Video- Estimulación ovárica videos en TodoPapás

A partir del día 21 de ciclo, se comienza a bloquear la producción de la hormona LSH secretada en la hipófisis. Para ello, se administra por vía nasal o subcutánea una hormona llamada análogo de la GnRH, que evita la formación prematura de los folículos durante la estimulación.

En los primeros días de la menstruación se realiza una ecografía donde se controla el grosor del endometrio de la cavidad uterina y los ovarios descartando la presencia de quistes. Si todo está correcto, además del análogo de la GnRH, se comenzará con la aplicación subcutánea diaria de la hormona FSH. Esta hormona facilita el crecimiento de los folículos del ovario. La dosis establecida para cada paciente se irá ajustando en los controles sucesivos. El objetivo es que crezcan de 4 a 7 folículos por ovario.

Al cabo de aproximadamente 4 o 6 días de estimulación, se realiza un nuevo control ecográfico controlando el número y tamaño de los folículos y la calidad del endometrio. Cada dos o tres días se realiza un nuevo control ecográfico. Cuando al menos tres folículos han alcanzado un tamaño mínimo de 18 mm, se desencadena la ovulación con la hormona hCG. Los óvulos que están dentro de los folículos comenzarán a madurar. La extracción de óvulos se realiza 36 horas después.

Tras la punción, se comienza a dar un suplemento diario de progesterona vaginal. Dos o tres días después de la punción, se realiza la transferencia de embriones. Dos semanas más tarde, se realiza en test de embarazo.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×