Video- Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad videos en TodoPapás

¿Cómo saber si su hijo tiene Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad?

Lo primero que debe ocurrir es una evaluación diagnóstica cuidadosa. Se han establecido criterios formales para el diagnóstico del TDAH. Además de la presencia de síntomas de inatención o hiperactividad o una combinación de ambos, para el diagnóstico se toma en consideración si estos síntomas han durado por más de 6 meses y no corresponden a la edad; si están presentes en dos o más situaciones, por ejemplo en escuelas, en el hogar, en la comunidad; si acusan distrés o afectan significativamente el funcionamiento del individuo; y si no pueden ser explicados mejor por alguna otra condición, por ejemplo, depresión, anemia u otros.

Además de establecer el diagnóstico, y el tipo de TDA que se presenta en la persona, la evaluación debe identificar las dificultades asociadas a este trastorno, así como las fortalezas y habilidades de la persona.

La evaluación y el diagnóstico pedirán requerir la evaluación de diferentes profesionales. Se debe considerar una evaluación médica para descartar otras condiciones que pueden explicar los síntomas que aparentan ser TDAH, tales como epilepsia, infección en el oído medio, problemas visuales, anemia u otros.

El siguiente paso será una evaluación realzada por un psicólogo, para identificar trastornos emocionales que coexisten con el trastorno o para determinar si la inatención, hiperactividad o impulsividad son síntomas de otros trastornos, por ejemplo, la depresión, ansiedad, trastorno bipolar, y no necesariamente, del Déficit de Atención.

Si la persona presenta dificultades en el aprendizaje o el trabajo escolar, también es recomendable una evaluación psicoeducativa, que podría requerir evaluaciones en el lenguaje o las destrezas motoras finas.

De este conjunto de evaluaciones surgirán recomendaciones para ayudar a que el niño o adolescente conozca sus áreas a mejorar y resalte sus fortalezas.

Es importante destacar que de existir el diagnóstico, el niño o adolescente no necesariamente requerirá medicación. El tratamiento más importante será el de reestructurar sus relaciones sociales y consigo mismo, así como aprender técnicas conscientes de autocontrol.

El trabajo en equipo permitirá que la persona alcance su máximo potencial.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×