Mi bebé no come fruta

Mi bebé no come fruta
comparte

Tras el periodo de lactancia los expertos recomiendan introducir la fruta a los bebés. A partir de los 6 meses es conveniente empezar a ofrecérsela, pero ¿qué pasa si mi bebé no come la fruta?

¿Qué le aporta la fruta a mi bebé?

-Variedad de texturas y de olores: la fruta brinda estímulos (color, aroma, sabor, etc.) que educan a sus papilas gustativas. Siempre es emocionante ver la reacción de los más pequeños al probar algo nuevo.

-Pequeñas dosis de nutrientes: aporta a los bebés nutrientes como el agua, la fibra o las vitaminas. Por ejemplo, la vitamina C que ayuda a mejorar la absorción del hierro.

-Costumbres saludables: tomar fruta desde una temprana edad aumenta las posibilidades de que el niño lo coja como costumbre en un futuro.

 

¿Cuándo introducir la fruta al bebé?

A los 6 meses (cuando empieza la alimentación complementaria) los expertos recomiendan introducir la fruta en la merienda. Se puede utilizar cualquier fruta con el requisito de estar cruda, pelada y en formato puré (se debe hacer con la batidora mejor que manualmente). Las frutas se tienen que ir introduciendo de una en una y dejando de 3 a 5 días entre unas y otras para que se pueda reconocer la fruta en caso de que haya alguna alergia o intolerancia. Se puede tomar fruta sola o, en algunos casos se podrá mezclar con cereales o galletas si te lo recomienda también el pediatra. A veces también se pueden mezclar con leche (exceptuando las naranjas y sus derivados).

No te puedes perder ...

¿Cómo saber si mi bebé no tolera el gluten?

¿Cómo saber si mi bebé no tolera el gluten?

El gluten es la fracción proteica encontrada en cereales como trigo, cebada, avena, triticale y centeno, compuesta por cadenas de gliadina y glutenina, insoluble en el agua. En realidad, cualquier alimento in natura no contiene gluten. Este se constituye en la parte insoluble de las harinas de determinados cereales formada cuando son mezclados con agua. Las personas intolerantes al gluten no pueden comer alimentos con esta proteína ya que les sienta mal, pero ¿cómo saber si mi bebé la puede tomar o no?

 

La cantidad recomendada de fruta que se le debe dar al niño oscila entre los 100 ml y los 300 por merienda. Esto dependerá del niño y sus necesidades. Lo que nunca se debe hacer es añadirle azúcar o miel, con el azúcar que lleva la propia fruta es suficiente.

 

A partir del octavo mes se le puede dar la fruta en trozos. Eso sí, los trozos han de ser lo suficientemente duros para que no muerda un trozo grande. En este caso nunca deberemos añadirle trozos dentro de un puré ya que se podrían atragantar sin darse cuenta.

 

¿A qué edad cada fruta?

-A los 6 meses (fruta triturada): naranja, plátano, pera y manzana. La mejor opción para empezar siempre era el plátano ya que es la que más suele gustar. En cambio, el sabor ácido de la naranja es algo que cuesta más.

-A los 8 meses: uvas y ciruelas. Se puede introducir algún trozo de manzana o pera.

-A partir de los 8 o 9 meses: melocotón, kiwi, piña, melón y sandía.

 

A mi bebe no le gusta la fruta. Algunos trucos para que le empiece a gustar:

-Dejar que el niño manipule la fruta. A los bebés les encanta explorarlo todo. Siempre, por instinto van a tender a meterse las cosas en la boca. Así se si dejas que curiosee, querrá hacerlo de todas las formas.

-Predica con el ejemplo: los padres que toman frutas y hortalizas suelen tener hijos a los que también les gustan las frutas. Si al bebé no le gusta una fruta podéis comérosla vosotros en su presencia y ofrecerle otra cosa.

-Darle la fruta a temperatura ambiente. No guardes la fruta en el frigorífico o sácala por la mañana para dársela durante el día.

-Puedes intentar camuflar el sabor de la fruta echándole leche.

 

A mi bebé le gustaba la fruta, ahora la rechaza, ¿por qué?

Que a un niño le deje de gustar la fruta de forma repentina es raro. Que empiece a rechazar comerla suele ser en algunas ocasiones por dolor. Pero ¿qué tiene que ver la fruta con el dolor?

-De forma inmediata puede deberse a la acidez: puede que un niño tenga alguna llaga o afta en la boca que los padres no consiguen ver. Si se le ofrece una fruta ácida puede hacerle daño, en este caso es normal que el niño rechace la fruta.

También puede darse el caso de que al niño le estén saliendo los dientes y tenga abierta la encía. En este caso se tienen los receptores del dolor hiperexcitados y cualquier cosa puede ser más dolorosa de lo habitual. Al tomar alguna fruta ácida con las encías abiertas puede producir irritación en las heridas de las encías.

-A medio plazo puede que sea un problema con la fructosa. Puede que el niño sea intolerante a la fructosa y no pueda digerir el azúcar de la fruta. Si esto ocurre al poco tiempo de comer fruta el niño tendría dolores de barriga y diarrea ácida. Puede ocurrir que después de una gastroenteritis viral se origine una intolerancia transitoria a la fructosa.

 

¿Es mi bebé alérgico a la fruta?

Las alergias a las frutas y a las verduras tienen una estrecha relación con la alergia al polen, por eso muchas veces la reacción alérgica viene dada por el polen de la planta y no por la verdura o la fruta en sí. Si se sospecha que un niño puede tener alergia a alguna fruta lo mejor es llevarlo al alergólogo. Este valorará si hacer una encuesta dietética donde se mirará la sintomatología después de ingerir el alimento o se hará una prueba cutánea.

 

Si un niño le diagnostican la alergia, el alergólogo le indicará qué alimentos habrá que evitar.

También es recomendable que si introducimos en su dieta alguna fruta exótica se haga con precaución. Normalmente no se tiene alergia a todas las frutas, si no a grupos de ellas. En este caso solo se tendrían que evitar este tipo de frutas. Si tu hijo es alérgico a todas las frutas podría llegar a tener problemas con los micronutrientes y, en caso necesario, llegar a necesitar multivitamínicos.

 

¿Cómo hago para no desesperarme cuando mi bebé no quiere fruta?

-No desistas en el intento. Ofrece la fruta al bebé sin obligarle a probarla, si así la rechaza prueba a volver a intentarlo pasados unos días.

-Frutas y verduras comparten propiedades nutricionales. Si el bebé no toma tanta fruta, pero sí hortalizas no has de preocuparte tanto.

-Tener paciencia. No es necesario que el niño esté probando frutas constantemente, puede ser un proceso gradual.

 

¿Estoy cometiendo algún error?

Los errores más frecuentes a la hora de ofrecerle la fruta a los niños son ofrecer demasiados zumos. No se recomienda sobrepasar el medio vaso de zumo al día. Además, beber mucho zumo (incluso casero) aumenta las probabilidades de que el bebé sufra diarreas o de que tenga sobrepeso en la edad adulta, y también lo que pasa en algunas ocasiones es que muchas veces se sobredimensiona el valor de las frutas y de las hortalizas en la dieta de los bebés.


Te puede interesar:
Calcular la estatura futura de una persona puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.


Fuentes:

Hm hospitales, https://www.hmhospitales.com/usuario-hm/apuntes-de-salud/alimentacion-infantil-pediatria

Sanitas, https://tusdudasdesalud.com/embarazo/bebe/introducir-fruta-y-verdura-bebe/

 

Fecha de actualización: 28-11-2019

Redacción: Sara Tizón

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>