› 
 › 
¡Mi hijo no quiere comer!

¡Mi hijo no quiere comer!

¡Mi hijo no quiere comer!
comentarios28 comentarios
comparte

¿Tu hijo se enfada cada vez que se sienta frente al plato? A menudo, para muchas familias, la hora del almuerzo se convierte en una auténtica pesadilla y en una guerra continua entre padres e hijos. ¿Qué debemos hacer cuando el niño no quiere comer? Ante todo no hay que perder la calma.

Aunque su actitud de rechazo puede perturbar el almuerzo familiar y resultar verdaderamente molesto, sin contar con la impresión de tener que ceder ante el poder del niño, no vale la pena montar en cólera ante un hijo inapetente. Un niño no se muere de hambre si no está muy deteriorado físicamente y si tiene alimento a su alcance. Su salud no debe ser en este caso nuestra preocupación, sino las causas de esa actitud frente a la comida.

La relación del niño y de la madre está estrechamente vinculada con la alimentación. Cuando el niño se enfada con ella, su cólera puede expresarse en el rechazo de la comida que ella prepara: el comer puede ser un símbolo de lucha entre el hijo y la madre y el rechazo de ésta un síntoma de algo más.


Causas de inapetencia

1. Hay padres que se equivocan en el tamaño de las raciones y quieren que su hijo coma más de lo que necesita. Si está fuerte y sano no debemos preocuparnos de que coma poco, siempre que lo que coma sea complementario y equilibrado.

2. Otra de las causas de inapetencia puede ser debida a que el niño esté atravesando un mal momento familiar: el nacimiento de un hermano, falta de dedicación por parte de sus padres, un deseo de llamar la atención o cualquier cambio en su vida…

3. Por el contrario hay niños que toman la postura contraria y devoran sin degustar la comida. Esta voracidad ante el alimento nos está hablando de un problema sin resolver. Debemos reflexionar y atender a las causas de esta ansiedad, además de procurar motivarle para que coma más despacio, saboreando los alimentos y tomando una postura reposada en la comida.

4. Puede convertirse también en inapetente el niño manejado por una madre autoritaria y nerviosa que crea un ambiente tenso de disgusto, con prisas y amenazas en vez de hacer de la hora de la comida un momento de encuentro y diálogo, de tranquilidad y afectividad.

5. Otro tipo de niño es el que come a cualquier hora menos a las horas de las comidas. Ante este caso, nuestra postura debe ser firme y debemos mantener la disciplina de comer a sus horas, si queremos que su alimentación se normalice.

6. Es frecuente también que durante la enfermedad, el apetito descienda a un bajo nivel. Los niños comen mal por razones fisiológicas, por esa razón cuando están convalecientes y les forzamos a comer, podemos introducir factores emocionales y transformar el comer en un símbolo de lucha entre la madre y el hijo que puede alargarse posteriormente a la enfermedad. En cambio, cuando no se le obliga y se cura de la enfermedad, al volver al nivel normal, la necesidad de alimento regresará a sus normas anteriores.

Hay que tener en cuenta la fase evolutiva en la que está el niño para comprender la apetencia o rechazo de ciertos tipos alimentos. Los bebés comen mucho, ya que el crecimiento que experimentan a lo largo del primer año es muy grande, siendo más pausado a partir del segundo año. Al introducirle la alimentación sólida, ya no necesitan ingerir tanto, pues están recibiendo una alimentación equilibrada y sana. No hay que “atiborrar” a los niños y pensar que cuanto más coman, más sanos estarán.


La hora de la comida es un momento apropiado para la socialización, el diálogo y la relación afectiva con el niño. Por tanto es importante crear una atmósfera agradable, de charla e intercambio. Cuando se produce tensión y disgusto, podemos llegar a crear un niño inapetente, sólo por nuestra actitud negativa de gritos, ademanes bruscos o impositivos.

Hay que tener en cuenta que en estas edades el niño es un ser muy activo y por tanto debemos servir la comida con mucha agilidad y motivar al niño para que no se dilate demasiado la hora de la comida. Es preferible quitarle el plato en un tiempo prudencial que dejarlo durante horas delante de él.

