› 
 › 
Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?

Mi mujer está embarazada... ¿Qué hago yo?
comentarios3 comentarios
comparte

Cuando tu pareja te dice: “Cariño, vamos a tener un hijo”, multitud de preguntas y sentimientos cruzan tu mente en un segundo. Una de las más cruciales es: ¿Y cuál es mi papel durante estos nueve meses? Los hombres no tienen muy claro cómo deben ayudar, ni lo que deben hacer ni decir, pero su presencia al lado de la madre es muy importante, y saber cómo actuar también

Si te acabas de enterar de que vas a ser padre, sensaciones como alegría, miedo, inquietud y preocupación cruzarán tu mente. Pero sobre todo, una terrible duda te asaltará, ¿qué puedo hacer yo para ayudar durante el embarazo? Lo primero que debes saber es que estos sentimientos son normales, y que sí hay muchas cosas que puedes hacer para lograr que estos 9 meses sean más fáciles, tanto para tu pareja como para ti, ya que los cambios que se producirán en tu mujer, físicos y psíquicos, os afectarán a ambos.

Los hombres y las mujeres a menudo reaccionan de manera diferente ante las novedades del embarazo. Al hombre, los primeros meses, el embarazo puede no parecerle real, ya que la madre sigue teniendo el mismo aspecto. Para ella es una experiencia interna y para ti es externa. Sin embargo, una vez que vaya cambiando el cuerpo de tu compañera, y cuando notes el movimiento del bebé, se hará más real.

Es en ese momento cuando suelen aparecer las preocupaciones y los temores. Tener un hijo supone una carga económica y puede preocuparte el hecho de no tener dinero suficiente para asumir los gastos, pero intenta no tomar decisiones drásticas, recuerda que como padre tienes algo más que posesiones económicas que ofrecer a tu hijo.

Cómo afrontar los cambios físicos

Los cambios físicos del embarazo pueden afectar a los sentimientos de la madre. Si te preparas para ello, te ayudará a hacer frente a los bajones que ella sufrirá:

- El agotamiento es habitual al principio del embarazo, provocado por las hormonas a las que hace frente el organismo. Anímala a que se tranquilice, y piensa en el segundo trimestre, cuando se sentirá más despierta y con más energía.
- Las hormonas también harán que esté más sensible, así que ten paciencia y se amable.
- Si ves que está preocupada por el hecho de ganar peso, no insistas en ello. Procura ser positivo hacia su aspecto y dile piropos.
- Tu pareja puede acabar harta de que todo el mundo a su alrededor le diga lo que debe hacer; no seas uno de ellos –ella es quien mejor conoce su cuerpo y, al tomar decisiones, debe tener la última palabra.


Síndrome de Couvade

Aunque es importante que te impliques en el proceso del embarazo y lo compartas todo con ella, no hace falta que llegues al extremo de padecer tú los síntomas del embarazo, como les ocurre a aquellos hombres -entre el 10% y el 65% de los futuros padres- que padecen el Síndrome de Couvade, una manifestación en el hombre de los síntomas del embarazo propios de la mujer: cambios de humor, náuseas, vómitos, antojos, aumentos de peso, cansancio, calambres en las piernas, dolores abdominales similares a las contracciones intrauterinas… Igual que si fueran ellos los que estuvieran esperando un bebé.

Los expertos no tienen muy claro por qué se produce este síndrome. Existen distintas teorías:
-Según algunos estudios, las hormonas de la mujer influyen sobre su entorno, en este caso, la pareja. Esto generaría en él una actitud protectora hacia su pareja, lo que provocaría los síntomas.
 -Otras teorías apuntan a que se trata de un episodio psicosomático similar al que sufren algunas mujeres cuando tiene un embarazo psicológico.
 -Otros hablan de que el hombre trata de identificarse con la mujer. Es así que surgen sentimientos de celos, miedos a la llegada de un hijo, estrés por la responsabilidad de tener que convivir con una mujer que presenta cambios de carácter e incluso aversión por las relaciones sexuales durante el embarazo.


Cómo ayudar durante el embarazo

Los hombres pueden y deben ayudar durante todo el proceso del embarazo, realizando diversas actividades, estando pendientes de sus parejas, acompañándolas a todas las revisiones médicas…

Habla con tu pareja. La mejor manera de entender lo que siente tu pareja en cada momento del embarazo, y de lo que sucede en su organismo, es hablando con ella. Pregúntale qué siente cuando nota que se mueve el bebé; planificad juntos el parto; averigua qué molestias tiene.

