› 
 › 
Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros… ¿y después qué?
comentarios6 comentarios
comparte

En los últimos años se ha observado un aumento de las cifras de recién nacidos prematuros, actualmente entre el 9-10% de los niños que nacen, lo hacen antes de concluir la gestación completa. Estos bebés requieren unos cuidados especiales al nacer y un mayor seguimiento por parte de sus padres y de su pediatra. Pero… ¿les quedan secuelas una vez que crecen? ¿Son más propensos a coger ciertas enfermedades? ¿Su desarrollo es más lento? Y sobre todo, ¿qué pueden hacer sus padres para evitar estas enfermedades y estimular su desarrollo?


Los bebés prematuros necesitan un cuidado especial durante sus primeros dos años, sobre todo los que pesaron menos de 1.300 g al nacer. Estos bebés nacen sin estar totalmente formados, con lo que su desarrollo es más lento y tardan más tiempo en hacer lo que otros bebés de su edad. Incluso los dientes les suelen salir más tarde. Hay que tener en cuenta que los bebés nacidos a término les llevan unas semanas (a veces hasta 4 meses) de ventaja. Por eso, normalmente, hasta los 2 años de edad no consiguen alcanzar a otros bebés de su edad.


La alimentación y el sueño de un bebé prematuro

Con frecuencia, se les da a los bebés prematuros vitaminas y hierro adicionales para ayudarles a crecer y mantenerse saludables. Después de más o menos cuatro meses de tomar gotas de hierro tu bebé tendrá aproximadamente la misma cantidad de este mineral que un bebé que nació a término.

Al comienzo, la mayoría de los bebés prematuros necesitan ser alimentados entre ocho y diez veces al día. No esperes nunca más de 4 horas entre una toma y otra o se deshidratará.

En cuanto al sueño, los bebés prematuros duermen más horas que los bebés nacidos a término, pero lo hacen por periodos más cortos y se despiertan con mayor frecuencia.


La visión y la audición del bebé

Los órganos no están totalmente desarrollados en un bebé prematuro, sobre todo la vista y el oído. Los prematuros son más propensos a sufrir estrabismo (que suele desaparecer solo con los meses) y una enfermedad ocular llamada retinopatía de la premadurez (ROP por sus iniciales en inglés).

La ROP suele producirse en bebés nacidos antes de la 32ª semana. Es el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos de los ojos. En el desarrollo, los vasos sanguíneos crecen desde la parte posterior-central del ojo hasta los bordes. Este proceso finaliza sólo unas semanas antes de la fecha de término de la gestación. En los prematuros no está terminado. Si el crecimiento de los vasos sanguíneos sigue normalmente, el bebé no desarrolla la ROP. En cambio, si  los vasos crecen y desarrollan ramas anormales, el bebé presenta esta anomalía. En muchos casos no hace falta tratamiento; si hiciera falta, consiste en detener el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos con láser o con crioterapia (congelamiento) para proteger la retina y preservar la visión.

También se cumple que un mayor índice de prematuros necesita gafas, ya que la mayoría desarrollan miopía.

Los bebés prematuros también tienen mayor probabilidad de tener problemas de audición. Si notas que tu bebé parece no oírte, consulta enseguida a tu pediatra. También puedes hacer tú una pequeña prueba haciendo ruidos detrás o a un lado del bebé. Si no vuelve la cabeza, o no salta cuando hay un ruido fuerte, informa a tu médico.


Enfermedades a las que son más propensos

Como es lógico, ni todos los niños presentan estas enfermedades ni tienen que padecerlas todas. Hay bebés prematuros que se desarrollan de manera normal. Dependerá de la edad de gestación a la que nacieron y el peso que tuvieron, así como del crecimiento y desarrollo posterior.

- Síndrome de dificultad respiratoria (SDR). La mayoría de bebés prematuros presenta problemas respiratorios, más aún si la madre fumó durante el embarazo. Los bebés con SDR carecen de una proteína llamada surfactante, proteína que impide que los pequeños sacos de aire que hay en los pulmones se colapsen. Además del tratamiento con surfactante, los bebés con SDR pueden necesitar oxígeno adicional y asistencia respiratoria mecánica para mantener dilatados los pulmones. Los bebés más enfermos pueden necesitar temporalmente la ayuda de un respirador que respire por ellos mientras sus pulmones maduran.