Otro factor que hay que tener en cuenta es que el niño en estas edades desarrolla intensamente sus conocimientos a través de los sentidos. Le gusta verlo y tocarlo todo. Hay que permitir por lo tato una flexibilidad en cuanto a los hábitos en la alimentación para que el niño tome parte activa en la misma pues, tocando los alimentos y jugando con la cuchara, aprenderá pronto a comer solo.

Incentivándolo para valerse por sí mismo ante la comida, estamos consiguiendo un interés y apetencia por la misma.


Hábitos de alimentación

Para que se instauren unos hábitos de alimentación correctos, debemos tener en cuenta varias cosas:
 
1º Es importante que se respete un horario fijo para las comidas, comenzamos así a crear un hábito. Si se le hace esperar demasiado tiempo o se le da la comida cuando no tiene hambre, la situación llegará a convertirse en un problema.

El niño pequeño debe hacer cuatro o cinco comidas al día y no se le debe permitir picar fuera de las horas asignadas para el alimento. Por ello evita absolutamente los malos hábitos: nada de galletas, ni dulces para que el bebé deje de llorar. Si los niños son mayores y pueden abrir la nevera o los armarios de la cocina, debes vigilar que no cojan lo que ellos quieran cuando ellos decidan.
 
Debe comer en un sitio destinado para ello y procurar que siempre sea el mismo. Debe aprender que no puede levantarse hasta que no termine de comer, aunque si hay más gente en la mesa no se le puede obligar a permanecer en ella hasta que todos terminen -para un niño pequeño esto resultaría un esfuerzo excesivo.

Proporciónale una alimentación variada… y cuanto antes mejor. Alrededor de los seis primeros meses la nutrición comienza a ser variada y es entonces cuando debemos comenzar a inculcar los buenos hábitos alimenticios. Haz funcionar las papilas gustativas de tus hijos e introduce poco a poco todos los alimentos habituales en la nutrición infantil, para que se acostumbre desde el principio. No hay que darse por vencido ante el primer “no”, ya que éste puede ser meramente circunstancial; los niños necesitan algo de tiempo para aceptar un alimento nuevo, hay que tener en cuenta que todos los sabores son desconocidos para ellos. Si rechaza algo nuevo hay que volver a presentárselo unos días después y siempre poco a poco, que lo pruebe, luego dos cucharas, después tres... hasta que llegue el día que coma todo el plato.

Un error gravísimo en el que caen muchas madres es prepararle sólo las comidas que saben que le gustan para evitar el conflicto a la hora de comer. La madre tiene que decidir lo que debe comer el niño, no al contrario. Si no lo quiere, no se le debe preparar otro plato y es mejor que no coma a que él decida lo que va a comer.


Image

Otro error que debemos evitar es el transmitir negativamente nuestros gustos culinarios a nuestros hijos, inconscientemente lo hacemos y no les ofrecemos aquellos alimentos que a nosotros no nos gustan. Esto, sin querer, se va heredando de padres a hijos. Hay que darles de comer de todo, aunque no nos guste comerlo o prepararlo. Nosotros somos el modelo a imitar y los niños aprenden imitándonos en todo. Si nunca te ve comer fruta ¿cómo pretendes que él la coma?

Esto no quiere decir que deba gustarles absolutamente todo. Hay platos que no gustan y esto es normal y se debe respetar. Si un niño come una alimentación variada y sana, no pasa nada porque haya algún alimento que no le guste.

 
No fomentes la actitud pasiva en el niño, entreteniéndole con cuentos, juguetes o televisión mientras le das de comer cucharada a cucharada.

La hora de la comida es la hora de la comida, no es la hora de ver la televisión. Se le debe invitar a un diálogo animoso para que le sea más grato el almuerzo, pero que sea él el que coma. El niño tiene que darse cuenta que está comiendo, disfrutando del momento, saboreando la comida, dándose cuenta si está fría o caliente, del olor, etc.
 
Ponle una cantidad adecuada para que se termine el plato. Es mejor que repita  a que se desanime ante un plato muy colmado ante el cual se sienta incapaz de terminarlo. Para el niño es muy gratificante terminarse todo y luego pedir más. Si la comida consta de dos platos, modera el primero para que pueda comerse el segundo.

