› 
 › 
Hablar: Las primeras palabras de tu bebé

Hablar: Las primeras palabras de tu bebé

Hablar: Las primeras palabras de tu bebé
comentarios2 comentarios
comparte

Aunque hasta los 6 meses los bebés no empiezan a balbucear sus primeros sonidos, lo cierto es que desde que nacen se están comunicando contigo con la sonrisa, los gestos, el llanto… Gradualmente, irá desarrollando esa capacidad y al final de su primer año de vida, estará listo para empezar a hablar. ¿Cuáles son sus primeras palabras? ¿Sabes cómo estimularle?


Los bebés aprenden a hablar a ritmos tan diferentes que su lenguaje receptivo –lo que entienden de lo que se les dice- indica mucho mejor sus progresos. Este cambio lo irás notando de diferentes maneras. Primero notarás que se vuelve hacia ti cuando dices su nombre. A los 9 meses empezará a reconocer palabras que designan objetos y personas familiares como “vaso” o  “agua”. Se reirá en el momento oportuno cuando le cantes canciones, buscará con la mirada su biberón cuando le preguntes por él y seguirá instrucciones sencillas como “Dale un beso a mamá”.

Algunos bebés dicen sus primeras palabras antes de cumplir el año (palabras que por lo general sólo reconoce su familia), pero son muchos los que no pronuncian nada comprensible antes de los 13 meses. Siempre y cuando tu bebé parezca entender lo que le dices, lo más probable es que su lenguaje oral se desarrolle normalmente.


Desarrollo del habla

Etapa prelingüística: De recién nacido al año y medio. En esta etapa la comunicación se da a través de señas, gestos y ruidos. También se establece la intencionalidad -el deseo de comunicarse- y la referencia -los objetos o personas de quienes hablamos.

Durante esta etapa los bebés muestran interés por los objetos, logran realizar diversas cosas con los mismos y actúan de manera espontánea. En cuanto a la comprensión, logran entender lo que se les dice a través de palabras clave con ayuda del contexto.

Hacia el segundo mes, empieza a percibir algún que otro ruido y a emitir sonidos como “eh”, “uh” para contestarte. En el tercer mes empieza a pronunciar sonidos simples de vocales, como “oh”, “ah” y “uh”. En el cuarto mes su lenguaje es muy variado: intenta “hablar” con soplidos, grititos, risas y repite “ka” en un intento de emularte.

El balbuceo es una de las etapas más importantes y, por regla general, comienza hacia los 5-6  meses, época en que los bebés empiezan a dominar la lengua, los labios y el paladar. Tu bebé descubre primero las consonantes y comienza a pronunciar sus primeras sílabas como “ba” o “pa”. También surge un sonido nuevo: “ejj”. Una vez que alcanza un control suficiente de los sonidos, se divertirá repitiéndolos una y otra vez, por ejemplo, “ba-ba-ba” o “pa-pa-pa”. Hacia los 8 meses estará pronunciando dobles sílabas que suenan como palabras verdaderas, tales como “ba-ba” o “pa-pa” (¡para alegría de su padre!).

Entre los 10 y los 12 meses encadenará los sonidos que conoce y usará la entonación de tal modo que parezca un discurso verdadero. Es capaz de seguir una conversación y hará ruidos durante las pausas. Puede que ya diga alguna palabra con sentido.

Al final, los experimentos con los sonidos le llevarán a pronunciar sus primeras palabras, por lo general cuando cumple un año de vida. Pero no te sorprendas si sólo tú y otros miembros de la familia le comprendéis. No siempre se trata de palabras verdaderas, pero si reconoces lo que quiere decir y le repites la expresión correcta, acabará por decirlo bien.

Etapa de 1 palabra: De 1 a 2 años. Emplean una sola palabra para expresiones más largas o para referirse a objetos diferentes. Por ejemplo “coche” puede significar “Ahí está el coche”, “Vamos en el coche” o “Quiero subirme al coche”.

A los 16 meses utilizan nuevas palabras y son capaces de imitar lo que dices. A los 18 meses pronuncian sus primeras frases u oraciones en lenguaje telegráfico (en su estructura van a utilizar sólo lo necesario). A los 20 meses ya utilizan verbos, hacen menos gestos y nombran más cosas. Aumenta su nivel de comprensión y aprenden nuevas palabras casi a diario. Al final de este segundo año. La mayoría utilizará ya unas 100 palabras.

Etapa de lenguaje telegráfico: De los 18 a los 30 meses. Ya empieza a decir más de dos palabras, pero aún no crea oraciones, y sigue siendo incomprensible a veces. Se empiezan a realizar combinaciones de palabras con significado, por ejemplo: “mamá leche”, omitiendo las preposiciones y los artículos. Empiezan a tener concordancia en género y número.


Niño cascosFrases y oraciones simples: De los 24 meses a los 3 años y medio. Aunque sean breves, ya crea frases, pues cuentan con estructura de sujeto y predicado. Hay una relación estrecha entre los objetos y los eventos, muestra interés por conocer el nombre de lo que le rodea y al expresarse logra emplear términos de una manera específica. La articulación del lenguaje (pronunciación de los fonemas), está casi completa a esta edad, con excepción de /r/ y /rr/. Son capaces de iniciar, seguir o cambiar un tema en una conversación y comprender la toma de turnos. Hacia los 36 meses dicen más de 1.000 palabras y su dominio de la gramática es casi parecido al de un adulto.

