×
  • Buscar
Publicidad

Viajando a través del tiempo

Viajando a través del tiempo

Desde el principio de los tiempos muchos han sido los medios ideados por las madres para transportar a sus bebés en sus desplazamientos: ya fuera en brazos, con grandes trozos de telas o con pañuelos a modo de bandolera. Si bien nada ha favorecido tanto la comodidad de padres y bebés como los coches de paseo, los portabebés o las hamaquitas de descanso

Publicidad

Indice

 

Los cochecitos de paseo

No fue hasta hace poco más de 250 años cuando un arquitecto diseñara el primer carricoche para el que fuera el tercer Duque de Devonshire, allá por el siglo XVIII.

Este arquitecto y paisajista británico, de nombre William Kent, recibió el encargo de diseñar un medio de transporte, que a modo de juguete, divirtiera a los hijos del duque.

Así fue como Kent tuvo la genial idea de construir un artefacto con forma de carruaje adaptado al tamaño de los pequeños. Los niños podían sentarse en una especie de cesta, que era tirada por una cabra o un pony.

El juguete cautivó a la aristocracia inglesa y en poco tiempo se puso de moda en los círculos de la alta sociedad europea. Estos modelos eran muy diferentes a los que conocemos en la actualidad. Estaban fabricados en madera o mimbre, con arneses de cobre amarillo muy costoso, y artísticamente adornados. Los niños permanecían sentados y la comodidad, como es de suponer, dejaba mucho que desear. La seguridad también brillaba por su ausencia, pues carecían de cualquier forma de sujeción y obviamente tampoco contaban con ningún tipo de suspensión. Aún así eran artículos de lujo que no estaban al alcance de cualquier mamá.

En los años siguientes estos “juguetes” experimentaron grandes cambios, tanto funcionales como de diseño. Pero quizás el más importante fue la incorporación de un manillar que permitía a los propios padres empujar el coche. Aunque en un principio la idea no convencía a la acomodada nobleza, en la mitad del s. XIX toda familia que quisiera formar parte de la alta sociedad debía llevar un carrito de paseo para empujar ¿Qué provocó este cambio? La realeza, fuente de tendencias de la época, fue la causante, y más concretamente la reina Victoria, quien alrededor de 1840 compró tres unidades para su uso.

Los nombres de los carritos, claramente aristocráticos, reflejaban la necesidad de la gente de ligarse de alguna forma a la realeza, de modo que era habitual que recibieran nombres como Duquesa, Princesa, Balmoral o Windsor.

Otro cambio revolucionario fue el llevado a cabo por W. H. Richardson, quien patentó el primer carrito reversible que podía colocar al bebé de frente a su madre.

El fin de la Gran Guerra, trajo consigo el baby boom y por lo tanto un aumento de la demanda que provocó que la producción de cochecitos se disparara y que se abarataran los precios. A partir de este momento, la seguridad empezó a cobrar importancia en las mentes de los diseñadores, que no tardaron en incorporar innovaciones al respecto en sus modelos, como ruedas más grandes, frenos, etc. Estéticamente, la goma y el plástico empezaban a formar parte de la estructura de los coches de paseo, cada vez más ligeros y modernos. Hasta que a mediados del s.XX se convirtieron en un producto indispensable para todo padre de clase media de Estados Unidos o Inglaterra.


El paraguas de Maclaren

No te puedes perder ...

Tu bebé de recién nacido a los tres meses

Tu bebé de recién nacido a los tres meses

Nada más salir del vientre materno, se produce uno de los cambios más importantes en la vida del ser humano; el bebé debe adaptarse al medio externo tras haber estado nueve meses dentro de la madre, una sensación totalmente distinta para él. Ahora le toca crecer y evolucionar… ¿Qué necesita tu hijo desde su nacimiento hasta los 3 meses de vida?

Y tambien:

Otro hito importante tuvo lugar en 1965, cuando el piloto e ingeniero aeronáutico Owen MacLaren diseñó y patentó en Inglaterra su prototipo del primer coche tipo paraguas.

El ingeniero, tras oír las repetidas quejas de su hija por el viaje realizado desde Estados Unidos a Gran Bretaña con su antiguo cochecito de bebé, no dudó en ayudarla diseñando, gracias a sus conocimientos en aeronáutica, un modelo compacto y ligero que pudiese plegarse cuando no se utilizara ocupando el mismo espacio que un paraguas cerrado. Nacía así la sillita de paseo plegable.

 

El cochecito de paseo en nuestros días

Paulatinamente este moderno modelo de silla de paseo fue sustituyendo a los aparatosos y pesados cochecitos. En 1980 Phil Baechler, inventó otro sistema. La idea surgió tras decidir salir a correr con su hijo mientras le daba un paseo. En ese momento se dio cuenta de que la sillita no iba a aguantar el ritmo de su carrera y pensó en incorporar tres ruedines de bicicleta y un sistema basculante a la silla de su bebé. Tras varios diseños nacía el popular “Baby Jogger”, para pasear por cualquier terreno.

Desde los años 80 la industria del cochecito se ha desarrollado de manera vertiginosa. Las líneas lanzadas por las diversas casas fabricantes de todo el mundo se actualizan, incorporando nuevos componentes y características, sistemas más seguros, materiales más ligeros, e innumerables accesorios que han abierto un mundo nuevo a padres y bebés.
 