Si el niño pide repetir, se debe terminar el plato. Hay muchos niños que piden más comida o una galleta y luego la tiran a la basura. Si la ha pedido, debe comérsela para que aprenda a modular su apetito y sepa dosificarse.
 
No puedes exigir muchas normas en la comida desde el primer momento. Las reglas tienen que ser secuenciadas y priorizadas: primero que coma, después ya puedes introducir normas como utilizar la cuchara, no meter las manos en la comida, sentarse correctamente, no ensuciar la mesa, cerrar la boca, recoger su plato...

No frenes su desarrollo. Para el niño es tan importante el gusto como el tacto en el descubrimiento de los alimentos. Por eso se le debe permitir tocarlos y hasta embadurnar la mesa. Debe empezar a usar la cuchara cuanto antes, sin importar que juegue con la comida o que se ensucie. Esto no es debido a su falta de habilidad, estas acciones son deliberadas. Cuando el niño se sitúa en la etapa anual y el medio tolera esta acción, se le está ayudando a que se alimente a sí mismo, con sus manos y poco después podrá realizar con facilidad y rapidez la transición al uso de la cuchara.


Lo mismo ocurre con el paso de la alimentación blanda a la sólida. Cuanto más tardemos en introducir la alimentación sólida, más difícil será, pues los niños se aferran a la etapa anterior, cuando se alimentaba succionando.

Al frenar su interés en probar otros alimentos que no sean el puré o la papilla, estás impidiendo su crecimiento psicológico y sus ganas de ser mayor. Él debe darse cuenta de que valoras esos pasos que da hacia la independencia. Del mismo modo llegará un momento que ellos rechacen los purés y las papillas, pero suele ser pasajero y puntual cuando pasa a la alimentación sólida, volviéndolos a aceptar al poco tiempo.

No utilices el alimento como premio o castigo. “Sino te comes todo, no saldrás al parque a jugar” o “Si no ordenas tus juguetes, no hay postre”. A menudo los padres utilizan estos argumentos para conseguir algo de sus hijos. Sin embargo es preferible entender la comida como un hecho cotidiano y básico y no como una herramienta para disuadir.


No nos olvidemos que nuestro pequeño copia nuestro comportamiento. Es muy importante por lo tanto que vea en nosotros el placer de comer. Comer implica muchas más cosas que el simple hecho de engullir y digerir. Ponle cuanto antes a tu lado en la mesa junto con el resto de la familia y haz de ese instante un momento de convivencia.


Algunos consejos para que coma

• Hacer de la hora de la comida un momento de diversión

Haz que intervenga en el “ritual” de la comida.  A cada edad puede realizar una labor: A partir de los 18 meses, puedes comenzar a llevarle al mercado y enseñarle las verduras y frutas por colores y por nombres. Una vez en casa, déjale ayudarte a ordenarlas, lavarlas y colocarlas en el plato o la fuente una vez cortadas. A los 2 años pídeles que ayuden a elegir el mantel, a poner las servilletas o coger flores para el centro de la mesa. Desde los 3 años, si sus movimientos son ya suficientemente coordinados pueden colaborar colocando los platos y cubiertos en la mesa. A partir de los 4 años puede ayudarte o hacer él mismo una receta sencilla, bajo tu supervisión y que sin duda, ¡le abrirá el apetito! Si después de esto nuestro hijo sigue sin tener hambre, pídele que se siente en la mesa aunque no coma. Lo importante es no hacer un drama de la alimentación. En lo que respecta al menú, proponle que elija entre algunos platos, pero hazle comprender desde el principio que no está en un restaurante a la carta.

• No le presiones

Hay palabras que transforman en un drama la situación más banal. Debemos desterrar de nuestro vocabulario expresiones como: “¡Termínate el plato!” o “Si no hay judías verdes, no hay postre!”. Esta es la mejor manera de que el pequeño se niegue a comer. Si el niño no se siente presionado, empezará a comer sin ninguna preocupación. No te enfrentes a un niño que no quiere comer, él buscará agotar tu paciencia. Trata de decirle pacientemente: “De acuerdo, no comes en la mesa, pero si tienes hambre dos horas más tarde, tendrás q esperar a la cena”. Eso sí, no le dejes picotear durante la tarde. Y deja de lado el tema de la comida para hablar con él de otras cosas.


