×
  • Buscar
Publicidad

Características de los bebés de alta demanda

Características de los bebés de alta demanda

El término de “bebé de alta demanda” lo acuñó el pediatra norteamericano William Sears refiriéndose a aquellos bebés intensos, hiperactivos, demandantes, que necesitan contacto físico (sobre todo de su madre) constante, absorbentes, hipersensibles… bebés más difíciles de criar para los que conviene tener unas pautas. ¿Tu bebé es uno de ellos?

Publicidad

Indice

 

¿Cómo es un bebé de alta demanda?

Hasta hace unos años a los bebés que lloraban mucho, solo querían brazos, dormían poco y estaban siempre nerviosos se les consideraba malcriados. Hoy en día, para este grupo de niños que cumple una serie de características existe una denominación más científica: bebés de alta demanda.

Como veíamos, este término empezó a ser utilizado por el pediatra norteamericano y miembro de la Academia Americana de Pediatría William Sears, quien lo usó por primera vez para referirse a su cuarta hija.

En resumen, son bebés que reclaman más atención de la habitual. Para que un bebé sea considerado de alta demanda, según el Dr. Sears, tiene que cumplir estas características:

- Hiperactivo

- Intenso

No te puedes perder ...

Equipamiento de bebida, cubiertos y utensilios

Equipamiento de bebida, cubiertos y utensilios

Hasta los seis meses la leche materna es suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales. A partir de entonces tu bebé requerirá un aporte extra de calorías, vitaminas y minerales en forma de alimento sólido, además de su leche habitual. Para ello será imprescindible la adquisición de una serie de utensilios indispensables para este importante paso hacia su independencia: empezar a comer solo

Y tambien:

- Necesidad de contacto físico continuo

- Demandante

- Frecuentes despertares

- Insatisfecho

- Impredecible

- Hipersensible

- Absorbente

- No se calma solo

- Sensible a la separación

Además de estas características, existen otros rasgos comunes a este tipo de bebés: tienen los ojos grandes y siempre abiertos; son muy observadores; sujetan la cabeza muy bien nada más nacer y no les gusta estar boca abajo; no les gusta ir en coche y lloran desesperadamente; no les gusta el baño; se suelen mostrar inseguros debido a su gran capacidad para captar estímulos; lloran con mucha frecuencia y muy alto; son propensos al mal humor y las rabietas; son inquietos, nerviosos y valientes; son obstinados y testarudos.

 

¿Cómo tratar a estos bebés?

Todos los bebés necesitan la atención continua de sus padres, sobre todo en sus primeros meses de vida. Pero estos bebés mucho más. La convivencia con estos niños puede ser difícil, sobre todo para la madre ya que no soportan estar lejos de ella. Están siempre alertas, duermen poco, maman mucho y quieren estar siempre en brazos de su madre, lo que resulta realmente agotador.

Si tu bebé es así, seguro que tienes que oír a menudo la cantinela de “le estás malcriando, por eso es así”, “no le cojas tanto en brazos”, “no le sobreprotejas”, etc. Pero lo cierto es que estos bebés demandan una serie de pautas diferentes a la hora de criarles para satisfacer sus necesidades especiales.

- Dedícale todo el tiempo y atención que necesite, pero no te olvides de ti. Procura estar dormida y descansada y acostumbrar al pequeño poco a poco a estar con otras personas o en la misma habitación que tú pero no en brazos. Si estás siempre cansada no podrás atenderle como es debido.

- No intentes cambiarle. Es mejor que aprendas a conocerle y a saber cuándo se enfada y por qué, cómo calmarle, etc.

- Evita las palabras y calificaciones negativas, así como las etiquetas: “eres nervioso”, “eres hiperactivo”, “no paras”… Cuanto más le digas a un niño cómo se supone que es, más obligado se verá a ser como todo mundo le dice.

- No le compares con otros niños, cada uno es como es y así hay que aceptarlo.

- No le complazcas a toda costa, hay que distinguir entre necesidades y caprichos. Es bueno que aprenda lo que es el “no” y la frustración.

- Refuerza sus comportamientos tranquilos y alegres.

 

No siempre será así…

El mejor consejo que te podemos dar es la paciencia ya que no siempre será así. Este tipo de bebés son muy demandantes sobre todo en sus primeros meses, cuando empiezan a gatear y a descubrir el mundo van asumiendo cada vez más independencia, con lo que la intensidad remite en parte.

Además, algunas de estas características que al principio pueden resultar agotadoras a la larga se transforman en cualidades positivas: son niños empáticos, con gran capacidad de análisis y observación, gran creatividad, activos, curiosos, apasionados, intensos, resueltos, afectuosos, sociables, etc.


Fecha de actualización: 22-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.