› 
 › 
Actividades caseras para estimular el interés científico de los niños

Actividades caseras para estimular el interés científico de los niños

Actividades caseras para estimular el interés científico de los niños
comentarios1 comentarios
comparte
Los niños son investigadores natos y les encanta descubrir por qué y cómo funciona el mundo que les rodea. A menudo este aprendizaje se produce observando, preguntando, experimentando o con el método de prueba y error. El aprendizaje tiene lugar con cosas de la vida cotidiana, como sus juguetes, el momento del baño, cocinando en familia, a través de juegos científicos, construcción, manualidades o de experimentos. Te animamos a fomentar y estimular sus habilidades con un toque de diversión y juego

La ciencia y las matemáticas están interconectadas y las encontramos en cualquier lugar. Podríamos decir que las matemáticas son el lenguaje de la ciencia. Estimar, contar, clasificar o dibujar son habilidades matemáticas necesarias en la experimentación científica. Sacar provecho de las rutinas o juegos diarios para el niño le reportará numerosos beneficios.

Por ejemplo, el baño diario es un excelente momento para aprender matemáticas y ciencia. No te sorprendas, pero cuando el niño coge sus cubitos y los cuenta, echa agua de uno a otro o la reparte entre ellos, está contando y aprendiendo fracciones, aunque tan sólo tenga 5 años. Este simple proceso le permite experimentar, observar y sacar conclusiones, además de desarrollar sus habilidades motoras finas que luego necesitará cuando aprenda a escribir. Pero lo mejor de todo, es que este aprendizaje se produce en un momento de diversión en el que el niño está muy motivado.


La ciencia se encuentra en nuestra vida diaria


Quizá la mejor forma de motivar al niño es mostrándole tu mismo interés por todo lo que te rodea. Si por ejemplo vas caminando por la calle un día soleado y te encuentras una moneda en el suelo y está caliente le puedes decir: esta moneda está caliente, ¿por qué crees que no está como las que llevamos en el monedero?


Aunque no seas un experto en ciencias, no te preocupes, tus conocimientos seguramente son superiores a lo que puedas pensar. Y tu papel es muy importante en la estimulación de la curiosidad del niño haciéndole consciente de las cosas que le rodean, fomentando su observación, sus preguntas, para que establezca conexiones y hable sobre las cosas que aprende. Si tienes dudas o no sabes cómo hacerlo, siempre puedes apoyarte en material educativo infantil para ayudarle a aprender en función de su edad e intereses.

Cuando le hablas de hechos científicos o nombras las cosas indirectamente le estás ayudando a enriquecer su vocabulario y sus capacidades verbales. ¡Recuerda que los niños se sienten fascinados por las palabras complicadas que los mayores les descubren de vez en cuando! Y no sólo eso, su capacidad de observación se traduce en atención, concentración y razonamiento y el adquirirlas no sólo le servirá en sus años escolares, sino que podrá utilizarlas durante toda su vida.

Por eso, se recomienda que cuando los niños encuentren algo que realmente les guste por más sencillo que te parezca, debes compartir y hacerte partícipe de su entusiasmo. Recuerda que casi cualquier cosa se puede convertir en un experimento científico.


Actividades científicas que puedes hacer en casa


Te presentamos varias formas de fomentar el interés científico del niño a través de juegos caseros:

•    Juegos de construcción: Tanto si juega con bloques, piezas normales o imantadas, el niño aprende importantes conceptos al construir, probando y viendo qué ocurre con sus creaciones. Aprovecha cuando esté afanado en el juego para acercarte a él y hacerle preguntas del tipo ¿qué pasaría si?, o ¿por qué no pruebas y ves qué pasa? Con los juegos de construcción, además, aprende geometría, reconocimiento de formas, se fomenta el razonamiento espacial, se solucionan problemas y se aprende a tomar decisiones. Asimismo estos juegos le dan la oportunidad de organizar, clasificar los materiales y compartirlos, colaborar con otros o con los padres y además ¡se lo pasan estupendamente!

•    Experimentar con arcilla o plastilina: Modelar es uno de los juegos preferidos de los niños y es que no sólo se lo pasan en grande creando infinitas posibilidades, sino que además experimentan y permite su juego imaginativo. Si por ejemplo se trabaja con arcilla, el niño aprende cómo una vez que la deja secar queda dura y ya no puede volver a trabajarla.

•    Jugar con pinturas: Dale al niño papel para colorear y pinturas que le permitan mezclar colores. Sugiere al niño que se va a convertir en un científico que va a experimentar con texturas y mezclas de colores. ¿Qué pasa al mezclar el azul y el amarillo?, ¿y si le echas color blanco? Así el niño aprende cómo diferentes combinaciones de colores dan lugar a un color nuevo; por ejemplo, el azul y el amarillo crean el verde, el rojo y el amarillo el naranja, el rojo y el azul el morado, y que utilizando el blanco se aclaran los colores. Además si utiliza esponjas o estampadores podrá crear diferentes formas y probar texturas.

