› 
 › 
Mi hijo no quiere dormir solo

Mi hijo no quiere dormir solo

Mi hijo no quiere dormir solo
comentarios10 comentarios
comparte

A partir de los 12 meses, tu hijo puede acostumbrarse a dormir solo en su propia habitación. Algunos padres temen el momento de la separación nocturna y lo alargan. Pero esto es una costumbre que hay que evitar ya que puede perjudicar el desarrollo intelectual del niño y sobre todo el descanso de los progenitores, ocasionando una dependencia excesiva del niño hacia sus padres. Cuanto antes se haga a dormir solo, mejor descansaréis todos.

A los niños les gusta dormir con sus padres: les reporta seguridad, confianza y cariño. Pero desde el año de edad, lo mejor es que tu hijo cuente con su propia habitación (siempre cerca de la tuya o conectados mediante un interfono) para que se acostumbre cuanto antes a dormir solo.

El problema surge cuando el niño llora o se niega a dormir solo, llegando a levantarse de su cama para ir a la de sus padres. Muchos padres acaban cediendo ante la presión de ver a su hijo llorar o cuando el cansancio les puede, ya que después de todo el día trabajando, no es fácil ponerse firmes. Pero excepto en ocasiones especiales –si el niño está enfermo- esto es puede perjudicar su desarrollo. Puede llegar a hacerle excesivamente dependiente e incapaz de pasar, más adelante, una noche fuera de casa.

Incluso si tiene una pesadilla, lo mejor es que estés con él mientras se le pasa el susto, que le ayudes a tranquilizarse y a dormir de nuevo, pero siempre en su cama. No es bueno que cada vez que le ocurra algo, asocie el ponerse bien y recuperarse con la cama de sus padres, ya que esto le hará creer que sólo allí estará a salvo.

¿Cómo lograr que duerma solo?

- Una vez tomada la decisión, debéis manteneros firmes los dos. Si ve que uno de los dos duda, lo notará y se aprovechará de ello.

- Para hacer el cambio más fácil, haz su cuarto atractivo para él. Decora las paredes con sus personajes de dibujos animados, llena la habitación de juguetes… Haz que se sienta cómodo en ella y que quiera pasar tiempo allí.

- Si se levanta y va a tu habitación, mantente firme y devuélvele a la suya.

- Si se mete en tu cama cuando estáis dormidos y no os dais cuenta hasta la mañana siguiente, puedes probar varios trucos:

        - Cuelga una campanilla en la puerta de su habitación o de la tuya para que le oigáis al empujarla.

         - Arrebújale en las sábanas de forma apretada o coloca las almohadas en tu cama de tal forma que le sea imposible subirse sin despertaros.

        - Bloquea la puerta con algo que le permita entrar si pasa algo, pero que le obligue a hacer ruido para que le oigáis.

-Recompensa a tu hijo cada noche que duerma solo. No se trata de que le hagas un regalo cada día, sino de que le alabes o le des un fuerte abrazo, haciéndole ver lo orgullosos que os sentís de él porque ya se porta como un niño mayor.

-Si nada de esto funciona y tu hijo es incapaz de dormir solo en su cuarto, buscad la ayuda de un profesional que os ayude a investigar la causa por la que tu niño teme dormir solo y a buscar la solución.


Fuentes: Enseña a dormir a tu bebe, Clínica del Sueño Infantil Millpond.
Redacción: Irene García

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿Cómo elegir un videojuego adecuado?

    ¿Cómo elegir un videojuego adecuado?

    Otro año más las cartas de Papá Noel y los Reyes Magos de los niños se llenarán de multitud de títulos de videojuegos. Ante la cada vez mayor oferta de estos en el mercado es normal que los padres se... (solo papas)

  • Su primer campamento

    Su primer campamento

    Las vacaciones escolares más largas de los niños obligan a los padres a buscar ayuda en los abuelos, campamentos o escuelas de verano para que cuiden de ellos mientras trabajan. Una buena opción son... (mi hijo no quiere dormir solo)

  • Enséñale el valor del dinero

    Enséñale el valor del dinero

    Desde pequeño, debes enseñarle a tu hijo que el dinero no crece en los árboles, que hay que trabajar para ganárselo y la necesidad de saber ahorrar y no malgastarlo. Más tarde o más temprano, tus hijos... (mi bebe no quiere dormir solo)