Un tema importante del que debéis hablar abierta y sinceramente es sobre sexo, para que no se convierta en un problema. Si el médico no lo contraindica, el sexo está permitido durante todo el embarazo. Otra cosa es que ella tenga menos deseo sexual por los cambios físicos y hormonales, o incluso que a ti te dé miedo lastimarla a ella o al bebé. Muchas personas encuentran que el sexo es diferente durante el embarazo. A medida que su barriga vaya creciendo, probad diferentes posiciones.

Asiste a las clases de preparación al parto. Si asistes a estas clases, podrás aprender lo que te espera en el parto y resolver tus dudas. Te ayudará a implicarte más en él y a saber cómo ayudarla cuando llegue el momento del alumbramiento.

También es importante que ayudes a planificar todos los detalles del parto y del nacimiento: el hospital, los artículos para el bebé, la habitación del niño, la bolsa de la madre para el hospital… Será necesario que conozcas todos los detalles para que te puedas convertir en portavoz de la madre cuando ella esté ocupada dando a luz.

Habla con otros padres. Descubrirás que todos sienten algo parecido a lo que tú sientes, averigua cómo fue su experiencia y pide consejos.

Lee sobre el embarazo y la paternidad. No pienses que los libros sobre embarazo son exclusivos de mujeres. Cuanto más entiendas sobre lo que sucede, más familiar te resultará y te ayudará a entender lo que siente tu pareja. Cualquier artículo, vídeos, documentales… todo lo que caiga en tu mano puede ayudar a prepararte. Un “argggg... qué asco” a destiempo en el momento de dar a luz puede llegar a ofenderla.

Haz preguntas. Asiste con tu pareja a todas las revisiones y pruebas. Conoce a los médicos y no dudes en preguntarles todo aquello que no entiendas, para que también ellos te impliquen en el proceso.

Ayúdala a controlar la alimentación y el peso. Participa en las compras y la preparación de las comidas. La dieta es muy importante y debe ser la adecuada. Hidratos de carbono como pasta o legumbres para dar energía; pescado, pollo, leche, cereales para obtener proteínas; las grasas con moderación; muchas frutas y verduras… Eliminad el alcohol y el tabaco de vuestras vidas. Si ambos fumabais antes del embarazo y tú también lo dejas, le ayudarás a que no fume.

Realiza actividades físicas con ella. Es muy buen momento para realizar juntos alguna actividad física que esté autorizada durante el embarazo. Salidas a caminar por espacios abiertos son propicias para charlar sobre el futuro del bebé y realizar una actividad aeróbica beneficiosa para el embarazo.

Ayuda a tu pareja a descansar y a controlar su estrés. Dejarla descansar cuando lo necesita es bueno para ella y para el bebé. Puedes ayudar haciendo la limpieza, las compras y preparando la comida. Levanta todos los pesos y no dejes que ella lo haga. Llévale el desayuno a la cama. No invites a gente a casa en las horas de descanso. Puedes colocar un televisor en el dormitorio para que vea la televisión tumbada.

Aprende a dar masajes cuando ella lo necesite. Un masaje en los hombros, la espalda, los pies o incluso las manos, además de gratificante, supone un momento excelente para hablar y demostraros cariño.



Fuentes: Padres primerizos, de la Dra. Miriam Stoppard. Maravillosamente embarazadas, de Lynn Huggins-Cooper.
Redacción: Irene García

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

    ¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

    Si quieres ser madre o estás embarazada y te queda poco para serlo es posible que estés muy contenta por la llegada de tu bebé. (como tratar a una mujer embarazada)

  • ¿Afectan las emociones en el embarazo?

    ¿Afectan las emociones en el embarazo?

    Las emociones afectan al comportamiento humano siempre independientemente de la etapa que se encuentre de su vida, pero en el embarazo afectan mucho más de lo que se puede pensar. (mi mujer esta embarazada)

  • Comprar libros de embarazo recomendados

    Comprar libros de embarazo recomendados

    Te acabas de enterar de que estas embarazada y ¿qué es lo primero que haces? ¡Correr a una librería a comprar libros de embarazo! Es una buena idea y una gran fuente de información, siempre que los... (mi esposa esta embarazada)

3 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 03-03-2014
Anónimo
Enviado por:el día 30-01-2014
fino buen post
Anónimo
Enviado por: el día 20-10-2013
Si me boy a unir