Cuentos para bebés

Cuentos para bebés
comparte

No hay que esperar a que tu hijo sepa hablar para leerle cuentos. Debes empezar antes no solo para fomentar el desarrollo de su lenguaje, sino también para enseñarle a amar la lectura y fortalecer vuestro vínculo.

Antes de dormir, por la mañana, en el coche… siempre es un buen momento para leer o contar un cuento a tu bebé como uno de estos que te proponemos.


1- La cebra que perdió sus rayas


En la calurosa sabana africana vivía Zena, una cebra muy presumida que no hacía otra cosa que contarse las rayas al sol: Un, dos, tres, cuatro, cinco… contaba Zena sus rayas una y otra vez: seis, siete, ocho, nueve, diez.


Pero una mañana, al despertar, algo insólito sucedió: ¡alguien a Zena todas sus rayas robó! La cebra miró a su alrededor pero a nadie encontró. ¿Cómo ha podido ocurrir? Buscaré al ladrón.  


- ¿Has sido tú el que me has quitado mis rayas? –preguntó Zena a Bom el hipopótamo.

–¿YOOOOOOOOOOOOOOOO? ¿PARA QUÉEEEEEEEEE? -le contestó abriendo muchísimo la boca. Zena pudo ver la campanilla del hipopótamo dentro de esa enorme bocaza, pero ninguna de sus rayas. Así que prosiguió su búsqueda…


2- La ranita verde

No te puedes perder ...

La seguridad de los niños en internet

La seguridad de los niños en internet

No hay dudas de que Internet ha cambiado el mundo, ha mejorado las comunicaciones, facilitado las relaciones sociales y la información, de forma tan extraordinaria que se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestra vida. Asimismo es sorprendentemente útil si se utiliza de forma correcta, pero puede llegar a ser muy perjudicial para los más vulnerables: los niños

 

Alicia y Juanito fueron al bosque con sus papás para pasar un día de juegos en el campo, cuando terminaron de comer y recoger sus papás decidieron irse a dormir la siesta.


Ellos fueron a dar un paseo hasta una charca donde se encontraron una ranita q estaba muy triste y no podía croar.


Los dos niños, con tristeza, le preguntaron:


- ¿Qué te pasa? ¿Por qué no puedes croar?

Llorando, la ranita les dijo:

- Los hombres no se portan bien, vienen a pasar los días al campo y dejan todo muy sucio…


3- Los niños de colores


Había una vez dos preciosas hermanitas llamadas Branda y Nadira. A las dos les gustaba ir al parque a jugar en el columpio y el tobogán. Pero un día, al llegar, se encontraron con unos niños que eran diferentes: uno tenía la piel muy oscura como el chocolate, otro era muy pálido, casi amarillo, y otro rojo como un tomate.


Branda y Nadira se pusieron en un rincón y no se atrevían a acercarse a los niños, porque estaban asustadas, hasta que apareció allí el gnomo del parque:


- ¿Por qué no juegan hoy, pequeñas?

– Pues porque hay unos niños de colores y nos dan miedo- respondieron ellas.

El gnomo les hizo otra pregunta:

- ¿Han visto la nueva fuente del parque?

- No, pero ¿qué tiene que ver eso con lo que estamos hablando?

- Pues mucho-les contestó el gnomo- vengan conmigo y verán…


4- El país de las letras


Dicen que existe un país más allá de lo que alcanza nuestra imaginación donde habitan las letras del abecedario. Allí viven felices y juegan mezclándose con otras letras para formar palabras, con las que luego hablamos y escribimos. Así, cuando la letra P, la I y la E se divierten juntas forman la palabra PIE. Y en verano por ejemplo la S, la O y la L apenas se separan y por eso luce tanto el SOL o a veces la O y la L se van de la mano a darse un baño con la A.


Pero en algunas ocasiones, las letras también se enfadan y se ponen de mal humor. Es entonces cuando salen del país del Abecedario palabras muy feas que no nos gusta escuchar. Son los insultos y las palabrotas que a veces oímos por ahí. También vienen letras de países extranjeros y algunas se quedan para siempre, como la W, que en realidad son dos V hermanas siamesas. Y otras, como la Y, que estaban allí desde hace muuuucho tiempo…


5- El mar enamorado


Hace mucho, muchísimo tiempo, existía en nuestro planeta un mar de aguas azules y cristalinas que estaba locamente enamorado de la blanca luna.


Las noches en que la luna lucía sus mejores galas, redonda y luminosa en el cielo, cual mancha de leche en un mantel oscuro, el mar se pasaba la noche admirándola y suspirando por su amor, pero ella, vanidosa y antipática, no le hacía caso y se burlaba del pobre mar.


El mar valiente y decidido intentaba llegar hasta la hermosa luna saltando hacia el cielo, creando olas gigantes de agua pero ella estaba tan lejos que nunca conseguía acercarse a ella.


Un día, el mar pensó en hacerle un regalo a su amada y habló con la brisa marina para que ésta, que era un músico reconocido en el mundo entero, compusiera una canción de amor para que el mar le cantara a la luna todas las noches. La brisa aceptó encantada y a cambio pidió al mar que le dejara en la orilla de la playa algunas conchas y caracolas para guardar su música en ellas.


Al llegar la noche el mar cantó la canción de amor a la luna, pero ésta le ignoró y se ocultó tras las nubes del cielo para que el mar no la viera…


¿Conoces tú alguno muy especial que cuentas mucho a tu bebé? Súbelo a nuestra sección de cuentos y podrás descargarte gratis uno de nuestros e-books sobre educación y crianza del bebé. 

Foto: Creado por Yanalya - Freepik.com


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado cuestionario para la detección de las altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fecha de actualización: 26-02-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>