› 
 › 
 › 
Reciclar en familia

Reciclar en familia

Reciclar en familia
comentarios1 comentarios
comparte
Todos somos conscientes de la necesidad y la importancia de cambiar nuestros hábitos con respecto al reciclaje de las basuras y residuos que generamos, del cuidado del medio ambiente y del ahorro de la energía que consumimos. Hoy más que nunca nos vamos concienciando de la importancia de cuidar nuestro entorno y de reutilizar los productos antes de tirarlos. Empezar a enseñar cuanto antes a los niños desde casa y construir estos hábitos "ecológicos" es necesario para todos y sobre todo para su futuro.

Para ayudar a los niños en la tarea del reciclaje, nada mejor que observar, desde pequeños, cómo sus padres apagan las luces si no las necesitan, no malgastan el agua, tiran por separado las botellas de cristal, los envases o los periódicos y las revistas, una vez que han comprobado que a estos residuos no se les puede dar una segunda utilidad.


Algunas familias han creado el hábito de guardar algunos envases, cajas, papeles de colores, revistas, o incluso juguetes o sus piezas, si piensan que pueden ser utilizados en otro momento haciendo alguna manualidad o actividad con los niños. No será difícil ver cómo los niños imitan a sus padres y rebuscan para rescatar alguna cosa antes de tirarla y cómo les dicen luego orgullosos "Mamá, papá ¡Para la caja del reciclaje!".


Ponernos manos a la obra e implicar a los niños desde pequeños hace que se sientan responsables e involucrados. Así veremos cómo nos sorprenden con éste y otros gestos porque realmente se van a sentir preocupados por esta tarea.



¿Cómo explicárselo a los niños?


Cuando son muy pequeños les es imposible comprender conceptos como el calentamiento de la tierra y sus efectos y las razones por las que debemos reciclar. En su lugar, podemos ayudarles a desarrollar una buena relación con el entorno y la naturaleza y aprender los hábitos de ahorrar, separar y reciclar.



Cómo enseñarles el hábito de reciclar


Toda la familia puede hacer cosas para ayudar a proteger el planeta con pequeños gestos. Ayudar a los niños a construir este hábito desde pequeño es esencial. Recuerda enseñarle cosas como:


•    Ahorrar electricidad.

•    Reducir el consumo de agua.

•    Reciclar y separar los productos que consumimos.

•    Limpiar y reutilizar el papel de aluminio.

•    Reutilizar las bandejas de la fruta envasada.

•    Utilizar pilas recargables.

•    Utilizar un reductor de caudal de agua en los grifos.

•    Ensuciar bien la ropa antes de echarla a lavar.

•    Llevar bolsas de tela para hacer la compra.

•    Hacer un Plan de Acción de Reciclaje Familiar.

Existen muchas formas de aportar nuestro grano de arena para contribuir a conservar la Naturaleza y así vivir en un planeta mejor. Desde casa podemos ponernos manos a la obra y diseñar nuestro "Plan de Acción Ecológico Familiar" o “Plan de Reciclaje Familiar” que fije las normas y las rutinas para enseñar a los niños.


Cada familia debe elegir en qué puede contribuir, decidir las medidas a tomar en casa y cumplir con su propio plan. A medida que vamos viendo cómo los niños van adquiriendo el hábito se puede hacer otra reunión familiar del reciclaje para ir adoptando nuevos retos.

Para incentivar estos comportamientos lo mejor es diseñar con material reciclado unos distintivos-premio que se pueden conseguir en función de los logros de los niños y de los mayores. Para mantener el interés de los niños cuando son pequeños, lo mejor es dar los premios cada mes y empezar de nuevo al mes siguiente a sumar puntos. Al final del año podéis dar otro premio reciclado al ganador anual.


Plan de Acción Ecológico Familiar


A continuación os proponemos 10 acciones para hacer con los niños y para que os sirvan como punto de partida en esta tarea. Cada acción "verde" da solución al problema que se genera si no hacemos nada por evitarlo.


•    Reducir la basura que generamos:
Tan importante como reciclar es reducir la cantidad de basura generada. Y aunque pensemos que es difícil, no es imposible. Por ejemplo, podemos limpiar y reutilizar las bolsas de plástico, el papel de aluminio, o los botes de cristal. El papel podemos colocarlo en un montoncito y aprovecharlo hasta que no se pueda escribir más en él. En todos los casos, si tenemos reservado un contenedor para cada residuo, una vez que ya no lo vayamos a usar más, podremos reciclarlo.


Cada día se generan toneladas de basura. En España cada persona genera al día 1,2 kg y se está alertando de la necesidad de reducir esta cifra.


•    Hacer un póster con todos los recursos que hay en la ciudad para reciclar: Necesitamos identificar los contenedores y qué recogen (dispositivos electrónicos, pilas, productos tóxicos, ropa, recogida de muebles y juguetes). En un póster se pueden dibujar las calles o zonas en las que están, representar cuáles hay (dibujados, con fotos o recortes de revista) indicando para qué sirve cada uno.


Hay muchos niños y adultos que no saben cómo y dónde reciclar, los niños pueden ayudarlas, llevando al colegio o al Ayuntamiento su póster.


•    Crear una habitación "verde": Si pintamos de un color claro las paredes, la luz se reflejará mejor. Las bombillas de bajo consumo o colocar lámparas en las esquinas que proyectan mejor la luz ayudan a ahorrar electricidad. Para ahorrar algún grado de calefacción basta con abrigarnos mejor y echar una manta más por la noche, sin tener que tener la calefacción tan fuerte también durante la noche. En nuestra mesa de estudio también podemos crear una bandeja reciclada para depositar el papel que no esté utilizado del todo, antes de llevarlo a reciclar.