- Apnea. A veces, los bebés prematuros dejan de respirar durante 20 segundos o más. Esta interrupción en la respiración se denomina apnea y puede ir acompañada de una reducción en el ritmo cardíaco y el bebé adquiere un tono azulado (cianótico). Los bebés prematuros tienen que estar bajo observación constante para detectar cualquier caso de apnea. Una vez que madura el sistema respiratorio, pasa el peligro.

- Hemorragia intraventricular (HIV). Las hemorragias cerebrales son comunes en algunos bebés prematuros, en particular aquellos nacidos antes de las 32 semanas de gestación. Normalmente, estas hemorragias se producen durante los primeros tres días de vida. Casi todas las hemorragias son leves y se resuelven solas. Las más graves pueden provocar daños cerebrales. En estos casos, los cirujanos suelen introducir un tubo en el cerebro para drenar el líquido.

- Conducto arterial patente (CAP). El CAP es un problema cardíaco comúnmente observado en los bebés prematuros. Antes del nacimiento, una arteria grande llamada conducto arterial hace que la sangre se desvíe y no pase por los pulmones ya que el feto recibe el oxígeno que necesita a través de la placenta. Normalmente, el conducto se cierra poco después del nacimiento para que la sangre pueda circular hacia los pulmones y absorber oxígeno. En los bebés prematuros, el conducto no siempre se cierra adecuadamente, lo cual puede llevar a una insuficiencia cardíaca.

- Enterocolitis necrotizante (ECN). Es un problema intestinal que dificulta la alimentación e hincha el abdomen. Si ocurre, hay que alimentar al bebé por vía intravenosa mientras se le trata con antibióticos.

- Ictericia. Los bebés prematuros tienen más probabilidades que los bebés nacidos a término de desarrollar ictericia ya que sus hígados no se encuentran lo suficientemente maduros.  Se trata con fototerapia y mediante transfusiones de sangre.

- Anemia. Los prematuros normalmente no tienen suficientes glóbulos rojos, ya que los  bebés almacenan hierro en los últimos días de embarazo para producir suficientes glóbulos rojos al nacer. Pero a los prematuros no les da tiempo.  Estos bebés pueden tratarse con suplementos dietéticos de hierro, medicamentos que aumentan la producción de glóbulos rojos o, en último término, con transfusiones de sangre.

- Enfermedad pulmonar crónica o displasia broncopulmonar (DBP). Es un trastorno pulmonar crónico que afecta principalmente a los bebés prematuros que requieren tratamiento permanente con oxígeno suplementario. Estos bebés acumulan líquido en los pulmones y sufren cicatrices y lesiones pulmonares. Se tratan con medicamentos que facilitan la respiración y, poco a poco, se interrumpe el uso del respirador.

- Infecciones. Sus sistemas inmunológicos no están tan desarrollados, con lo que no son capaces de combatir las bacterias y virus que causan neumonía, sepsis o meningitis, entre otras. Para evitar las infecciones, es fundamental una higiene escrupulosa para prevenir el contagio de los virus respiratorios en la familia. Esas medidas son el lavado de manos con agua caliente y jabón, el evitar reuniones familiares grandes, evitar fumar en presencia del niño, desechar pañuelos usados, limpiar el entorno del bebé o no permitir que se acerquen a él personas resfriadas.


¿Qué pasa con las vacunas?

La tendencia de los últimos años es vacunar al bebé igual que si hubiera nacido a término, es decir, seguir el calendario de vacunación normal. Hay que vacunar según la edad real del niño. También se recomienda vacunar contra la gripe durante los 2 primeros años de vida a todos los niños que hayan sido prematuros.


El aprendizaje escolar

En la edad escolar, algunos de los niños que fueron prematuros presentan ciertos problemas:

1. Problemas de coordinación entre la vista y el movimiento: Copiar imágenes o palabras, especialmente si hay muchos objetos en la imagen; armar rompecabezas; aprender a escribir …

2. Problemas del habla: les cuesta seguir instrucciones; 0poner las cosas en un orden lógico; tienen un vocabulario deficiente para su edad; les cuesta aprender a leer; evitan participar en clase; tienen dificultad para recordar palabras.

3. Problemas del pensamiento: tienen mala memoria; les cuesta entender las conexiones espaciales de tamaño y distancia; tienen problemas para relacionar símbolos y sonidos; tienen dificultades con el pensamiento abstracto; les cuesta tomar decisiones.