Historia en España a través de Jané

•    1932. La empresa Jané transforma su negocio de cerrajería al comenzar a fabricar sillas de paseo para niños, como fórmula de solución para cumplir, en lo posible, la prescripción médica que recomienda evitar fatigas a la madre.

•    1939. La fabricación de sillas de paseo se amplía y evoluciona hacia la presentación del coche de paseo, fabricado en madera y hule. Algunos de estos modelos pueden parecer ridículos hoy, pero en aquella época constituyeron un gran éxito comercial.

•    1950. A medida que evoluciona el coche de paseo, el concepto de taller de la compañía se transforma en fábrica, dedicándose exclusivamente a la fabricación y comercialización de sillas y coches para niños.

•    1960. Otro éxito notable fue el modelo denominado “Royal” presentado con distintas variantes al gusto y exigencias que imponen las distintas zonas del mercado español.

•    1963. Proporcionalmente al crecimiento de la empresa, se incrementa la producción de cochecitos. Por ejemplo, los laterales de chapa estampados para las sillas “Sissi” supusieron en su día una sorprendente manifestación del diseño funcional al servicio del bebé. Aparecen también las sillas playeras “Sissi” y el coche con capazo “Beneron”, en plástico con recubrimiento de tela especial que se acopla a todas las formas de los capazos compactos. Dicha tela una vez adherida los refuerza de forma que son prácticamente irrompibles.

•    1966. Sale al mercado el coche “Royal” con chasis especial Janyplex, el novísimo plegado reductor que permite colocarlo en los portaequipajes de los automóviles más pequeños.
 

 

Los portabebés

Los portabebés se han usado siempre a lo largo de la historia de la humanidad. Su origen se remonta a la prehistoria y su evolución ha permanecido pareja a las madres, quienes se colgaban literalmente a sus crías para cruzar desiertos, montañas, selvas, trabajar en el campo, ir en busca de agua potable, etc. Este método les permitía hacerse cargo de sus tareas mientras se ocupaban de sus bebés asegurándoles protección y bienestar. Los portabebés de entonces eran fabricados por ellos mismo con telas y pieles.

Pero a medida que el hombre se hace sedentario, se construyen casas, pueblos, ciudades… la mujer ya puede dejar a su bebé sin que corra riesgos y poco a poco se van inventando dispositivos para instalar al bebé.
 

Breve historia del portabebé BabyBjörn

•    1973. Nace la primera mochila porta bebé de BabyBjörn, denomindada Hjärtenära (cerca del corazón), era una versión más sencilla de la Mochila Porta Bebé BabyBjörn Original actual, pero cambió la forma de llevar los padres sus bebés.

•    1987. Comienza el trabajo en un nuevo modelo que podía elegirse en distintos colores vivos y pasteles, muy de moda a finales de los 80.

•    1996. BabyBjörn lanza una mochila porta bebé negra que fue una gran innovación, ya que la mayoría de los productos hasta entonces habían tenido colores pastel y dibujos adaptados para bebés. Entre otras cosas, se descubrió que muchos padres, tanto en Europa como en EE UU, apreciaban el diseño elegante y moderno que armonizaba con su ropa.

•    Actualmente BabyBjörn fiel a su estilo diseña muchas de las mochilas porta bebé según las tendencias del momento, apostando por comercializar las mochilas portabebé para ambos padres y madres.
 

 

Las hamaquitas de bebé

En los años 60, no había muchos productos para simplificar y facilitar la vida de las familias con niños pequeños. En su época de estudiante Björn Jakobson hacía con frecuencia de “canguro” para los hijos de su hermano. Este estrecho contacto con sus sobrinos le abrió un mundo completamente nuevo para él: el de los padres y los hijos.

A principios de los 60, Björn viajó a EE UU, donde vio una hamaca para bebé, un producto que no existía en Europa. Se llevó un ejemplar para su sobrino Nisse. Por lo visto, Elsa dijo que no tenía la menor intención de poner a su hijo en un “cacharro de esos”. Pero cuando la probó el pequeño Nisse, el éxito fue inmediato. Desde entonces las hamacas de bebés no dejaron de evolucionar siguiendo las necesidades de bebés y mamás y las tendencias de las modas.
 

El origen de los columpios-hamaca por Graco

•    1942. Nace la compañía Graco Metal Products como fabricante de maquinaria para coches.

•    1953. Los dos socios se separan y uno de ellos decide dar un giro a la empresa fabricando otros productos.

•    1955. David Saint uno de los empleados que trabajaba como ingeniero y artesano para la marca, fue padre de nueve niños y veía frecuentemente a su mujer cómo tranquilizaba a sus bebés con un columpio. Inspirado en lo que el veía, diseñó algo a medio camino entre el columpio tradicional y las hamacas de bebé. Con el primer prototipo nació el columpio Graco Swyngomatic, el primer columpio de cuerda para bebé. Desde entonces, Graco fue un negocio de productos para niños.

 

 

 


Fuente: Jané. Silver Cross. BabyBjorn. GRACO. Play.

Fecha de actualización: 26-05-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.