• Buscar
Publicidad

Estimulación para el desarrollo del bebé

Estimulación para el desarrollo del bebé

La estimulación desde los primeros días de vida de un niño, le servirán para favorecer el desarrollo de su cerebro, a través de ejercicios, estímulos y actividades que podrás llevar a cabo desde casa.
 

Publicidad

Indice

 

Estimulación del recién nacido

Los padres son las personas más indicadas para estimular a su bebé al conocerle mejor y ser mucho más sensibles a todas sus demandas. No obstante, es fundamental actuar con precaución, ya que algunos bebés no se muestran receptivos a dos actividades o juegos a la vez por lo que habrá que espaciarlos en el tiempo y hacerlos de uno en uno.

Su mente reacciona a tu voz moviendo los ojos y girando la cabeza, te mirará y te conocerá, se calmará cuando le hables suavemente, y se alterará cuando grites. También es capaz de reconocer un objeto que le hayas mostrado y escondido y que le vuelvas a mostrar en dos segundos y medio.

Durante los primeros días sus ojos permanecen cerrados la mayoría del tiempo, pero pronto se abrirán durante más rato. Ve con claridad a una distancia de 20-25 cm y lo hace en blanco y negro. Reconoce luces entre las sombras pero le falta nitidez. Con tres semanas identifica el rostro de su madre.

Su movilidad aún es muy escasa, tan sólo puede girar la cabeza y al final del primer mes, lo más que hará será levantarla un par de centímetros cuando esté tumbado boca abajo. Los bebés nacen con el “reflejo de agarrar”: cerrará los puños con fuerza y agarrará cualquier cosa que se ponga en su mano. Si se asusta, extenderá sus brazos, dedos y piernas para protegerse.

Juegos estimulantes en los primeros días

- Estimula sus sentidos con canciones y hablándole. Sujétale a una distancia a la que pueda verte: 20-25 cm es lo ideal.

- Mueve los dedos, o algún juguete de colorines, en su campo de visión para que sus ojos y su cabeza puedan seguir los movimientos. Cuelga un móvil sobre su cuna.

- Dobla y estira suavemente sus rodillas y piernas cada vez que le cambies el pañal; esto le animará a estirar su cuerpo.

- Coloca un espejo, o un dibujo nítido de un rostro, en su cuna para que pueda verlo cuando esté tumbado.

- Ponle un rato cada día tumbado en una mantita en el suelo o en su parque. Ponle también boca abajo, de forma que al levantar la cabeza vea figuras. Esto le fortalecerá el cuello.

 

Estimulación para bebés de cero a tres meses

Al principio, puede parecer que tu bebé no hace nada más que comer, dormir, llorar y ensuciar pañales. Sin embargo, pronto verás que al final del primer mes estará mucho más alerta y receptivo. Gradualmente empezará a mover su cuerpo con más facilidad y con mucha más coordinación. Notarás que te escucha cuando hablas, te observa mientras lo sostienes en brazos y en ocasiones moverá su cuerpo para responderte o atraer tu atención. Para comenzar con la estimulación el bebé debe:

- aprender a imitar vuestras muecas. Será fundamental para en un futuro reconocer las emociones y estimular el lenguaje.

- recibir masajes. Los masajes estimulan el sistema inmunológico y le protegen de enfermedades; además de favorecer un buen vínculo afectivo contigo.

- chupar objetos o su mano. Recuerda que esto les calma y les relaja.

- escuchar canciones. Le relajarán, le divertirán y estas estimularán su audición.

- rodar como una croqueta. Muy recomendable para estimular su agudeza visual.

- tener cerca tu dedo de su mano para que pueda abrir el puño y pueda agarrarte.

- disponer de un móvil de cuna pues este le hace, sin duda, desarrollar su sensibilidad.

En el segundo mes de vida, el bebé empieza a percibir algún que otro ruido y comienza a emitir sus primeros sonidos como “eh”. Asimismo, también puede mantener la cabeza erguida por más tiempo y se puede observar que está mucho más espabilado y hábil cada día. Para estimularle puedes:

- enseñarle tarjetas con dibujos en blanco y negro le llama la atención ya que hasta los tres meses lo que mejor ve es el contraste claro/oscuro.

- bailar o balancearte con él en brazos. Le dará tranquilidad y le gustará.

- mostrarle los sonidos de los sonajeros o de los juguetes le ayudará a desarrollar sus sentidos.

- ofrecerle distintos tipos de mordedores. Estos le vendrán bien para experimentar con la boca.