10 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por:el día 30-01-2014
muy buen articulo y de muhc ayuda.
Anónimo
Enviado por: el día 23-11-2012
pues...mi pareja y yo dormimos con mi hija desde que nacio..mi hija tiene 2 años y la verdad me arrepiento de no haberle echo su cuarto aparte ya hace rato..pues la verdad de que hace menos pataletas es falso pues mi hija es una niña totalmente dependiente de nosotros, no se donde sacan que eso es lo mejor, eso no se debe hacer por que cada persona asi sea una bebe necesita su espacio..
Anónimo
Enviado por: el día 02-10-2012
Ufffffff qué harta estoy de los fanatismos. Ahora parece que si tu vida no gira 100% en torno a los deseos de tus bebés eres una mala madre. Estoy cansada de que los defensores de la “crianza natural” con sus comentarios te hagan sentir fatal por no criar a tus hijos de esa forma (lactancia materna hasta los 6 años, colecho, ……) Parece que hay que estar poniendo excusas para sacar a tu hijo de la cama o quitarle la teta. Yo tengo dos hijos de 23 y 6meses y logicamente no vamos a dormir todos juntos en la cama porque entonces necesitaría una cama de 7 metros de ancho. Por no hablar de las relaiones con mi marido que aunque alguien diga que no influye, sí influye tener a un niño en medio. No creo que los niños sean unos desgrciados por dormir en su habitación solos en su cuna o en su cama a partir de cierta edad.Mi vida y mi bienestar también son importantes. Creo que se pierde más de lo que se gana, por lo menos en mi caso. Yo he domrido sola en mi habitación desde pequeña y he sido una niña muy feliz y nunca me he sentido abandonada.Es como lo de dar el pecho hasta que el niño quiera. opues que elija la madre!!  Yo con uno sufrí la experiencia y no quiero repetir. El mayor se convirtió en un tirano cuando quise destetarle con año y medio y con el segundo no pienso volver a caer en lo mismo.Auqnue enbtiendo que haya madres que lo quieran hacer y me parece genial. Como entiendo a las que quieran darle biberon simplemente porque sí, sin dar ninguna explicacion.

Si quieres seguir durmiendo con tu hijo muy bien, pero dejad en paz a los que no quieran. Quien entra a leer esta infomración es porque no quiere dormir con su hijo por la razón que sea y quiere consejo para ayudarle a dormir en su cama. Y eso no es ser peor padre. Y con esto no quiere decir que esté a favor de estvil ni de Gonzlaez ni de Jove ni del de mas allá. Solo pido que por favor se respeten todas las opciones ,que cada familia es un mundo y lo importante es leer de todo sin tomar nada como dogma y aplicar lo que le funcione a cada uno

Anónimo
Enviado por: el día 05-04-2012
Poco puedo añadir a los comentarios que ya se han hecho a este desastre de artículo. Sólo me gustaría pedir, por favor, que los que os dedicáis a escribir artículos en webs relacionados con el mundo infantil y la crianza al menos os molestéis en leer e informaros de la opinión de los VERDADEROS expertos en el tema, en lugar de poner cuatro normas absurdas que se basan en nada pero que luego se creen a pie puntillas los pobres e incautos padres que tal vez crean que todo el que escribe sobre un tema en internet es porque sabe sobre ello.
Anónimo
Enviado por: el día 02-04-2012
Esto es para elmediko1, las relaciones de pareja no se basan en la cama, las camas se hicieron para dormir... Mi hija de nueve meses duerme con nosotros desde que nació y mi relación con mi marido va viento en popa. Que nuestra hija duerma con nosotros es un placer y una maravilla. Hay muchos otros sitios donde se pueden tener relaciones de pareja, así te haces más creativ@ ;)