Oraciones complejas. De 3 años en adelante. Su comunicación verbal es más fluida, sus frases son más largas y libres de contexto. Sus oraciones complejas se forman de la unión de varias oraciones simples, los avances posteriores son poco perceptibles. A esta edad se empiezan a comprender las metáforas y los chistes. La pronunciación se logra de manera completa. El lenguaje puede ser motivo de juego con las rimas y canciones. Se logra tener más en cuenta la perspectiva del oyente y logran realizar relatos coherentes de acciones y eventos.


La importancia del oído

La capacidad de oír bien es vital para el desarrollo del lenguaje ya que incentiva la imitación y ésta, a su vez, estimula las aptitudes del lenguaje. Podrás comprobar si el oído de tu bebé está bien si:

-A los seis o siete meses balbucea, intenta imitar sonidos y se vuelve hacia ti cuando escucha tu voz.

-A los nueve meses escucha con atención los sonidos familiares cotidianos, como un perro que ladra o el timbre de la puerta.

-Hacia el año te responde cuando le dices “no” o “adiós”.

Pérdidas parciales del oído –causadas, por ejemplo, por repetidas otitis- pueden interferir con el desarrollo del lenguaje. Si tienes alguna preocupación respecto al oído de tu bebé, consulta al pediatra.


Consejos para ayudarle a hablar

- Pasa mucho tiempo comunicándote con él, incluso de recién nacido.

- Habla sin parar con él para que se acostumbre a tu voz y a los diferentes sonidos. Cuanto más le hables y le animes a que te responda, antes aprenderá a hablar y mejor lo hará. Sé teatral en tus conversaciones y hazle continuamente preguntas. Si parece que te entiende, pregúntale si es así, repite lo que has dicho y elógiale. Explícale, desde recién nacido, todo lo que vas haciendo, incorporando su nombre a las explicaciones “Ahora Mamá y Juan se van a ir de paseo”.

- Imita cualquier sonido que haga, pero cambiando el tono y el volumen. Si te escucha, estimúlale con nuevos sonidos y nómbralos. Cuando empiece a pronunciar sílabas, repítele todo el rato mamá y papá para que él quiera imitarte.

- Léele. Comienza a hacerlo lo más pronto posible, aunque sepas que aún no te entiende. No es necesario que termines todo el libro, busca cuentos con ilustraciones, adecuados para la edad del niño, y que inviten a tu hijo a mirar mientras le explicas los dibujos. Intenta comenzar con libros en los que el niño pueda imitar movimientos, sonidos o que presenten texturas que tu hijo pueda tocar. Cuando sea mayor, permítale señalar las imágenes que reconozca e intentar nombrarlas. También puedes leerle poemas infantiles, que tienen el atractivo de la rima. Continúa con libros que permitan al niño predecir lo que ocurrirá. Es probable que tu hijo comience a memorizar sus historias favoritas.

- Todos los niños comienzan pronunciando mal muchas palabras, y así la familia al completo aprende también un nuevo vocabulario, y hablan del “tete”, del “guau guau” o cuando se van a la cama dicen: “¡a momí!”. No tiene ninguna importancia adaptarnos a las expresiones del niño, pero no debemos olvidar que uno de nuestros objetivos es que aprenda la expresión y pronunciación correcta de las palabras. Por lo que no siempre celebraremos sus deslices, por mucha gracia que nos haga, sino que le mostraremos cómo se pronuncia bien.

- Las canciones y los juegos son uno de los mejores instrumentos para estimular el aprendizaje de la lengua. Y tampoco hace falta conocer un amplio repertorio de canciones infantiles, sino que basándonos en la repetición de sonidos, en la rima y el ritmo, podemos acompañar cualquier actividad con canciones.

En este video puedes ver cómo se produce el desarrollo del lenguaje en los bebés.


Fuente: El desarrollo del niño, Tu hijo de 6 a 12 meses; Johnson´s. Padres primerizos, Dra. Miriam Stoppard.
Redacción: Irene García.

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿A qué edad pueden empezar a ver la tele los bebés?

    ¿A qué edad pueden empezar a ver la tele los bebés?

    La televisión está implantada en nuestra sociedad desde ya hace muchos años, tanto, que son muchas las veces que la dejamos puesta como “ruido de fondo” y así los niños se crían junto a ella. (cuando empiezan a hablar los bebes)

  • Visitas en el hospital después del parto

    Visitas en el hospital después del parto

    Durante los días que pases en la Maternidad, descansar y relajarte debería ser una de tus prioridades. Aunque el parto es un proceso normal y no hayas tenido complicaciones, resulta siempre agotador.... (primeras palabras del bebe)

  • Cuándo involucrar al niño en la Navidad

    Cuándo involucrar al niño en la Navidad

    Es muy probable que tu bebé no disfrutara de sus primeras Navidades, ya que con un año o menos, no era capaz de darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor. Con tener cubiertas sus necesidades básicas... (primeras palabras bebe)

2 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 30-08-2013
Hola! me pareció bueno poder comentarles sobre un dibujito que esta en Youtube y que lo pasan por Disney junior, muy divertido y educativo! El Payaso Plim Plim! Enseña todos los valores de la vida. Buenos modales, hábitos, solidaridad, honestidad, responsabilidad, respeto al medio ambiente, etc! Con música y muchos colores! A mi nena le encanta! jugamos con juegos didácticos, de memoria, habilidad y nos ayudamos con este tipo de dibujitos!!
Anónimo
Enviado por: el día 22-03-2012
hola