Síntomas y tratamiento de la esofagitis

Síntomas y tratamiento de la esofagitis
comparte

La esofagitis es la hinchazón o inflamación del esófago, el tubo que conecta la boca con el estómago. En bebés este problema puede estar causado por reflujo gastroesofágico o por una oclusión congénita del esófago.

La esofagitis está causada por el reflujo del líquido del estómago hacia el esófago ya que ese líquido contiene ácido que irrita el tejido que recubre el esófago. Normalmente los bebés que tienen esofagitis tienen también reflujo gastroesofágico (ERGE), esofagitis eosinofílica u oclusión congénita del esófago.

 

Ciertos hábitos, como beber alcohol o fumar, también puede causar este problema en adultos, así como algunas infecciones causadas por hongos como la candida, virus, herpes o citomegalovirus.

 

Los síntomas principales de la esofagitis son:

 

- Tos

- Inflamación del esófago

- Úlceras

- Dificultad para tragar

- Dolor al tragar

- Acidez y ardor

- Ronquera

- Dolor de garganta

 

Para confirmar el diagnóstico es necesario realizar una manometría esofágica, la extracción de una muestra de tejido del esófago para su análisis mediante una esofagogastroduodenoscopia (EGD) o una esofagografía.

 

Tratamiento de la esofagitis

No te puedes perder ...

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Se define como pancreatitis a la inflamación del páncreas causado por la liberación y activación de enzimas de la digestión en el propio órgano, en lugar de los intestinos. Esta patología suele remitir rápidamente, sin dejar lesiones permanentes, pero hay que saber reconocer los síntomas para evitar ciertas complicaciones.

 

El tratamiento depende de la causa. Se pueden administrar medicamentos para reducir la acidez estomacal y evitar el reflujo, antibióticos en caso de infección, cambios en la dieta si la causa es la esofagitis eosinofílica, medicamentos para recubrir el esófago y evitar los daños.

 

Si la causa es una atresia esofágica (AE) u oclusión congénita del esófago (anomalía congénita en la que el esófago no se desarrolla adecuadamente), será necesaria la cirugía para reparar el esófago.

 

En la mayoría de los casos los bebés responden bien al tratamiento y la esofagitis se cura sin causar complicaciones. Si estas parecieran las más comunes son una cicatrización o estrechamiento del esófago que puede causar problemas para tragar.

 

Si se padece reflujo gastroesofágico durante muchos años se puede desarrollar una enfermedad llamada síndrome de Barret que, a veces, puede causar cáncer de esófago.

 

Fuente: Blog EnFamilia de la AEP: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/esofagitis-eosinofilica


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un cuestionario de detección de altas capacidades con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 27-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>