Juegos con agua para niños

Juegos con agua para niños
comparte

Con este calor sofocante no hay niño que se resista a jugar con agua. Te damos algunas ideas para que, junto a sus amigos, se calen hasta los huesos.

1

Para este juego necesitarás 2 esponjas grandes, como las que se usan para lavar los coches, y 4 cubos o recipientes llenos de agua.


Los niños, divididos en dos equipos, tendrán que ponerse en fila tumbados boca arriba, con las rodillas dobladas y las plantas de los pies en el suelo, de manera que los dedos de los pies de uno toquen la cabeza del de delante.


Ahora coloca en los extremos, esto es, a los pies del primero de la fila y a la cabeza del último, los recipientes llenos de agua.

Comienza el juego: Las esponjas estarán en los cubos. El primero deberá cogerla con sus pies y pasarla a los pies de su compañero inmediato, que elevará las piernas para coger la esponja. Como veis solo pueden usarse los pies. Si se cayera la esponja está permitido sentarse para recuperarla, pero únicamente pueden emplearse los pies para cogerla. Cuando llegue al último, éste debe meterla de nuevo en el cubo que está a su cabeza y pasarla para que su compañero la recoja de nuevo con los pies. Gana el equipo que deje primero la esponja en el cubo de inicio.

No te puedes perder ...


Otra variante: Este juego puede ser igual de divertido y refrescante, pero más sencillo, si en vez de hacerlo tumbados los niños se ponen en fila india de pie. Solo tendrán que pasarse con las manos por encima de sus cabezas la esponja empapada.
 

2


Divide de nuevo a los niños en dos equipos de igual número de jugadores. Consigue 2 botellas de agua de plástico y 4 cubos o recipientes.


Coloca a los niños en dos filas. Cada una tendrá un cubo lleno de agua y una botella en cuyos lados habrás hecho previamente 3 agujeritos de medio centímetros de diámetro aproximadamente. A varios metros de cada cubo pon el otro vacío y haz lo mismo con el otro grupo. El primer niño de la fila de cada equipo cogerá la botella del cubo y la llenará de agua. Luego tendrá que llevarla hasta el otro recipiente vacío sujetándola sobre su cabeza y verter el contenido que quede en dicho cubo. Después volverá corriendo y le entregará la botella a su compañero, que tendrá que hacer lo mismo. Cuando todos hayan terminado se medirá el agua de cada cubo y ganará quien más líquido haya conseguido trasvasar.


Otra variante: en lugar de botellas utiliza esponjas grandes.
 

3


Necesitas globos grandes o bolsas de plástico de basura (cuanto peores y más finas sean mejor), agua, una cuerda, un pañuelo y un palo de escoba.


El juego es una versión pasada por agua de la clásica piñata.


Llena un globo o una bolsa de agua y anúdalos para cerrarlos. Ata una cuerda al extremo y cuélgala de una rama, una cuerda o similar a una cierta altura. Ya tienes hecha la piñata. Divide a los niños en dos equipos. Por turnos uno de los niños sale a probar suerte. Con los ojos tapados con el pañuelo tendrá que tratar de darle al globo con el palo siguiendo las instrucciones de sus compañeros de equipo (más a la derecha, gira a la izquierda, dos pasos hacia delante…). Gana el equipo que consiga romper la piñata y derramar el agua. Puedes repetirlo tantas veces como globos o bolsas tengas.


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo saber la estatura que tendrá mi hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 22-07-2011

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>