El síndrome del príncipe destronado

El síndrome del príncipe destronado
comparte

Ante el nacimiento de un nuevo bebé, tu hijo puede sentir una reacción adversa hacia su hermanito o hacia vosotros, es lo que los expertos llaman el Síndrome del príncipe destronado.

Estos sentimientos negativos del niño mayor que ve peligrar la atención exclusiva a la que estaba acostumbrado, pueden manifestarse de muchas formas. Sus síntomas varían (desinterés, regresión, agresividad…) pero su origen es común: los celos o la envidia a su nuevo hermanito que ahora es el centro de todos los cuidados.

 

Los episodios de celos en los niños son tan frecuentes como inevitables. Ahora bien, su adaptación a la vida con el nuevo bebé dependerá en gran medida de diversos factores:  la edad que tenga en ese momento, el número de hermanos, su personalidad, la dedicación de los padres, sus necesidades, etc.

 

La llegada del nuevo miembro requiere de un cambio de ajustes por parte de la familia entera y sin duda, el príncipe destronado necesitará toda la ayuda y comprensión posible para adaptarse a esta nueva situación. Tu niño ha dejado de ser el hijo único o el hermano menor para convertirse en hermano mayor. Cede su corona al bebé pero no va a ser reemplazado, y eso debes hacérselo saber constantemente. Los hermanos mayores juegan un papel muy importante, especialmente para sus hermanos pequeños, son modelos de conducta, compañeros de juego, protectores, cuidadores, etc. Y como padres debéis ayudarle a descubrir su nuevo rol, imprescindible para la unidad familiar. Necesitará tiempo, pero con una actitud paciente y positiva pronto se mostrará dispuesto a cooperar y se convertirá en el mejor compañero de su hermano.

No te puedes perder ...

Mi  hijo es autista

Mi hijo es autista

El autismo es un trastorno neuropsiquiátrico que afecta a 5 de cada 10.000 personas, alterando la vida del que lo sufre y de sus familiares, ya que no permite tener una vida normal. La ausencia del habla, la dificultad para relacionarse con los demás o el comportamiento repetitivo e inusual son algunos de sus rasgos característicos. La labor de los padres en el tratamiento es esencial para que el niño pueda vivir lo mejor posible

 

 

Consejos útiles

 

Para atenuar el síndrome del príncipe destronado puedes seguir estos consejos:

 

Prepárale antes del nacimiento. Involúcrale en los preparativos. Si tiene edad suficiente, puedes pedirle opinión en la elección del nombre, enseñarle las ecografías, comprarle juntos un muñeco o juguete para el bebé, etc. Además de reforzar el vínculo con el nuevo hermanito, esto hará que no se sienta desplazado.

 

- En el parto, acuérdate de llevar una foto de él y colócala en la mesilla de la habitación.

 

- Elogia al mayor delante del recién nacido.
 

- Hazle saber las ventajas de ser el mayor.

 

- Procura, siempre que puedas, dedicarle un tiempo exclusivamente a él. Aprovecha el momento de antes de irse a la cama, por ejemplo.

 

- Deja que exprese sus sentimientos.

 

- Respeta sus pertenencias.

 

- En lugar de apartarlo de su hermano pequeño, para evitar que pueda herirle a causa de los celos, prueba a realizar actividades con ambos: báñalos juntos, juega con los dos, cuéntales cuentos a la vez, anima al mayor a que coja en brazos al bebé, etc. Poco a poco verás los resultados.

 

Las conductas agresivas como morder, pegar, empujar, etc., no deben ser consentidas en ningún caso. Establece unos límites de comportamiento desde el primer momento.

 

- Huye de las comparaciones e intenta no mostrar signos de favoritismo.

 

- No le adjudiques un rol que no ha elegido (cuidador, profesor…). Aunque sea el mayor sigue siendo un niño, y necesita disfrutar de ello.

 

- Ármate de paciencia. Con el tiempo, tarde o temprano acabará por acostumbrarse.

 

- Necesitará tiempo de calidad junto a ti, pero intenta no caer en la tentación de recompensarle con premios por la atención que le prestas a su hermano pequeño, o se volverá en tu contra.


Te puede interesar:
El percentil del bebé, tanto en talla como en peso, es una variable que utilizan los pediatras para evaluar cómo se está desarrollando un bebé.


Fecha de actualización: 16-05-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>