•    Ciencia en la cocina: Cocinar con los niños proporciona una clase atípica pero muy enriquecedora de matemáticas y ciencia. Seguir las instrucciones y medir los ingredientes es una actividad de matemáticas y al cocinarlos (saltear, mezclar u hornear) la lección se convierte en una actividad práctica de química. Los niños experimentan las propiedades de los sólidos y los líquidos; por ejemplo, ven como la mantequilla se funde al contacto con el calor, o como una masa de galleta blanda se convierte en un sólido tras ser horneada. Es interesante trabajar con alimentos como el agua que por sus propiedades adquieren una forma y luego vuelven a su forma original (por ejemplo, con el agua podemos hacer cubitos y de nuevo al derretirse se convierte en agua), y también trabajar con aquellos que una vez que adquieren una determinada consistencia ya no vuelven a su forma original, como por ejemplo un huevo frito o una masa que se convierte en bizcocho.

•    Ciencia al ir a dormir: Con la luz apagada proyecta la luz de una linterna a un espejo y fíjate hacia dónde se refleja la luz. Luego apágala y dile al niño que trate de ver qué hay en la habitación a oscuras. Es importante que aprenda cómo las cosas las podemos ver cuando hay luz que se refleja en los objetos. Experimentar con las sombras es también muy divertido para los niños, puedes hacer formas con las manos en la pared o utilizar objetos alejándolos y acercándolos a la luz y viendo cómo varía su tamaño. Sobre todo es importante que el niño aprenda que una sombra es luz obstaculizada.

•    Jugar con las matemáticas: Que los niños jueguen con juegos en los que las matemáticas están implicadas tiene resultados muy beneficiosos. Jean Piaget, pionero en educación decía que los niños que jugaban con los objetos antes de que se les pidiera resolver el problema, hace que sean más creativos y acertados en sus pensamientos.

•    Montar su propia tienda: Dile al niño que monte una tienda de lo que le guste y dale o déjale que cree materiales para hacerlo. Con esta actividad va a aprender habilidades organizativas, tomará decisiones, solucionará problemas, y si puede jugar con otros niños, además participará del juego cooperativo. Fíjate cómo juega cuando tiene abierta su tienda, eso te dará una imagen muy buena de cuál es su idea sobre el dinero y su interpretación de cómo funciona el mundo.

•    Pompas de jabón: Soplar pompas de jabón es una actividad muy divertida para los niños. Pueden experimentar con formas diferentes, soplar para que el viento se lleve las pompas, explotarlas, ver cómo la luz atraviesa las pompas, o qué ocurre cuando las explota.

Fomentar la observación del niño, estimular su curiosidad haciendo que pregunte y ayudarle a experimentar con las cosas que conoce es la mejor forma de estimular sus habilidades de pensamiento crítico, el interés por el autoaprendizaje y de fomentar la observación y la toma de decisiones. De lo que se trata es de estimular capacidades y habilidades a través del juego durante la infancia, para que luego se conviertan en un legado en su vida adulta.



Redacción Educakids. www.educakids.com

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿Cómo elegir un videojuego adecuado?

    ¿Cómo elegir un videojuego adecuado?

    Otro año más las cartas de Papá Noel y los Reyes Magos de los niños se llenarán de multitud de títulos de videojuegos. Ante la cada vez mayor oferta de estos en el mercado es normal que los padres se... (experimentar y descubrir actividades)

  • Enséñale el valor del dinero

    Enséñale el valor del dinero

    Desde pequeño, debes enseñarle a tu hijo que el dinero no crece en los árboles, que hay que trabajar para ganárselo y la necesidad de saber ahorrar y no malgastarlo. Más tarde o más temprano, tus hijos... (actividades metodo cientifico para niños)

  • ¿Cómo planear las vacaciones de los niños?

    ¿Cómo planear las vacaciones de los niños?

    Aunque parezca extraño, durante el periodo vacacional puedes contribuir al desarrollo integral de tu hijo, observa cuáles son las actividades que disfruta realizar; no olvides que cada niño tiene diferentes... (actividades para desarrollar la observacion en los niños)

1 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 30-07-2013
Interesante! Para estimular el aprendizaje, lo que hacíamos con mi nena era jugar mucho con juegos didácticos, leer mucho y demás! Y aprovechamos también los dibujitos educativos, como Plim Plim, clarilu y algunos otros! Son muy divertidos, con música y muchos personajes! Le encantan, y todavía sigue mirando a plim plim, y aprendió mucho!