¿Puede una embarazada ir a un spa?

¿Puede una embarazada ir a un spa?

Comentarios0 comentarios
Comparte
¿Puede una embarazada ir a un spa?

Una vez que haya nacido el bebé será mucho más difícil disfrutar de estos pequeños placeres. Por eso, en algún momento del embarazo puede ser buena idea centrarse en una misma y cuidar el propio bienestar. Pasar un día en un spa te relajará, y resultará muy terapéutico tanto física como emocionalmente.

Si bien, es normal que surjan dudas sobre la conveniencia de estos tratamientos durante el periodo de gestación. ¿Es seguro para mí? ¿Y para mi bebé?

Acudir a un spa estando embarazada no es incompatible, pero eso sí, conviene informar siempre al personal de que se está encinta, por si alguno de los tratamientos estuviera desaconsejado.

También se debe tener en cuenta que dentro de un spa una puede someterse a distintos tratamientos o actividades. Por ejemplo, nadar tranquilamente, permanecer en una piscina, recibir tratamientos de belleza en la piel o masajes en las piernas o pies, son no solo seguros sino recomendables para el bienestar de la futura madre o para acabar con las pequeñas molestias de esta etapa (hinchazón de pies, cansancio, pesadez de piernas, calambres, dolor de articulaciones,…). Incluso si el agua contiene aceites, sales o productos efervescentes no debemos preocuparnos por que afecten al bebé, ya que el cuello del útero está sellado y ninguna de estas sustancias pueden entrar y llegar al bebé. Otra cosa es que puedan afectarte a ti. Las hormonas en esta época pueden jugarte malas pasadas y volver tu piel más sensible, pero en cualquier caso el feto estaría a salvo.

Sin embargo hay otras cosas que pueden suponer un riesgo o no ser recomendables por las molestias que pueden ocasionar. La subida de temperatura que provocan las saunas o los baños de vapor de los spas no son buenas ni para ti ni para el bebé que se está formando. Una temperatura muy alta, estando embarazada, se soporta mucho peor y te resultará incómoda. Además el sobrecalentamiento podría causar deshidratación, lo que sería fatal para el feto.

Nuestro consejo es que te decantes por tratamientos o spas destinados a embarazadas. Cada vez existen más y, además de garantizarte su seguridad, se acomodarán a las necesidades específicas de tu estado.

 

 

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

0 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Ingresa con tu cuenta de TodoPapás

¿Has olvidado tu contraseña?

Date de alta en TodoPapás

¿Te has registrado anteriormente?
Ingresa con tu cuenta