Anónimo
Enviado por: el día 01-04-2012
no me gusta para nada este articulo, pues habla de como DEBERIAN SER LAS COSAS, y en crianza no existe tal cosa, pues hay matices, hay personalidades de papas y niños, hay situación e historias. Asi que nada es como debería, no hay una regla, una edad especifica... lo único cierto es seguir el corazón, el propio y del niño, confiar en los instintos. Hace millones de años que los instintos y el amor, permiten que nuestra especie siga acá, pero en los últimos años, se han inventado tantas teorías que su único logro es crear miedo, y así tenemos miedo a parir y se incrementan las cesáreas, tenemos miedo a amamantar y vendemos miles de biberones y leche... NO existe una edad X para sacar a los niños de la cama de los papas o su cuarto, tengo dos hijos y cada uno a sido criado diferente según SUS necesidades y MIS posibilidades, pero aun hoy día, ellos con 5 y 3 años, cuando necesitan volver a la cama de los papas, son bienvenidos. Ellos son niños seguros, felices, arrolladores, simpáticos!!! muy amados e independientes. Y mi vida de pareja, luego de 15 años junta es muy nutrida, hace 5 años decidimos ser papas y lo asumimos, pero seguimos siendo amorosos, apasionados... felices. Q los niños sean el centro de nuestras vidas, sobre todo sus primeros años, es El mejor regalo que se le puede dar a la familia (pareja incluida)! Les recomiendo a todos los papas y mamás que sigan sus corazón, que se olviden de teorías y consejos externos, de tabúes y prejucios... Sigan sus instinto. Tenemos DENTRO todo el poder para ser perfectos
Anónimo
Enviado por: el día 22-03-2012
existe algun estudio que informe que ha pasado con los padres de los niños estudiados en inglaterra , españa , EEUU, segun lo que comenta  innova.........son felices , se la llevan bien estan separados o son unso robot que viven juntos y ya .......una familia se conforma por papa, mama e hijo/ja(os/as), no solo hijos , hay que balancear todo muy bien , si bien es cierto que los hijos deben dormir solos , la edad debe ser muy temprana   y con los cuidados necesarios para que no se sientan abandonados 

Anónimo
Enviado por: el día 22-03-2012
la verdad no se que creer , el sueño de los padres y su relacion como pareja es importante para que los hijos sigan disfrutando de una familia, sin una buena relacion de pareja no ve haber familia ( despues de algun tiempo vendran los problemas ) segun lo que veo en alguinos comentarios; dejar su relacion de pareja para que los hijos sean felices y los padres infelices, osea con los hijos se acaba la relacion de pareja ..... esto me parece muy ilogico , una pareja separaf}da creo causa mas daño alñ desarrollo intelectual y mental de un niño que dormir solo ..... pensemos mejor las cosas
Anónimo
Enviado por: el día 07-09-2011
En el artículo también mencionan: “A los niños les gusta dormir con sus padres: les reporta seguridad, confianza y cariño”. Y ¿no son suficientes motivos para que lo haga? ¿Qué tiene de malo dar a tu hijo seguridad, confianza, cariño?

“Pero desde el año de edad, lo mejor es que tu hijo cuente con su propia habitación (siempre cerca de la tuya o conectados mediante un interfono) para que se acostumbre cuanto antes a dormir solo”. Los niños están preparados para dormir solos más adelante con tres o más años, ¿por qué forzarles? Si no les forzamos para andar, para hablar, ¿por qué sí hay que hacerlo para este tema?

“Si ve que uno de los dos duda, lo notará y se aprovechará de ello”. Los niños no son malas personas, sólo actúan por instinto, necesitan la seguridad y la cercanía de sus padres, ¿cómo se puede pensar que se va a aprovechar de ti? Sólo expresan su necesidad de contacto.

“Buscad la ayuda de un profesional”. No veo que haya necesidad de ninguna ayuda profesional puesto que no hay ningún problema. La ayuda debería ser para los padres que no entiendan que los niños tienen un desarrollo y que ya llegará el momento en que quieran dormir solos otra vez.

 

Anónimo
Enviado por: el día 07-09-2011
No puedo estar más en desacuerdo con este artículo, y a continuación les voy a explicar porqué: Respecto a la afirmación: “Dormir con los padres perjudica tanto el desarrollo intelectual del niño como el descanso de los progenitores, ocasionando una dependencia excesiva del niño hacia sus padres”. Me gustaría que citaran el estudio o los estudios científicos que aseguran que dormir en la habitación de los padres o en la cama con ellos perjudica el desarrollo intelectual del niño, y que ocasiona dependencia. Sin embargo, sí hay estudios acerca del beneficio de que los niños duerman con los padres en esa temprana edad: disminuye el riesgo de sufrir muerte súbita en bebés (en Japón, donde se duerme con los hijos, no existe la muerte súbita, ni siquiera hay una palabra para nombrar esto), facilita la lactancia en bebés que toman pecho, el vinculo que se crea entre padres e hijos mediante el colecho (dormir en la misma cama) es muy intenso, contribuyendo a un mayor entendimiento y un fuerte sentimiento de seguridad en los hijos.