• Haz atractivos los platos

En ocasiones que los más pequeños tomen algunos alimentos como la fruta o la verdura puede resultar una pesadilla. Con algunos trucos podemos conseguir engatusar los estómagos más caprichosos para que coman de todo: Sé creativo cuando prepares los platos, varía las formas de las verduras, córtalas de diferentes formas, en palitos por ejemplo, que podrán mojar en salsas (purés) de colores y texturas diferentes. Corta la fruta en pequeños trozos y ensártala en un palito a modo de brocheta. Utiliza tu imaginación para hacer agradable los platos que menos le gustan. No hay duda que ese momento festivo le gustará y le hará olvidar que bajo esos adornos de colores se encuentra el puré de zanahoria que tanto le desanima.

 

Aprendiendo a comer solo

A lo largo del segundo año (12 a 24 meses) comienza el aprendizaje del uso del vaso. Al principio se llena muy poco para que no lo vuelque y muy pronto adquirirán la habilidad óculo-manual de no derramar el agua. A  los 3 años debe manejar con soltura la cuchara y el tenedor, sin ensuciarse demasiado. Entre los 4 y los 5 años ya debe tener destreza con el cuchillo cortando  alimentos blandos.


Redacción: Lola García-Amado
Fuentes: Pelancha Gómez-Olazábal,  Guía infantil, Asociación Española de Pediatría, Observatorio Idea Sana Eroski Campaña Comer Bien Comer Sano Fundación Dieta Mediterránea.

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Ingesta de lácteos en niños y adolescentes

    Ingesta de lácteos en niños y adolescentes

    Los alimentos lácteos son una de las principales fuentes de calcio para el ser humano ya que aportan entre el 44 y el 70% del calcio que ingiere la población española. Pese a ello, numerosos estudios... (mi bebe no quiere comer)

  • Déficit de calcio en intolerantes a la lactosa

    Déficit de calcio en intolerantes a la lactosa

    Para las personas intolerantes a la lactosa cumplir con las dosis diarias recomendadas de calcio puede resultar más difícil, por eso es necesario tener más cuidado con su alimentación (mi hijo no quiere comer)

  • Alergia al huevo

    Alergia al huevo

    El huevo es el alimento que más a menudo causa alergia en los niños españoles. En los últimos años se ha producido un incremento de los niños que no alcanzan la tolerancia y que seguirán siendo alérgicos... (que hacer cuando un niño no quiere comer)