Nuestra habitación dice mucho de nosotros y debe reflejar nuestra actitud. Imagina si todas las personas en sus habitaciones hicieran lo mismo que tú.


•    Llevar a la compra bolsas de tela:
Para hacer bolsas de papel es necesario cortar árboles y para las de plástico se emplea petróleo. No siempre las bolsas se reciclan y causan daño al medio ambiente. Hay países que ya están tomando medidas para cambiar estos hábitos, así que, ¿por qué no nos adelantamos y llevamos nuestras bolsas de tela?


Las bolsas de tela son bonitas, más resistentes y no dañan al medioambiente, las puedes llevar en el coche para cuando vayas a hacer la compra o tenerlas en casa y llevarlas al hacer los recados.


•    Ahorrar agua: Cuando te estés lavando las manos, cierra el grifo, no se debe dejar el agua correr, si no la estás usando. Cuando te laves los dientes utiliza un vaso con el agua que vayas a emplear. Y sobre todo recuerda poner un par de botellas de 1 litro de agua en la cisterna para ahorrar agua.


Es muy importante tener las manos limpias y cepillarse los dientes después de cada comida, pero no a costa de gastar mucha agua. Sé consciente de toda el agua que malgastas dejándola correr mientras te cepillas y compárala con la que has recogido en el vaso. ¿A que hay mucha agua que no has usado?


•    Ducharse en lugar de bañarse: Cuando nos duchamos ahorramos la mitad de agua que si nos bañamos. Bañarse es un lujo, así que lo mejor es reservarlo como mucho a una vez al mes. Y si lo ahorras, ¡llevas más puntuación!


Los baños son relajantes y se está muy calentito en el agua, pero puedes conseguir una sensación similar más considerada con la naturaleza como es la de arroparte con una mantita.


•    Ahorrar electricidad: Para ahorrar electricidad podemos apagar las luces cuando salimos de una habitación a la que no vamos a volver, apagar la tele cuando no la vemos y también los interruptores de los ladrones antes de acostarnos.


La mayor parte de la electricidad se genera en centrales que lanzan residuos de carbón al aire y emplean para generarla carbón y petróleo que son irremplazables. Con tan poquito esfuerzo y aunque no lo creamos estaremos reduciendo hasta un 10% el consumo de nuestra factura de la luz gracias a éstos pequeños pilotos.


•    Buscar las fugas por donde se cuela el aire en la casa:
Si la casa no está bien aislada podemos comprobar que entra aire por las ventanas o por las puertas. Es importante identificar estos puntos para aislarlos y ahorrar energía.


En los hogares se consume mucha electricidad o gas para mantenerlas calientes, pero de nada sirve si tenemos fugas por las que se nos escapa el calor. La Tierra te dará las gracias por haberlas encontrado y tapado.


•    Jugar con materiales reciclados y crear juguetes a partir de objetos que vamos a tirar: Jugar con una casa de cartón reciclado o construir una es muy divertido, no sólo porque pueden imaginar cualquier situación, sino porque pueden jugar a poner sus normas ecológicas, colocar sus contenedores de colores en las paredes y decorarla con los objetos del ¡cajón del reciclaje que tenemos en casa! De nuevo los niños aprenderán que los objetos pueden tener una segunda vida.

La imaginación de los niños puede dar vida a cosas que pensamos que son inservibles. Dejemos esas piezas en sus manos, y ¡veamos lo que son capaces de hacer!


La forma más fácil y eficaz de ayudar a los niños a conservar el medio ambiente es comenzar desde casa. Apagar las luces, ahorrar agua, utilizar bombillas de bajo consumo, reciclar y reutilizar las cosas. Las posibilidades de ahorrar son muy grandes y cuantas más acciones tomemos entre todos mucho mejor será.


Con estos sencillos ejemplos enseñamos a los niños hábitos necesarios para convivir en nuestro mundo actual. El resultado de mañana será gracias a lo que hagamos hoy y con paciencia y esfuerzo los niños también lo aprenden. ¿Y tú? ¿Qué otras cosas ya haces para conservar la naturaleza?



Redacción: Educakids. www.educakids.com


 
 

Tras leer este texto, otras personas han leído:

  • ¿Problemas con el colegio de tu hijo?

    ¿Problemas con el colegio de tu hijo?

    A veces la relación con la escuela puede ser natural porque el equipo de profesionales es cercano y permite una relación más estrecha con los padres, pero en otras ocasiones esto no siempre es así. ... (campaña publicitaria sobre reciclaje en el hogar)

  • Educar en tiempos de crisis

    Educar en tiempos de crisis

    Los problemas o las dificultades que podemos encontrar socialmente no siempre tienen que verse como algo negativo. Pueden suponer un giro a un estilo de vida y un estilo social y, por tanto, una oportunidad... (la enseñanza de el reciclaje para niños)

  • Internet te ayuda a ahorrar en la vuelta al cole

    Internet te ayuda a ahorrar en la vuelta al cole

    La vuelta al colegio supone, para la mayoría de familias, un gran desembolso económico, por lo que para la mayoría septiembre es mucho peor que la “cuesta de enero”. La previsión y las compras on line... (metodos para un buen hábito de reciclaje)

1 Comentarios

Anónimo
Inicia sesión o regístrate para comentar este artículo

Discusión

Anónimo
Enviado por: el día 03-07-2013
Muy interesante!! Hay un dibujito, muy divertido y educativo! El Payaso Plim Plim! Enseña todos los valores de la vida. Buenos modales, hábitos, solidaridad, honestidad, responsabilidad, y sobre todo respeto al medio ambiente! Con música y muchos colores! A mi nena le encanta! Esta en Youtube y lo pasan por la tele también!