Medicación TDAH

Medicación TDAH
comparte

Los últimos estudios confirman que en los últimos años ha aumentado el uso de medicamentos estimulantes en niños que padecen el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), una enfermedad que sufren más de 5 millones de niños en USA.

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Deficiencia de Atención e Hiperactividad es una alteración del sistema nervioso central que causa en las personas que lo padecen conductas hiperactivas e impulsivas, problemas para mantener la atención, dificultades en el desarrollo y el aprendizaje… Además de otros problemas asociados como bajo rendimiento académico, falta de adaptación social y desajustes emocionales.

Esta enfermedad suele aparecer en torno a los 5-6 años, aunque hay muchos niños a los que no se les diagnostica hasta la adolescencia, e incluso muchas personas adultas sin diagnosticar.

Los principales síntomas del TDAH son:

- Déficit de atención o atención lábil (dispersa). Son niños que se distraen fácilmente con cualquier cosa, dejando todo a medias.

- Hiperactividad. Niños que no paran quietos ni un segundo, hablan en exceso, no son capaces de estar sentados mucho tiempo, hacen ruido, incordian, etc.

- Impulsividad. Hacen lo primero que se les viene a la mente, sin pensar en las consecuencias, responden sin pensar, no respetan turnos ni colas…

Todos estos síntomas hacen que les sea muy difícil prestar atención en clase, se cansan, se aburren, se olvidan de hacer los deberes o de estudiar, repitiendo curso más fácilmente que niños sin este trastorno. Asimismo, les cuesta relacionarse con el resto de compañeros. Y cuando son adultos, también es más complicado para ellos conservar un trabajo (hay estudios que hablan de hasta un 50% de despido laboral en adultos que sufren TDAH).

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento es multidisciplinar e incluye fármacos estimulantes y no estimulantes, muy eficaces en la mayoría de niños. Asimismo, requiere un tratamiento psicológico que incluya terapia individual y familiar y enseñar a los padres las pautas que deben seguir; y apoyo escolar y control por parte de los profesores.

Aunque pueda dar miedo a los padres medicar a sus hijos, estos fármacos han demostrado ser muy eficaces a la hora de modificar las señales químicas del sistema nervioso central, aumentando el nivel de neurotransmisores en el cerebro (la causa principal del TDAH, la ausencia de estos neurotransmisores que transmiten mensajes entre las neuronas). Gracias a estos fármacos, las personas que padecen TDAH son capaces de funcionar igual al resto. Además, son muy seguros siempre que se cumplan al pie de la letra las pautas de los médicos.

En cuanto a los efectos secundarios de los estimulantes en niños, si se toman durante mucho tiempo y a dosis demasiado elevadas, pueden causar alteraciones del ritmo cardiaco, temblores, confusión, paranoia, cambios de humor… Pero, como decíamos, solo si se toma una cantidad excesiva, nunca si se cumplen las prescripciones del médico.

Datos en USA

No te puedes perder ...

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

La motivación: Elemento clave en la vuelta al cole

Tras un verano distendido, repleto de actividades de ocio y diversión, la vuelta al colegio no siempre resulta fácil, tanto para los padres como para los niños. Kumon, red de centros de enseñanza, cuyo programa está diseñado para alcanzar el máximo rendimiento del alumno, recomienda la motivación como un elemento clave a tener en cuenta para ayudar a los hijos a iniciar un nuevo curso escolar e incorporarse a la rutina de la realización de los deberes.

Unos 4,5 millones de niños de 5 a 17 años padece esta enfermedad en USA, lo que supone del 3 al 7% de niños en edad escolar. El número de diagnosticados ha aumentado en la última década gracias a un mayor conocimiento y preocupación sobre el tema.

Según un reciente estudio hecho en USA sobre recetas de 1996 a 2008, el uso de fármacos para tratar el TDAH aumentó significativamente en este tiempo, sobre todo entre los niños de 13 a 18 años, en más del doble. Eso refleja una mayor comprensión de que los niños no superan el TDAH con la edad, y de que los síntomas pueden persistir en la adolescencia e incluso en la adultez.

En general, casi tres millones de niños se medicaron contra el TDAH en 2008. A pesar de las preocupaciones sobre niños "excesivamente medicados", la tasa de uso de fármacos para el TDAH en niños de edad preescolar y menores en realidad se redujo.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado cuestionario para la detección de las altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fuentes:

Lavigne Cerván, Rocío; Romero Pérez, Juan Francisco (2010), EL TDAH. ¿Qué es?, ¿qué lo causa?, ¿cómo evaluarlo y tratarlo?, Madrid, Psicología Pirámide.

Stimulant Medication Use in Children: A 12- Year Perspective https://ajp.psychiatryonline.org/doi/full/10.1176/appi.ajp.2011.11030387

 

Fecha de actualización: 30-09-2011

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>