El antropólogo James Mackenna de la Universidad de Indiana, EEUU, publicó dos estudios sobre este tema, madre y bebé cuando duermen juntos están sincronizados, los movimientos y la respiración de cada uno afectan al otro.

CARLOS GONZÁLEZ, famoso pediatra español y escritor dice en una entrevista: “El prejuicio es pensar que los niños que duermen con sus progenitores son más dependientes. Pero, según algunos estudios, los que pernoctan en la cama de sus padres tienen menos problemas de salud mental.”

Otros estudios citados en la web de www.crianzanatural.com:

- En un estudio realizado sobre niños de clase media ingleses, se vio que aquéllos que nunca durmieron con sus padres eran más difícil de controlar y menos felices, y tenían mayor número de rabietas. Curiosamente, estos mismos niños tenían mucho más miedo a la hora de ir a dormir que aquéllos que habían dormido siempre con sus padres.
 

- Un estudio entre padres de 86 niños en clínicas pediátricas y psiquiátricas (entre 2 y 13 años) en bases militares americanas, reveló que los niños que dormían con sus padres destacaban por su mejor comportamiento ante sus maestros en relación a sus compañeros, y que apenas acudían a consultas psiquiátricas. Los autores citan que “contrariamente a lo que esperábamos, los niños que no habían tenido atención profesional por problemas emotivos o de conducta practicaban más colecho que los niños que sabíamos que habían recibido atención psiquiátrica.” Los mismos resultados se obtuvieron en una muestra de niños que ocasionalmente dormían con sus madres (cuando los padres estaban ausentes), un hecho que se opone directamente a la manera de pensar tradicional.
 

- En Inglaterra, también se descubrió que los niños que duermen solos son más difíciles de llevar (según sus padres) y que soportan peor las situaciones de estrés. Estos niños también se consideran mucho más dependientes de sus padres comparados con los que duermen con ellos.
 

- En una encuesta en una universidad, se observó que aquellos individuos masculinos que compartieron cama con sus padres desde el nacimiento hasta los cinco años poseían significativamente mayor autoestima, experimentaban menor culpa y ansiedad, y tenían mayor frecuencia de relaciones sexuales. Los chicos que practicaron colecho entre los seis y once años, también mostraron una mayor autoestima. Para las mujeres, el colecho durante la infancia estaba más relacionado con un mayor confort y naturalidad en sus relaciones físicas y afectuosas como adultos. El estudio demuestra la falsedad de la creencia de que los problemas psicosociales están derivados del colecho; más bien resulta lo contrario.
 

- En un estudio realizado en Euskadi, se descubrió que las mujeres que practicaron colecho de pequeñas tenían una mayor autoestima en comparación con aquéllas que no lo hicieron. De hecho, el colecho parece que promueve la seguridad, autoestima e intimidad, reflejando posiblemente una actitud de aceptación por parte de los padres.
 

- Y en el mayor y más sistemático estudio realizado hasta ahora por J. Mosenkis de la Universidad de Chicago se encontró que los adultos más optimistas y positivos son aquellos que practicaron colecho de pequeños. Este estudio analizó alrededor de 1.400 individuos de cinco grupos étnicos diferentes, desde Chicago hasta Nueva York. Una de las características comunes en todos ellos, es que los que habían dormido acompañados demostraban una mayor satisfacción por la vida. Pero el descubrimiento de mayor relevancia que hizo Mosenkis fue más allá de intentar determinar las causas entre las maneras de dormir y las características o experiencias en la edad adulta. Su mayor hallazgo fue la interpretación de que el colecho tiene que ser entendido dentro del contexto específico de cada cultura y de la naturaleza de las relaciones que tiene el niño con su entorno familiar. Por lo tanto, es probablemente cierto que ni el colecho ni el dormir a solas tengan una relación tan directa con el comportamiento de adulto de un bebé como el propio entorno. De hecho, la disposición a la hora de dormir puede mejorar o agravar el tipo de relaciones que sostiene un niño durante el día. Así que, en lugar de indicar que cierto tipo de "forma de dormir" produce una personalidad específica, sería más acertado pensar que cada método forma parte de una manera de educar y que es esta manera de interactuar con el niño la que condiciona su personalidad de adulto, incluso más que sus propias características personales.