Nombres de origen Escocés

Escocia es una de las naciones que forman parte actualmente de Reino Unido. El escocés, a su vez, es una lengua germánica que, junto con el inglés, el alemán y el neerlandés, forma parte de la rama occidental.

Escocia (en inglés y escocés: Scotland; en gaélico escocés: Alba) es la más septentrional de las cuatro naciones que forman el Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña. Limita al norte y oeste con el océano Atlántico; al este con el mar del Norte, al sur con Inglaterra y al suroeste con el canal del Norte y el mar de Irlanda. La capital es Edimburgo, mientras que Glasgow es la ciudad más grande.


El nombre de Escocia viene de “Scotus”, término latino que significa “irlandés”, haciendo referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda (país al que los romanos inicialmente llamaron “Scotia” porque los irlandeses que colonizaron la actual Escocia eran conocidos por ellos como “Scoti”.


Breve historia de Escocia


No se sabe con seguridad si Escocia estuvo habitada durante el Paleolítico, ya que las sucesivas glaciaciones la cubrieron por completo, destruyendo las posibles evidencias de asentamientos humanos.


Se cree que los primeros grupos de cazadores-recolectores llegaron hace unos 11.000 años y los primeros asentamientos son de hace 9.500 años.


La historia escrita de Escocia comienza con la romanización de Gran Bretaña. Los romanos la llamaron inicialmente Caledonia ("Tierra de Caledonios"), por los inmesos bosques de estos árboles que cubrían todo el territorio. El principal pueblo asentado en aquella época eran los pictos, así llamados, aparentemente, por su costumbre de pintarse el cuerpo que vivían al este, en el reino de Alba; mientras que al oeste estaban los escotos, pueblo de origen irlandés.


La romanización de Escocia fue un proceso largo y lento. En el año 83 a. C., el general Cneo Julio Agrícola derrotó a los caledonios en la batalla del Monte Graupio y construyó una cadena de fortificaciones, conocida como Gask Ridge, cerca de la Falla de las Highlands. Poco después, no obstante, se retiraron al tercio más meridional de Escocia y construyeron el Muro de Adriano para controlar a las tribus de la zona, que se mantuvo hasta que se construyó el muro de Antonino un poco más al norte. Más tarde se creó en el territorio la provincia romana de Valentia.


Durante la Edad Media el reino de los pictos experimentó un gran desarrollo, destacando el reinado de Oengus I (732-761). Sin embargo, en el siglo X fueron dominados por una cultura de origen gaélico, estableciendo el mito de la ascendencia irlandesa de la dinastía real de Cináed mac Ailpín (Kenneth MacAlpin o Kenneth I). Hacia finales del siglo XII, los reyes de Alba habían añadido a su territorio el área angloparlante del sureste de Escocia y dominaban también las zonas de Galloway y Caithness; al final del siglo XIII, ocupaba la extensión aproximada de la Escocia actual.


Durante el reinado de David I de Escocia se inicia lo que se conoce como la Revolución davidiana. En esta época se introduce el feudalismo en Escocia, se reorganizan las formas de gobierno y se fundan las primeras ciudades y pueblos. Además, los territorios meridionales y costeros se convirtieron en angloparlantes; el resto del reino, en cambio, siguió conservando la lengua gaélica.


La muerte de Alejandro III en 1286, seguida por la de su nieta Margarita I, rompió la línea sucesoria de la dinastía reinante. Esto llevó a la intervención de Eduardo I de Inglaterra, quien puso en el trono a su protegido Juan de Balliol. Cuando su relación se deterioró, se produjo un intento de conquista por parte de Inglaterra, que fue rechazado por William Wallace en la Guerras de independencia de Escocia. Robert the Bruce, conde de Carrick, se proclamó Rey de Escocia con el nombre de Roberto I de Escocia. La guerra con Inglaterra duró varias décadas entre los partidarios de la dinastía de Robert the Bruce y los partidarios de los Balliol.


Pese a que la dinastía Bruce fue la vencedora, la ausencia de descendientes de su hijo David II permitió a su sobrino, Roberto II, ascender al trono y situar en él a la dinastía Estuardo. Los Estuardo gobernaron Escocia durante el resto de la Edad Media, un periodo de prosperidad aunque las luchas con Inglaterra continuaron, así como la división interna entre las Tierras Altas o Highlands y las Tierras Bajas o Lowlands.


La Edad Moderna comenzó con el Rough Wooing o "cortejo violento" (1544-1551), una serie de ofensivas militares intermitentes mediante las cuales Inglaterra pretendía forzar un casamiento entre María I Estuardo y Eduardo VI de Inglaterra, aunque al final no prosperó.


En 1603, Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra heredó el trono de Inglaterra y se convirtió en Jaime I de Inglaterra. Sin embargo, Escocia continuó siendo un estado independiente. Tras la Revolución Gloriosa y el derrocamiento del católico Jaime VII de Escocia por Guillermo III de Inglaterra y su esposa María II (1688), Escocia amenazó con elegir a un rey protestante distinto al de Inglaterra. En 1707, sin embargo, se firmó el Acta de Unión, que certificaba la creación del Reino de Gran Bretaña.