28 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 26-07-2014
Realmente el articulo esta fantástico. De decir que según el, hago casi todo MAL jajaja es lógico que mi hijo haya transformado la hora de comer en un calvario para todos. No solo no come, lo que lo lleva a estar mas de globulos rojos y ser mas propenso a enfermarse sino que además llora grita patalea y nos arruina literalmente todos los almuerzos. Ya desde bebe nos daba unos problemas tremendos, un grumo, algo que no le gustaba y vomitaba literalmente todo lo que había comido, no prueba nada, es dificilicimo introducirle algún sabor nuevo o esconderle algún alimento y juro q lo intento todos los días hasta el cansancio, nuevas recetas, nuevos recipientes, nuevas formas....no hay caso. La lucha es tal que ha llegado a estar 36 hs sin ingerir NADA por no querer probar un raviol... Reamente es umuy difícil mantener la calma, no frustrarse, no gritar, poder dejar el asunto, pero tendremos que hacer el esfuerzo porque esta cada vez peor, me fue MUY UTIL leer el tema de las porciones, la tele se la hemos quitado, tb los dulces, las galletitas dulces, los postres dulces, como no come frutas ni verduras se limita a cereales yogurth....no se imaginan las ganas de llorar de saber que durante 5 años lo hemos intentado todo y lejos de mejorar esto empeora cada dia.
Anónimo
Enviado por: el día 09-02-2014
hola que tal me llamo Juan, me parece un articulo SUPER EDUCATIVO y de GRAN AYUDA. Me gustria comentar "mi problema" y que me comentarias, por favor.Gracias. Bueno mi niña tiene casi 3 añitos y la verdad es que come bien "cuando come" y ese es el problema, suele comer alimentos solidos que ella solo quiere pero las comidad caliente como potajes y cocidos , etc... solo los quiere pasados por la batidora, que los quiere triturados, alomejor despues de una pequeña riña pero se los come, pero lo que mas me preocupa son los potajes , etc.... y lo peor es que insitimos mi mujer y yo, y nada sin resultados positivos, y lo que mas me duele es que en ocasones eh llegado a perder los nervios y haste le he elevado el tono de voz de forma muy seria y le he puesto la misma comida a la hora de la cena y nada, luego le digos si quiere unas salchicha o una tortila o una tostada de pan de molde o un biibi de colacao y SE LO BEBE por que tiene hambre , la he tenido un dia y medio sin comer poniendole potajes en cantidades minimas y nada y la verdad es que es muy frustrante y me he sentido super fatal acostandola sin cenar y sin comer, necesito consejo , por qu soi consciente de que no lo estoy haciendo bien, necesito consejo, gracias.
Anónimo
Enviado por:el día 05-02-2014
Me parece muy buen artículo. Como bien dice, lo más importante en estos casos es que no hagamos del momento de la comida una situación negativa o de castigo para el peque. Pues en ese caso, ya sentirá cierto rechazo a esa situación. Es mejor tratar de captar su atención y hacer los platos interesantes para el niño. Cuando tienen 6 meses y empiezan a probar nuevos alimentos, texturas, es positivo que de vez en cuando les dejemos explorar libremente. Por ejemplo un plato de puré para que vaya probando, lo toque, coja la cuchara y que poco a poco se vaya habituando.
Anónimo
Enviado por:el día 22-01-2014
mi niña tiene 7 años y cada vez que va ha comer en el almuerzo y la cena demora 40 minutos , la comida lo tiene en la boca y demora en masticar. El Dr. me dice le falta peso , Que hago?
Anónimo
Enviado por:el día 28-07-2013
por favor hoy es una de esas madrugadas en la que la angustia y la preocupacion por mi hijito no me dejan dormir,mi hijo tiene 8 años y solo toma sopas totalmente liquidas y arroz blanco,yo hago de todo para que sus sopas sean lo mas nutritivas posibles, pero me angustia la idea de que mi hijo pueda enfermar, alguien me puede ayudar por favor?
Anónimo
Enviado por:el día 28-07-2013
por favor hoy es una de esas madrugadas en la que la angustia y la preocupacion por mi hijito no me dejan dormir,mi hijo tiene 8 años y solo toma sopas totalmente liquidas y arroz blanco,yo hago de todo para que sus sopas sean lo mas nutritivas posibles, pero me angustia la idea de que mi hijo pueda enfermar, alguien me puede ayudar por favor?
Anónimo
Enviado por: el día 11-07-2013
Anónimo
Enviado por: el día 08-05-2013
hola estoy deseperada mi bebe tiene un año y medio y no quiere comer nada todo lo que le hago lo rechaza y solo toma pecho ya nose que hacer para que coma espero su respuesta gracias
Anónimo
Enviado por: el día 24-04-2013
Hola!!! Muy bueno el articulo, me hace ver errores que estamos cometiendo con mi marido a la hora de comer. Mi hijo tiene 4 años y desde hace un par de meses la hora de la comida es una pesadilla para los tres, yo estoy embarazada d 5 meses y se que quizás su inapetencia se debe a eso pero me preocupa xq ha bajado de peso y ya no se que hacer para que coma más de dos bocados. Voy intentar algunas pautas a ver como nos va...Gracias!!
Anónimo
Enviado por: el día 09-03-2013
Mi hijo comía bien en casa antes de apuntarlo en la guardería hará 1 año. Tiene 3 años y en la guardería come de todo y no deja nada, incluso la fruta, pero desde que está ahí, en casa lo único que come es arroz, spaguettis, salchichas, atún y natillas. Nunca quiere probar cosas nuevas fuera de la guardería, incluso poníendole la misma comida que les ponen, no hay manera. Ni siquiera en la cena. Ruego me puedan ayudar a solucionar el problema. Gracias.
Anónimo
Enviado por: el día 06-03-2013