¿Cómo ayudarle a desarrollarse?

Además de cuidar mucho su crecimiento y llevarle al pediatra tan a menudo como se recomiende para seguir de cerca su desarrollo, existen una serie de pautas que los padres deben seguir para ayudarle a estimular su mente:

• Dale al bebé un ambiente interesante y juguetes educativos. 

• Deja que explore su alrededor.

• Háblale mucho.

• Usa muchas expresiones faciales.

• Cántale.

• Léele en voz alta desde pequeño y continúa haciéndolo hasta que lea por sí solo.

• Juega con él y enséñale algo nuevo cada día.



Fuentes: www.prematuros.info.
Redacción: Irene García

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Revisiones de los bebés con el pediatra

    Revisiones de los bebés con el pediatra

    La primera de muchas revisiones del bebé tendrá lugar al minuto de nacer. Es el llamado test Apgar y su finalidad es comprobar que las funciones vitales del recién nacido se han adaptado a la vida fuera... (niños prematuros y sus primeros años de vida)

  • Aumento de la prematuridad

    Aumento de la prematuridad

    Con motivo del Día Mundial de la Prematuridad, iniciativa internacional promovida por EFCNI (Fundación Europea para el Cuidado de los Recién Nacidos Prematuros, European Foundation for the Care of Newborn... (apnea del sueño en bebes prematuros)

  • ¡Cuidado con la automedicación!

    ¡Cuidado con la automedicación!

    10 consejos básicos para el correcto uso de medicamentos en niños y bebés Como padres de familia, una de nuestras mayores preocupaciones es fortalecer el carácter de nuestros hijos. Queremos que sean... (primeros dientes en bebes prematuros)

6 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 23-09-2013
Desde España estamos haciendo una validación de una batería neuropsicológica infantil. Estamos VALORANDO GRATUITAMENTE a niños de entre 5 y 15 años que hayan nacido prematuros. Si lo desean pónganse en contacto conmigo y les explico más abiertamente toda la información. Tras la valoración si lo solicitan tendrán un breve informe o pautas de recomendación de forma TOTALMENTE GRATUITA. Un saludo a todos! sonia@fivan.org www.fivan.org
Anónimo
Enviado por: el día 23-09-2013
Anónimo
Enviado por: el día 15-05-2013
tengo un bebe que beso 1.100kg. nacio a las 32 semanas . actualmente esta en terapia del lenguaje . es muy importante colocarle todas las vacunas a tiempo y darle mucho amor.
Anónimo
Enviado por: el día 25-05-2012
Tengo un niño que actualmente va a cumplir seis añitos, el nacio a las 32 semanas y si se le ha tenido que apoyar con terapia del habla ya va para dos años de recibirla y le ha ayudado muchisimo pero se que aun se le debe de ayudar mas, asiste al colegio y tambien se dan situaciones con la atencion y la socializacion, pero esta claro que la prematurez tiene sus efectos de los cuales se debe de investigar para poder mejorar, a pesar de que para algunos medicos esto no tiene nada que ver, la ventaja de paises europeos y americanos por algo realizan investigacionces cientificas. Con la ayuda de Dios y las ventajas que ofrece internet tenemos que seguir adelante y educarnos con todo lo relacionado al tema. Saludos desde Guatemala.
Anónimo
Enviado por:el día 26-12-2010
Mi hijo nació con 35 semanas de un CIR. Pesó 1340 grs. En 10 días perdió 200 grs. No me ingresaron antes, para provocar el parto.

El niño con 18 meses, va retrasado en todo. tenía que haber más información sobre prematuros, ya que según el neurólogo, no es un imperimento que el bebe sea prematuro, que tenía que haber llegado a la etapa de los niños a término.

Gracias a otras mamas que son de niños prematuros, que no mire lo que digan los médicos, que el niño se desarrolla a su ritmo, sin parar , pero a su ritmo.

Un saludo, y doy ánimo a todos que estimuleis a vuestros hijos que los necesitan.

FELIZ NAVIDAD

Anónimo
Enviado por: el día 11-09-2010
Mi bebe nacio a las 31 semanas y tengo muchisimas dudas..Pero al encontrar esta pagina muchas de ellas han sido respondidas..
Espero que escriban mas articulos como este