¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?
comparte

No sería la primera vez que una mamá se pregunta preocupada por qué su hijo de dos años se golpea la cabeza contra la pared, el suelo o aquello que tiene por el camino.

 

Esta conducta  puede no pasar de esto cuando el niño simplemente está explorando su entorno o también puede desencadenar en lloros si se hace daño. ¿Tu hijo de dos años se golpea la cabeza? ¿Cuál es tu reacción cuando esto ocurre? Aunque no te lo crea, que un niño se golpee la cabeza es más común de lo que te puedas imaginar ahora mismo, y a continuación explicaremos el por qué.

 

 

Esta conducta es algo temporal y pasajero por lo que puede durarle a tu pequeño varios meses pero también puede durarle varios años, aunque lo habitual es que a partir de los tres años, más o menos, esta conducta de autolesionarse desaparezca sola.

 

¿Por qué se golpea la cabeza?

Si tu hijo se golpea la cabeza es muy normal que te sientas preocupada ya que temerás por su seguridad. Algunas de las causas por las que los niños utilizan esta técnica de autolesión son las siguientes:

 

Hay niños que se golpean la cabeza contra la pared porque han encontrado en esta extraña técnica una forma de relajación por el ritmo que provocan los golpes, por lo que lo hará cuando esté nervioso.

No te puedes perder ...

 

También puede ser única y sencillamente para llamar la atención porque está acostumbrado a que cuando lo hace acudes rápidamente a él ya sea para reñirle o para que deje de hacerlo, es su manera de pedir amor y afecto porque ha aprendido a obtenerlo así.

 

Otro motivo común por lo que los niños se golpean la cabeza es para intentar canalizar la rabia o la frustración por algo que les ha sucedido o que no ha podido obtener. Así que en este caso se golpearía la cabeza para intentar mostrar o canalizar su enfado.

 

Existen casos más aislados en los que estos golpes en la cabeza pueden ser a causa de algún trastorno o de autismo, pero siempre deberán ir acompañados por otras conductas y siempre deberá ser valorado por un profesional.

 

¿Cómo actuar ante los golpes?


Una opción es ejercitar a tus hijos, es decir, que durante el día se muevan lo suficiente y lo que necesitan, si es necesario pueden hacer algún deporte que les guste ya que es una manera de desahogo para ellos. Lo ideal es buscar otras opciones que le ayude a calmarse, por ejemplo puedes jugar con él a bailar o al escondite.

 

Deberás estar atento por qué, cuándo y a cada cuánto se golpea la cabeza para buscar el motivo exacto por el que lo hace. ¿Puede que sea para tranquilizarse? Cambia los golpes por un abrazo fuerte para contener su rabia pero que ellos la expresen en llanto. ¿Es posible que tenga sueño y necesite relajarse? Igual le iría bien algún tipo de mecedora infantil.

 

Si un niño decide golpearse la cabeza suelen parar cuando se hacen daño pero asegúrate que no se hace ningún tipo de chichón o lesión en la cabeza. Cuando se esté golpeando la cabeza intenta no hacer caso a esta conducta si ves que no se está haciendo daño ya que si te acercas a él estarás reforzando este comportamiento de forma negativa. Para evitarlo dale todo el cariño que necesita, pero siempre y cuando no esté golpeándose la cabeza.

 

Aunque si después de observar a tu hijo ves que algo no marcha bien o hay algo que te preocupa más de la cuenta, no dudes en acudir al médico para que te asesore respecto a las características que presenta tu hijo.

 

¿Cómo saber si mi hijo se ha hecho daño con el golpe?

 

Los golpes en la cabeza se valoran en tres niveles , el primero es de menor gravedad, esta consciente y te responde tanto verbalmente como a los estímulos externos.

 

El golpe de segundo grado se puede llegar a ocasionar algún tipo de amnesia ligera o eventual, a mostrarse algo desorientado, o aturdido por el golpe y con una posible lesión tanto interna como externa.

 

El tercer  grado es el que mayor gravedad reviste, la persona está inconsciente, no responde a los estímulos y su vida puede estar en riesgo. Requiere una atención médica inmediata a cargo de especialistas, incluso su traslado a un centro médico para evitar fatales consecuencias.

 

En los casos de golpes en la cabeza, si hubiese pérdida de la consciencia no se debería mover al niño, esto podría causarle más consecuencias. Tampoco es recomendable si su estado es consciente pero el golpe ha sido grave, que se mueva y se le deberían buscar heridas o alguna hemorragia. Los signos de alarma en los golpes en la cabeza son:

 

-agresividad

-cambios de actitud

-somnolencia

-vómitos

-pérdida del equilibrio

 

Si el golpe en cambio ha sido leve lo más indicado es ponerle hielo en la zona del golpe o compresas de agua fría durante 30 o 60 minutos para evitar que se hinche la zona. Si el golpe le produce dolor de cabeza, se le puede dar algún analgésico bajo la supervisión de su pediatra. Si la hinchazón del golpe no disminuye y aumenta se tendrá que acudir a un centro médico.

 

Si se trata de una contusión craneal (fuerte traumatismo en la cabeza causado por un golpe) se le debe aplicar hielo pero no directamente sobre la piel.

 

Mi hijo se muestra muy agresivo, ¿qué hago?

Aunque la agresividad sea normalmente la respuesta a algo, a veces puede ser como reafirmación de la propia personalidad del niño. Esto suele ser un fenómeno de carácter transitorio. Si el niño no sólo se autolesiona, si no que también intenta hacer daño a los demás (tanto niños como adultos) a través de patadas, golpes o mordiscos, es importante hacerle saber que sus actos causan dolor, esto hay que enseñárselo. A pesar de esto no hay que darle importancia delante del niño ya que puede llegar a convertirlo en un arma peligrosa.

 


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura de tu hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fuente:

VV.AA. (2011), Guía práctica de primeros auxilios para niños, S.A. Bainet Media.

Fecha de actualización: 04-11-2019

Redacción: María José Roldán

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>