×
Publicidad

Evitar la irritación del pañal

Evitar la irritación del pañal

Los bebés son especialmente propensos a padecer irritaciones en el área del pañal e incluso en los muslos y barriguita. Es la conocida como dermatitis del pañal, que provoca el enrojecimiento de su delicada piel y que puede incluso degenerar en la aparición de úlceras si no es tratada a tiempo.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué aparece la dermatitis del pañal?

La dermatitis irritativa del área del pañal aparece normalmente propiciada por una mezcla de factores, como la excesiva humedad, la fricción y el contacto con la orina y las heces, que se producen en esta zona hasta que el bebé aprende a utilizar el orinal. Todo esto hace que la piel del lactante esté más expuesta a padecer este problema, porque además no está preparada: es más permeable y tiene limitada su función barrera frente a agentes externos.

Para evitar la aparición de estas irritaciones cutáneas es importante seguir una serie de pautas muy sencillas, como mantener una buena higiene de la zona, que debe estar siempre limpia y seca. Se debe emplear una esponja natural, agua tibia y geles sin jabón no agresivos con su piel y, al finalizar, secar bien sin frotar incidiendo en las zonas de los pliegues. 

Asimismo, es muy recomendable emplear cremas barrera regenerantes para aislar la piel de la humedad tras cada cambio de pañal. Si es posible, es preferible que tengan ingredientes activos como el aceite de almendras dulces, la manteca de karité o el dióxido de titanio, pues aceleran el proceso de cicatrización.

Otros puntos que hay que tener en cuenta son el cambio en la alimentación, especialmente la introducción de sólidos o la sensibilidad a ciertos productos no específicos para el cuidado de la piel del bebé. Es muy positivo mantener la lactancia materna, que reduce la cantidad de orina y hace que sea menos alcalina.

Ante la llegada del verano, una de las épocas en la que más se intensifican los casos de dermatitis del pañal con motivo de las altas temperaturas, se recomienda dejar al bebé todos los días un ratito sin pañal ya que el aire ayudará a fortalecer la piel de la zona.

Eso sí, en el caso de que al bebé no se le aprecien signos de mejoría en unos tres o cuatro días será necesario acudir al pediatra por si fuera necesario recetarle algún tratamiento. Si la irritación es muy fuerte y el niño está muy molesto  se pueden utilizar cremas con corticoides, siempre bajo supervisión del pediatra.
 

Recomendaciones útiles para evitar la dermatitis del pañal

No te puedes perder ...

El cuidado del culito del bebé: el pañal

El cuidado del culito del bebé: el pañal

La higiene del culito del recién nacido: Al nacer los bebés tienen la piel suave y delicada y hasta los 4 años aproximadamente ésta no alcanza el grosor de la de un adulto, por lo que su cuidado e higiene debe extremarse, especialmente en la zona del pañal.

Y tambien:

1.- Cambiar de manera frecuente el pañal, para evitar que la humedad o las bacterias generadas por las deposiciones afecten al pH de la piel del bebé

 

2.- Evitar ponerle el pañal demasiado ajustado. Es mejor dejárselo algo suelto para evitar que la fricción afecte a la dermis

3.- Tras cada cambio asegurarse que toda la zona que cubre el pañal queda bien limpita, preferiblemente empleando una esponja natural, agua tibia y geles sin jabón (SYNDET) no agresivos con su piel

4.- Una vez limpito es importante secar la zona con cuidado, sin frotar, prestando especial atención a las zonas de pliegues para que no queden húmedas, y evitar los polvos de talco que el bebé puede inhalar

5.- Es imprescindible que tras cada muda se aplique una crema que aísle la piel de la humedad, ayude a cicatrizar y evite posibles irritaciones

6.- Intentar dejar al bebé un ratito cada día sin pañal, ya que estar expuesto al aire tiene efectos beneficiosos para la dermis del bebé

7.- Es recomendable tener especial cuidado al ampliar la dieta sólida del bebé, dado que el cambio en la alimentación altera el pH de la orina y de las deposiciones, lo que incrementa las posibilidades de que aparezcan las molestas irritaciones

8.- Los bebés alimentados con leche materna están menos expuestos a padecer dermatitis del pañal, ya que ésta reduce la cantidad de orina que, además, es menos alcalina

9.- En el caso de emplear pañales de tela es mejor limpiarlos con detergentes sin fragancias y evitar los suavizantes

10.- En el caso de persistir la piel irritada, es importante acudir al pediatra

11.- No uses polvos de talco ya que su inhalación causa problemas respiratorios y, además, si la irritación tiene heridas abiertas, el polvo puede penetrar en la capa más profunda de la piel y aumentar la inflamación

12.- Un remedio casero que suele ser muy efectivo es el aceite de oliva. Unta un poco en un algodón y pásalo por la zona dañada. El aceite hidrata y crea una barrera protectora de la piel. También puedes hacer una infusión de camomila, dejarla reposar y, cuando esté fría, aplicarla con un algodón en el culito del pequeño


¿Cuándo acudir al médico?

Se debe consultar cuando, con las medidas antes indicadas no hay mejoría de la irritación o se produce un empeoramiento. En este caso hay que ir al médico para descartar una infección.


Fuente:

Belén Benito, farmacéutica de Laboratorios Suavinex

Blog EnFamilia de la AEP: "Dermatitis del pañal", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dermatitis-panal

Mahé, Véronique (2008), Los 100 primeros días del bebé, Barcelona, Robin Book.

Silveira, Dr. Manuel (2011), 50 cosas que debes saber sobre un recién nacido, Barcelona, Libros Cúpula.

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.