› 
 › 
Fimosis

Fimosis

Fimosis
comentarios1 comentarios
comparte
Aunque es un problema bastante frecuente con el que nacen casi todos los bebés y que suele desaparecer espontáneamente con el paso de los años, la fimosis genera cierta duda y temor en los padres, que tendrán que saber diferenciar entre el estado común y cuándo éste se convierte en una cuestión más seria

¿Qué es la fimosis?

En torno al 80% de los niños menores de seis meses padecen fimosis, un estrechamiento del extremo o abertura del prepucio, que impide su retracción y la exposición del glande; sin embargo, ésta suele resolverse sin ayuda alrededor de los 2 o 3 años de edad, pudiendo diferenciar así dos tipos principales de fimosis:

• La fimosis fisiológica, aquella que puede considerarse normal, no produce molestias, salvo en casos extremos, y suele desaparecer espontáneamente.

• La fimosis congénita o patológica, la que no desaparece con la edad, puede ocasionar otros problemas y suele necesitar cirugía o tratamiento.


¿Qué debemos hacer?


Para confirmar que el pequeño padece fimosis, los padres deberán observar si pueden bajar la piel del prepucio durante la higiene diaria o, para estar seguros, acudir al pediatra, que será quien confirme si se trata tan sólo de adherencias balanoprepuciales o, por el contrario, de fimosis. Sin embargo, esta edad es muy temprana y conviene esperar a que el niño sea más mayor para comprobar si es la situación común que tienen todos los bebés y que acabará desapareciendo.


Aunque hay medidas higiénicas que se pueden llevar a cabo en casa, no conviene realizarlas antes de los dos años, como puede ser la retracción o deslizamiento del prepucio hacia atrás de forma suave y sin forzar, ya que un tirón de forma brusca puede producir heridas en el pequeño, que al cicatrizar cierren aún más el prepucio.


Hasta hace unos años, si el problema no desaparecía era necesario acudir a la cirugía mediante procesos como la circuncisión o la prepucioplastia. Mientras que la primera consiste en quitar la parte necesaria de la piel del prepucio, quedando parte del glande o entero al descubierto, la segunda sólo requiere una pequeña incisión transversal al anillo del prepucio; sin embargo, actualmente ya no es necesario acudir a estas técnicas y ver a nuestro pequeño pasar por el quirófano, gracias a la aparición de un tratamiento basado en la aplicación de una crema de corticoides y cuya eficacia ronda el 100%.


¿Qué consecuencias podría tener?


La fimosis puede tener consecuencias tanto a corto como a largo plazo:

1.    Impide la correcta higiene del glande, lo que provoca la acumulación de una secreción fisiológica denominada esmegma, pudiendo dar lugar a infecciones locales dolorosas y con frecuente presencia de pus.

2.    En algunos casos, la fimosis puede llegar a dificultar la micción o hacerla muy incómoda, llegando incluso a entorpecer la salida de orina o reteniendo un poco de ella y provocando infecciones en las vías urinarias.

3.    Además, la fimosis puede provocar, en el futuro, problemas en las relaciones sexuales, debido a la sensibilidad del glande.

Sin embargo, a esta edad el bebé es todavía muy pequeño, así que considéralo algo normal y no te preocupes, aunque no debes olvidar realizarle inspecciones en la higiene diaria, según vaya pasando el tiempo. Si pasados los 2 años el prepucio sigue prácticamente cerrado, consúlta a tu pediatra, que será quien evalúe la situación y os proporcione los consejos adecuados.


Redacción: Silvia Paredes

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • Revisiones de los bebés con el pediatra

    Revisiones de los bebés con el pediatra

    La primera de muchas revisiones del bebé tendrá lugar al minuto de nacer. Es el llamado test Apgar y su finalidad es comprobar que las funciones vitales del recién nacido se han adaptado a la vida fuera... (fimosis en bebes)

  • ¡Cuidado con la automedicación!

    ¡Cuidado con la automedicación!

    10 consejos básicos para el correcto uso de medicamentos en niños y bebés Como padres de familia, una de nuestras mayores preocupaciones es fortalecer el carácter de nuestros hijos. Queremos que sean... (fimosis bebe)

  • Las mucopolisacaridosis en bebés

    Las mucopolisacaridosis en bebés

    Son un grupo de enfermedades hereditarias metabólicas cuya causa principal es la ausencia o deficiencia de ciertas enzimas necesarias para el funcionamiento de las moléculas glicosoaminoglicanos o glucosaminglucanos,... (fimosis en el bebe)

1 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 25-04-2013
cÓMO SE APLICA LA CREMA CORTICOIDES EN BEBÉ, ES REALMENTE EFECTIVA? dÓNDE PUEDO DCONSEGUIRLA?