Pese a esta unificación de los dos reinos, los defensores de la Casa de Estuardo, conocidos como jacobitas, seguían teniendo influencia en las Tierras Altas y provocando levantamientos que sirvieron como excusa para el desplazamiento masivo de los habitantes de las Tierras Altas o Highlands, en lo que se conoce como Highland Clearances.


La Ilustración o Escuela escocesa fue un movimiento cultural del siglo XVIII caracterizado por la destacada producción intelectual, científica, y cultural, con figuras como el filósofo Francis Hutcheson, el filósofo David Hume, el economista Adam Smith, el filósofo Thomas Reid, el antropólogo Lord Kames, Adam Ferguson, John Playfair, el químico Joseph Black, el geólogo James Hutton, el ingeniero James Watt y el lingüista Lord Monboddo.


Tras la Ilustración y la Revolución industrial, Escocia se transformó en uno de los centros comerciales, intelectuales y culturales de Europa. Glasgow y Edimburgo se desarrollaron rápidamente.


En la Primera Guerra Mundial murieron un gran número de escoceses, lo que empeoró su situación económica. Y, tras la Segunda Guerra Mundial, su industria se quedó obsoleta. No fue hasta finales del siglo XX cuando el país comenzó a recuperarse económicamente gracias a nuevos servicios financieros y al sector electrónico.

En cuanto al movimiento independentista, es bastante fuerte, pero se han llevado a cabo varios referéndum y, por el momento, sigue formando parte de Reino Unido.


Idioma escocés


El escocés es una lengua germánica hablada en las Tierras Bajas de Escocia, además de en algunas partes de Irlanda del Norte y en algunas áreas de la frontera norte de la República de Irlanda.


Es una lengua germánica que, junto con el inglés, el alemán y el neerlandés, forma parte de la rama occidental.


Nombres de origen escocés


En nuestra sección de nombres existen muchos nombres escoceses. Te enseñamos unos cuantos para ver si te gustan para tu pequeño.

ABRIR FILTROS

Leslie

"Jardin sagrado". Variantes: Leslea, Leslee, Lesleigh, Lesley, Lesli, Lesly, Lezlee, Lezley y Lezlie, Lessie. (nombres escoceses)

Megan

Megan significa "fuerte, capaz". También existe la variante Meghan. Diminutivo: Meg. (nombres escoceses de mujer)

Evan

"Diestro". (nombres escoceses para niños)

Anderson

"Hijo de Andrés". (nombre escoces)

Bruce

En su origen fue un apellido noble y el nombre de un lugar. Los Bruce fueron una familia muy influyente en la corte escocesa en la Edad Media.Hay un cuento sobre su miembro más ilustre, Robert "el Bruce",... (nombres escoceses de hombre)

Archie

Diminutivo de Archibald, "verdadero y audaz". Variante gráfico Archy. (nombres de origen escoces)

Edwin

Es un antiguo nombre escocés con al menos varios posibles significados: hombre feliz, amigo valioso y conquistador. Variantes: Edwyn. (nombres escoceses antiguos)

Kendrick

Significa "gobernante real". Variante: Kendric. (nombres escocés)

Andrew

Variante de Andrés, "varonil". (nombres escoceses masculinos)

Effie

Diminutivo de Eufemia: un nombre escocés popular tomada del griego, que significa "discurso favorable o buena reputación". Variante: Effi, Effy. (nombres escoceses para bebes)

Beth

Diminutivo de Bethia. Este nombre hebreo se hizo popular en Escocia en el siglo 17 debido a su asociación con el significado de la palabra gaélica "beath" "vida".

Bonnie

De la palara francesa "bon" que significa bueno. En el uso de Escocia 'Bonnie' significa guaopa o con encanto. Variantes gráficas Bonni, Bonny.

Yvaine

Nombre escocés que significa: estrella de la mañana.

Nimue

Procedente de la Leyenda del Rey Arturo. Era una bruja quién hechizó y enamoró al Mago Merlín.

Aila

Del lugar pedregoso. Tambien puede ser un nombre de origen hebrero, en cuyo caso significaria roble o campo de robles. Variante: Ayla.

Alec

Diminutivo de Alejandro, "defensor de la humanidad". Variante gráfica Aleck.

Cameron

Nombre de un clan escocés, que significa "nariz doblada". Nombre válido para chico y chica. Variante: Camryn.

Irvin

Variante de Ervin, "bello". Variantes gráficas Irving, Irvine, Irvyng. Femenino: Irvette.

Mai

Forma escocesa de Margarita, "perla".

Annabella

"Belleza graciosa". Es una variante del nombre hebrreo Anna (gracia) y de Bella (hermosa).

Lean

"El que sirve a John". Variantes gráficas: Leane. Variante femenina: Leana.

Maela

Príncipe. Variante: Maëlys.

Meribeth

Nombre escocés que significa: la más bella.

Andy

Diminutivo de Andrés, "varonil".

Nessie

Diminutivo de Agnes: "pura, casta". Es también el apodo dado al monstruo del Lago Ness. Variantes rusas: Nesy, Nesha.

Duncan

Duncan es un nombre de niño de origen escócés que significa "guerrero oscuro".

Alastair

Variante de Alejandro, "defensor de la humanidad, guerrero". Variantes: Allister, Alister, Allyster, Alyster.

Alistair

Variante de Alejandro, "defensor de la humanidad". Variantes gráficas Alistaire, Alister.

×


×
×
×
*/?>