Esta muy claro e interesante el articulo, mi marido y yo cometemos muchos errores con mi pequeña de casi 3 años solamente quiere tomar y tomar leche y el alimento casi no lo quiere cosumir o solo el que ella quiere, en cambio tengo un pequeño de 1 año y medio y come de todo incluso en ocasiones se come el plato mi pequeña. quisiera saber que hacer para que coma por que me desespera que por mas formas que le hago la comida no come :(.. Gracias y saludos.
Anónimo
Enviado por: el día 28-02-2013
bueno estoy con ganas de formar parte de esto
Anónimo
Enviado por: el día 28-01-2013
Tengo una nena de 3 años y solo le gustan las comidas solidas nada que sea papilla ni que tengas untado o que ella sienta lo humedo en las comidas, que puedo hacer ya que ni siquiera los prueba, solo les gustan las papas el pollo los espaguetti, panckes, huevitos revueltos, el ceral solo sin leche, que puedo hacer para que ella coma...
Anónimo
Enviado por: el día 23-10-2012
tambien mi nene no kiere comer en ocasiones puede ser por las anginas que las tengan inflamadas y asi, pero ahora esta bein y sigue de rebelde yo trabo y tengo un pequeno lapso de tiempo para darle de comer y me da mucho coraje que yo me esfuerse para atenderle y el nomas no copere que puedo hacer mi bebe tiene 1 ano, 3 meses y todo lo ke le meta a la boca siendo comida lo saka totalmente eso si toma tres bibis durante la noche de 9 onzas cada una
Anónimo
Enviado por: el día 22-10-2012
hola,estoy muy angustiado por mi hija,ella tiene 2 añitos y hace poco le recetaron antibióticos por una bronquitis la cual le produjo una fuerte irritación en boca y encías,con todo esto dejo de comer.el problema es que ya a pasado tiempo y sigue inapetente lo único que acepta es liquido y leche,nada solido por favor necesito orientación.
Anónimo
Enviado por: el día 13-10-2012
Como puedo hacer para que mi hijo de 3años coma todo tipo de alimento porque el solo quiere comer huevo
Anónimo
Enviado por: el día 21-07-2012
mi bebe tiene un alito y ahorra no se q le pasa no qiere comer nada puro pecho q puedo hacer veo q esa bajando de peso
Anónimo
Enviado por: el día 21-07-2012
Doctor, mi sobrino que tiene 2 años, hace mas de una 1 semana que no recibe alimentos sólidos, en el consultorios le dijeron que era una problema bronquial, le recetaron un inhalador (salbutamol) , pero nos preocupa la situación de que no coma era muy bueno para comer ya bajado bastante de peso, ademas esta decaído animicamente, su estado de animo varia repentinamente, tiene tos que en un principio le provocaba vómitos pero ya no, le agradecería que me diera alguna indicación o consejo que seguir, gracias.
Anónimo
Enviado por: el día 28-06-2012
Excelente articulo, Felicidades!!! Yo pase por esto con mi hijo mayor y me pude haber evitado 1 año de terapia con su articulo claro y definido, el punto importante es no olvidar, como ustedes indican que el "No apetito" es una manifestacion de alguna causa, detectar nuestro caso y llevar a cabo las medidas necesarias con diciplina y amor. Mi experiencia fue que el dia que yo deje de "rogarle" a mi hijo que comiera por 4 dias seguidos, por primera ves escuche un "Mami, tengo hambre"...mi hijo tenia 6 años en ese momento. Nunca olvidare el comentario que me hizo su terapeuta ..Señora..deje de angustiarse...ningun niño de deja morir de hambre!!!!! Buena suerte!!
Anónimo
Enviado por: el día 05-06-2012
Bueno pues mi bebe de 20 mese úvula no come bien. No tiene apetito ala cómida jo allí que hacer estoy desflecada antes como bien ahora ya no , avese le pego pero se que es malo trato de no baserlo porque aun es pequeño y me da pena pero que hacer soy sola solo me tiene ami !
Anónimo
Enviado por: el día 05-06-2012
mi bebe tiene 9 meses y solo quiere tomar leche de peche he intentado con todo lo demás y no he tenido resultados . por favor ayudenme!!
Anónimo
Enviado por: el día 15-04-2012
Buenas noches, de verdad estoy muy procupado por la alimentación de mi hija, mi esposa y yo no tenemos problemas de ningun tipo que pueda afectar a mi hija, a ella lo que le gusta comer ya sea almuerzo desayuno y cena es que si pasta con queso y mantequilla, arroz, arepa, pan con eso mismo, es rara la vez cuando come cualquier otro tipo de comida y poca, en cuanto a frutas solo come cambur y uvas, de jugos nada mas los pasteurazados, mi esposa y mi persona cocinamos cualquier clase de comida pero nada que ver con la alimentación de mi hija, agradezco de antemano el apoyo que nos pueda dar.
Anónimo
Enviado por: el día 23-03-2012
hola mi niña tiene 6 meses y desde muy chica no quiso el biberon y no come muy bien estoy desesperada porq me dicen q tiene peso bajo no es mucho pero hay veceas q al comer tengo q darle algo para entretenerla xq es muy inquieta q puedo hacer ayudenme estoy desesperada.
Anónimo
Enviado por: el día 15-03-2012
muchas veces es por reveldia que los niños no quieran comer,pero hay ocaciones que hay algo de base, mi hijo a los dos meses no quiso ni tetero ni pecho asi que llevamos al pediatra, realizo un examen que se llama gases venosos y lo que paso es que no producia bicarbonato y lo que hace que la sangre se vuelva acida, le diagnosticaron ACIDOSIS TOBULAR RENAL, LO PRINCIPAL SINTOMAS ES QUE NO LES DA APETITO SON BAJOS DE PESO Y TALLA ...el tratamiento es suministrar bicarbonato de sodio,,el especialista que lo ve es un nefrologo.ASI QUE MAMAS DESCARTEN COSAS DE BASES, PORQUE PUEDE QUE HAYA COSAS IRREBERSIBLES
Anónimo
Enviado por: el día 27-02-2012
hola, me parece muy interesante este articulo, pero mi problema es que mi hija tiene 10 meses y no quiere comer, estoy sumamente desesperada por que la veo muy chiquita y flaquita..pero me es muy dificil alimentarla, espero que me puedan ayudar o darme algunos consejos para lograr que mi hija coma..muchas gracias!

