¿Qué es bueno para el vómito en los niños?

¿Qué es bueno para el vómito en los niños?
comparte

Cuando nuestro hijo vomita suele ser una situación llena de caos, puesto que entramos en total desiquilibrio y no sabemos qué hacer para detener sus evacuaciones, por ello te recomendamos conocer qué es bueno para el vómito en los niños.

Es normal que alguna vez en la vida o incluso varias algo nos caiga mal y tengamos vómito, pero en ocasiones es difícil detener estas evacuaciones y podrían terminar con una deshidratación.

 

Siempre que llega el vómito nos sorprende puesto que no es de mucho agrado verlo, pero a tu hijo le va a desagradar más que a ti, pues él es quien lo tiene que sufrir.


¿Qué es el vómito?

 

El vómito es la evacuación del contenido del estómago por medio de la boca, esta puede ser de manera brusca y hasta haciendo que este órgano se quede vacío.

 

En los lactantes podemos ver que la regurgitación es muy frecuente debido al cierre superior que se hace en su estómago durante sus primeros meses, por lo que va a ser muy débil y no va a cerrar de manera eficaz cuando el estómago está lleno.

 

Cuando tu hijo era un bebé y tenía regurgitaciones, sólo una parte del contenido estomacal salía mientras que otra continuaba su camino por el sistema digestivo. Ahora que es grande el vómito puede sacar todo el contenido y provocar una deshidratación.

 

Los vómitos pueden llegar a ser intensos cuando tu hijo tiene una infección, alguna dificultad para evacuar o tiene intolerancia hacia algún alimento que consumió. Las regurgitaciones simplemente se deben a la inmadurez del sistema digestivo del lactante.

 

Te recomendamos que si tu bebé comienza a perder peso es necesario que lo revise el médico, pero cuando sea el caso contrario y aumente su peso, debes administrar de mejor manera las tomas, tal vez con más frecuencia pero menor cantidad.

 

Los vómitos en los niños suelen ser en mayor parte por alguna enfermedad, sin embargo, hay algunos que se los provocan por gusto o para obtener lo que quieren, como un tipo de arma para conseguir lo que demandan.

 

Si tu hijo es de los niños que se provocan los vómitos debes tomar acción cuanto antes para que no continúe haciéndolo para conseguir lo que quiere ya que perjudica a su salud.

 

Los vómitos de chantaje son tratados fácilmente, puesto que sólo necesitas hablar con tu hijo y aclararle que de esa forma no va a conseguir nada; pero los que son por enfermedad pueden llegar a provocar una seria deshidratación en el niño, por lo que debes hacer algo para detenerlos.

 

Algunos síntomas que puede presentar tu hijo antes, después o durante el vómito son los siguientes:

 

- Segregación de saliva en aumento.

- Mareos.

- Cambio de temperatura.

- Palidez.

- Sudoración

- Debilidad.

 

¿Cómo se trata el vómito?

 

Para el tratamiento del vómito hablando estrictamente de dieta se recomienda lo siguiente:

 

- Evitar alimentos que contengan grasas, puesto que pueden irritar el estómago.

- Comer con más frecuencia, pero con una menor cantidad.

- Evitar que el niño coma cuando presente náuseas.

 

Además, no está recomendado administrar a los niños medicamentos (ni siquiera de venta libre o con receta, a no ser que el pediatra te indique lo contrario) para el vómito ya que este suele estar causado por un virus y mejorará solo.

 

No te puedes perder ...

Si tu bebé o niño pequeño está vomitando mantenlo boca abajo o de lado lo máximo posible. Si haces esto reducirás las posibilidades de que el niño inhale vómito por las vías respiratorias altas y lleguen a los pulmones.

 

Cuando exista un vómito constante tendrás que asegurarte de que el niño no se deshidrate ya que si se permite que llegue a un nivel de deshidratación grave puede llegar a ser mortal. Para evitar que el niño se deshidrate es necesario tomar en cuenta las consideraciones siguientes:

 

- Ingerir sueros, en pequeñas cantidades y durante todo el día para que sea tolerable su consumo; así puede recuperar las sales que perdió por el vómito.

- Actualmente puedes encontrar sueros no específicamente en farmacias, sino en casi cualquier tienda; además puedes encontrar de muchos sabores para que tu hijo no lo rechace.

- Evita administrarle bebidas que se usan después de una sesión de ejercicio, pues estas no aportan nada a la pérdida que sufrió el niño.

 

Además de ayudar a tu hijo a que mantenga una buena hidratación después de la pérdida ocasionada por tanta evacuación, puede ser necesario que lo dejes reposar para que se recupere.

 

Si el niño continúa con los vómitos puede ser que necesite algún medicamento intramuscular o hasta de un suero intravenoso, pero esto sólo se hace cuando el niño rechaza todo método para controlar su vómito.

 

Algunos remedios caseros para controlar a tu hijo cuando presente vómito son:

 

- Agua con limón

- Agua con miel

Manzanilla

- Refresco de cola

- Nuez moscada

 

¿Cuándo se debe acudir al pediatra o a urgencias por los vómitos?

 

En la mayor parte de los casos cuando un niño tiene vómitos no tiene mayor importancia, pero hay que estar alerta por si se producen uno de los siguientes síntomas:

-si tiene menos de 3-4 meses y ha vomitado 2 o más tomas o tiene fiebre

-si el niño no deja de vomitar, vomita mucho, no tolera los líquidos o sigue vomitando, aunque no tome nada

-si en el vómito presenta sangre, posos oscuros o de color verdoso

-si el niño está decaído, adormilado, con mucha sed, tiene los ojos hundidos, la lengua seca, llora sin lágrimas o orina poco

-si además del vómito tiene dolor abdominal, si el dolor es continuo y cada vez más intenso, además el abdomen está duro e hinchado

-si las cacas tienen sangre roja o son negras

-si tiene dolor de cabeza, con fiebre alta y/o manchas rojas en la piel

-si tiene antecedente de traumatismo craneal y vómitos repetidos

-si ha podido ingerir algún tóxico o algún medicamento

-si tiene que tomar una medicación y no la tolera

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Blog EnFamilia de la AEP: "Vómitos", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/vomitos

Healthy Children, https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/abdominal/Paginas/Treating-Vomiting.aspx

Fecha de actualización: 14-11-2019

Redacción: Genaro Aguilar

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>