gimnasios y mantitas: Este accesorio de juego de los bebés es útil desde el principio. En esta etapa puede ser especialmente efectivo ya que suelen empezar a intentar girar sobre sí mismos, a arquear su espalda cuando están tumbados boca abajo o a permanecer sentados con más facilidad. Un gimnasio o una alfombra de juegos supondrán la estimulación ideal para promover este desarrollo motor.

- Móviles y barras de actividades: Otros juguetes que le valdrán durante años. En esta etapa supondrán un positiva estimulación visual y motora, al motivarle a intentar coger los objetos que vea en el móvil o en la barra o espiral de actividades. 


Fuente:

Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.

Fecha de actualización: 06-04-2021

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×