Anónimo
Enviado por: el día 15-01-2012
mi hijo come solo determinadas cosas y hay q entretenerlo,si no quiere almorzar ni cenar,q hago?
Anónimo
Enviado por: el día 28-09-2011
Buenas, pues yo ya no se que hacer, mi hija tiene 2 años y 5 meses, ya empezado la guarderia y todo muy bien las dos primeras semanas comia, cenaba y( merienda siempre bien en el cole) pq las comidas las hace en casa.Pero ahora llevamos mas de una semana que cada vez que vamos a comer llora grita y me ha llegado a tirar el plato al suelo. La castigo en su cuearto y le cuento que tiene que comer, y asi nos podemos tirar una hora y pico, que si quiere comer venga y coma si no al cuarto sin chupete ni muñeco ni nada, solo funciono un dia y volvemos igual. Si fuera una niña grande no me preocuparia pero esta muy por debajo de su cuerpo y el pediatra dice que no se va a morir de hambre, pero solo esta en 9 kilillos!!! si me podeis ayudar os lo agradeceria, gracias.

Anónimo
Enviado por: el día 04-11-2010
Hola, me parece muy interesante el articulo y mas ahora que mi hijo a presentado algunos periodos de inapetencia. Creo tener clara cual es la razón y es la falta de atención, ya que el no vive con nosotros, sus padres, durante la semana.

Mi hijo tiene 3 años y 3 meses, estoy intentando el no obligarlo a comer y cuando el presente hambre, darle solo la comida que no quizo tomar a la hora de almuerzo, o como dice aquí, esperar a la hora de cena. Pero tengo una duda, ya que el a media tarde debe tomarce una de sus leches y aveces le damos frutas o yogurt, ¿estas cosas se las debo seguir dando ? o simplemente, le debo quitar toda la comida hasta la hora de la cena y darle solo su comida.

Espero su respuesta y muchas gracias.