› 
 › 
De viaje en coche. Cómo evitar los mareos

De viaje en coche. Cómo evitar los mareos

De viaje en coche. Cómo evitar los mareos
comentarios1 comentarios
comparte
Unas vacaciones familiares pueden ser una excelente experiencia para tu pequeño, pero con ellas también llegan los mareos, las indisposiciones y el malestar que supone, en ocasiones, viajar en algunos medios de transporte, especialmente si lo haces en coche y barco. ¿Te quedan varias horas por delante y solo piensas en cómo lidiar con tu hijo y evitar que el viaje se convierta en una pesadilla por culpa de los mareos? Toma nota
 
El mareo que se produce cuando realizamos viajes en coche se denomina cinetosis. Y no es más que una reacción del organismo frente a los continuos movimientos o aceleraciones en el interior de un vehículo, para los que los sentidos no están diseñados.
 
Por este motivo, sucede cuando las persona se desplazan en medios de transporte a velocidades y giros superiores a los que puede realizar y/o percibir su oído interno, que es donde se ubica el aparato del equilibrio, que sufre ante los repetidos cambios de referencia. Por ejemplo los mareos pueden producirse cuando el oído interno detecta que el coche se está moviendo pero los ojos, centrados en algo del interior del vehículo, no lo hacen.

Los mareos suelen ser frecuentes en los niños mayores de 2 años y es un problema bastante más habitual en el transporte marítimo y en carretera que en el aéreo.


Síntomas

Los primeros síntomas son agotamiento y dificultad para concentrarse, a los que pueden unirse bostezos continuos. Después de los síntomas iniciales comienzan las náuseas, los vómitos y un aumento en la salivación. A estos síntomas finales les siguen una sensación extraña de movimiento, así como debilidad, falta de apetito, llantos, dolor de cabeza, somnolencia y sudor frío.


Medidas preventivas

1. Comer ligeramente: Si el viaje es corto, intenta que no coma nada, y si es largo haz una comida ligera. Un estómago vacío puede aumentar o empeorar las náuseas y los dolores de cabeza, pero sobrecargar su estómago antes de salir también. Es preferible que tome algunos frutos secos o alimentos ricos en hidratos de carbono, evitando las comidas grasas, las bebidas gaseosas o la leche. Si durante el viaje el niño tiene hambre ofrécele alguna galleta, un cracker, una fruta o una chuchería, pero siempre en poca cantidad.

2. Intenta distraerle: Cantad canciones, escuchad la radio o cuéntale un cuento. Pero no le dejes leer un libro o jugar a juegos que requieran fijar la vista en el interior del coche, ya que solo empeorará las cosas.

3. Procura que el niño se fije en las cosas, paisajes o detalles del exterior. Colócale elevado, con el asiento adecuado, de forma que pueda ver a través de la luna delantera. Enséñale a mantener la vista en un ángulo de 45º por encima del horizonte. Busca puntos de referencia lejanos donde fijar la mirada. Juega con él al “veo-veo”, a adivinanzas o cualquier otra actividad que le haga olvidarse del mareo y requiera prestar atención a lo que hay en el camino.

4. Antes de salir, pon el coche a punto. Revisa la suspensión para evitar que el coche vibre y bote demasiado. Si es posible opta por las autopistas y no frenes repentinamente. Asimismo procura tomar las curvas evitando continuos cambios en la velocidad. Los acelerones y los frenazos bruscos favorecen especialmente el mareo.

5. Mantén el coche ventilado, sin fuertes olores, como el del tabaco o la comida. Abre la ventana cada cierto tiempo para que el aire se renueve, incluso si tienes puesto el aire acondicionado.

6. Dale de beber durante todo el trayecto, aunque no tenga sed, sobre todo bebidas azucaradas.

7. Vístele con ropa cómoda y amplia que no le apriete. Y ten a mano algo de abrigo, ya que el frío suele empeorar los síntomas.

8. Haz paradas frecuentes. Al menos cada dos horas. Planifica antes el tiempo que te llevará el viaje, para calcular las paradas necesarias y permitir así que el niño salga del coche a menudo. Estirar las piernas, correr y saltar en un área de descanso puede ser muy beneficioso para él.


Qué hacer si se produce el mareo

Si a pesar de tomar las medidas preventivas el niño se marea, para el coche si fuera posible al primer síntoma de mareo. Y coloca un paño húmedo y fresco en la frente del pequeño hasta que se sienta mejor. Para ello debes estar preparado y haber previsto una bolsa que incluya paños fríos, bolsas de plástico por si vomita, toallitas limpiadoras y una botella de agua fresca con un poco de azúcar.
Las inspiraciones profundas pueden aliviar la sensación de las náuseas.

Evita el calor. Si es necesario baja un poco la ventanilla del coche para que le de un poco el fresco mientras dura el mareo.
Si es posible se recomienda que adopte la posición "decúbito supino" (boca arriba, y subiendo las piernas), o apoyado y con la cabeza fija.
Si tu pequeño está dormido, ten preparada una bolsa, pues es posible que se despierte con ganas de vomitar.

En el caso de que vomite, no pierdas la calma, ni te enfades con él. No puede controlar qué le ocurre a su cuerpo y podría asustarse y empeorar la situación. Hazle beber agua azucarada en pequeños sorbos, para evitar la deshidratación.


En barco o avión

Si el viaje se va realizar en barco o en avión también puedes seguir estas mismas pautas preventivas y además…
En barco, lo preferible es que los niños se sitúen lo más cerca del centro de gravedad, en el centro o detrás, evitando la cubierta, ya que la visión del mar ondeándose puede provocar mareos. Si no hay otro remedio, aconséjale que mantenga la mirada en el horizonte.

En avión, elige para él un asiento al nivel de las alas ya que se notan menos los movimientos e insiste en que dirija la mirada hacia delante.

 

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Internet seguro para niños

    Internet seguro para niños

    El verano es para los niños una época para el ocio, disfrutar de las vacaciones… y pasar tiempo frente al ordenador jugando, navegando y chateando con amigos. También es normal ver a padres saturados...

  • Cuándo puede ir un niño en moto

    Cuándo puede ir un niño en moto

    De unos años a esta parte el número de motos que circula por las ciudades ha aumentado considerablemente. Los beneficios de utilizar este medio de transporte en una ciudad son de sobra conocidos, pero...

  • ¿La habitación del niño es segura?

    ¿La habitación del niño es segura?

    Los niños pasan muchas horas en su habitación: durmiendo, jugando, haciendo los deberes… Y a esta edad, es normal que les dejes solos en ella por cortos periodos de tiempo mientras aprovechas para realizar...

1 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 19-08-2011
yo siempre me mareo mucho. al principio comence con remedios anturales: jengibre, manzana...mirar al frente, dormirme en los trayectos pero casi siempre tengo que recurrir a medicamentos antimareo como Biodramina u otros...