- cogerle para mecerlo subiendo y bajándole mientras le hablas y le dices cosas bonitas, o le haces alguna carantoña.

A partir de los tres meses empieza a familiarizarse con su cuerpo, empezando por sus manitas. Abre y cierra los dedos, es su primera lección de causa y efecto. Se comunica contigo de mil formas diferentes: te sonríe, mueve la boca cuando le hablas, asiente, da pequeños chillidos, aúlla y lanza besitos. Incluso puede tirarte del pelo y tocarte la cara si te acercas mucho.

Ya puede sujetar su cabeza con firmeza cuando se sienta o está de pie, o mientras está tumbado boca abajo, pero no demasiado tiempo.

Empieza a pronunciar sonidos simples de vocales, como “oh”, “ah” y “uh”. Posee todo un repertorio de gritos fácilmente reconocibles para expresar cómo se siente: hambriento, cansado, frustrado, solo, enfadado, impaciente o simplemente con ganas de estar solo. Imita cualquier sonido que haga. Para estimularle debes:

- hacer movimientos suaves de sus piernas mientras le hablamos o le cantamos una nana.

- hacer ejercicios como levantarle de los dos brazos desde tumbado a sentado le hará fortalecer los músculos dorsales.

- hacer sonar un sonajero le ayudará a centrar su atención en el objeto girando la cabeza hasta encontrarlo, podemos ir cambiando de lugar el sonido para que se gire.

- darle un sonajero o un juguete que emita sonidos al moverlo, le encantará la repetición de moverlo y que suene.

- estimular su cuerpo con diferentes texturas, le ayudará a ir reconociendo texturas, ya que la piel es el sentido que más información les transmite.

 

Juegos estimulantes para el bebé de 0 a 3 meses

Según la edad que tenga existen algunos juegos estimulantes para hacer con el bebé como estos:

  • Flexionando brazos y piernas

Flexiona y estira los brazos de tu bebé de manera suave, realizando delicados movimientos circulares hacia arriba y hacia los lados. Coge sus piernas y realiza movimientos de bicicleta.

  • Con posturas distintas

Coloca a tu bebé en distintas posiciones: de espaldas, boca abajo, de lado y semisentado. Es natural que rechace estar mucho tiempo boca abajo ya que esta posición bloquea sus brazos y dificulta sus movimientos, pero estar a ratitos durante el día en esta posición le ayuda a aprender a controlar su cuello y desarrollar fuerza en sus extremidades.

  • Cantando nanas

Las nanas ayudan al bebé a tranquilizarse. Utilízalas para que se relaje a la hora de dormir o como una actividad más durante el día. No importa si desafinas, a tu bebé lo que le gusta es escuchar tu voz. Cántale bajito, mirándole a los ojos para que explore tu cara y te conozca cada vez mejor.

  • Tocando cosas

Cuando tengas al bebé en brazos, dale la oportunidad de ver y tocar distintos objetos. Para desarrollar el tacto del bebé puedes acariciar suavemente sus brazos con distintos tejidos.

  • Agitando y tirando cosas

Da a tu bebé objetos seguros como cascabeles, sonajeros o juguetes blanditos para que los coja, los explore, los suelte y vuelva a encontrárselos.
 

Juegos estimulantes para el bebé de 3 a 6 meses

  • Haciendo gimnasia

Tumba a tu bebé boca arriba sobre una superficie blanda, acércale tus dedos índices y una vez que se agarre a ellos tira suavemente hacia arriba hasta la posición de sentado. Este ejercicio fortalece los músculos de su cuello y tronco.

Pon tus manos debajo de los brazos del bebé y súbele bien alto, con el vientre hacia abajo y la cara hacia ti. Te mirará desde arriba, estirará los brazos y piernas y seguro que te sonreirá.

  • Mirando cuentos

Sienta al bebé en tu regazo, de forma que también este pueda ver el cuento. Señálale los dibujos, habla sobre las cosas que aparecen en ellos, relaciona el texto con las imágenes ¡lo que se te ocurra!

  • Peluches y mantitas

Es habitual que los bebés se acostumbren a dormir con algún muñeco o mantita que se convierte en su objeto especial. Ofrécele tú algún juguete de este tipo y deja que lo tenga siempre a mano. Le ayudará a dormir y le hará sentirse mucho más seguro.

  • Poesías y canciones

Tu bebé va a disfrutar mucho escuchando canciones y poesías. Aprovecha este interés. Le ayudarás así a comprender mejor el lenguaje y te prestará más atención.


Fuente:

Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.

Fecha de actualización: 22-02-2021

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×